Año nuevo en Río de Janeiro: no cometas mis errores

Año nuevo en Río de Janeiro: no cometas mis errores

El año pasado pasé el año nuevo en Río de Janeiro. Pocos días antes de la fecha, una aerolínea publicó pasajes ridiculamente baratos para viajar a Brasil, no lo pensé dos veces y viajé a esta ciudad, mundialmente conocida por su espectáculo para esta fecha, que congrega a 2 millones de personas en la playa de Copacabana.

 

El tiempo antes del viaje fue escaso para poder planificarlo bien y lamentablemente me tocó vivir un par de situaciones poco agradables, que me dejaron con una sensación no del todo buena. Antes de partir quiero recalcar que se trata de mi experiencia personal y que muy probabemente Uds no pasen por lo mismo, no quiero tampoco estigmatizar la ciudad como peligrosa, ni asustarlos, pero si creo que pueden tomar ciertas precauciones, respecto a mi experiencia, que harán que disfruten de esta fiesta, sin cometer los errores que yo cometí.

 

Espectáculo de fuegos artificiales en Copacabana

 

Les enumero algunos factores a considerar para que su año nuevo en Río de Janeiro sea inolvidable, en el buen sentido de la palabra:

 

1) Alojamiento: como saben son muchísimos los viajeros que llegan en esta fecha sólo a disfrutar de esta fiesta y por lo tanto los alojamientos suben dramáticamente de precio. Sin ir más lejos, me quedé en un hostal en Ipanema, habitación compartida de 8 camas, el valor de la cama la noche del 31 de diciembre era 3 veces el valor de las noches posteriores. Si reservan con tiempo pueden ahorrar bastante, otra opción es quedarse en alguna zona más alejada de las playas como el barrio de Lapa o Arpoador, cuyos precios son más bajos o buscar por Airbnb donde puede ser que encuentren algo más accesible.

 

2) Conectividad y movilización: Este es un punto crucial. La fiesta de año nuevo en Río de Janeiro, se concentra en la popular y conocidísima playa de Copacabana, donde la gente se junta desde temprano en la playa en grupos grandes todos vestidos de blanco a esperar el espectáculo de fuegos artificiales. Por este mismo motivo,  un buen perímetro de cuadras alrededor de la playa es cerrado desde las 18 horas y no se permite el ingreso a vehículos, por lo que el metro es crucial para conectar las distintas zonas de la ciudad.

 

¿Qué es lo que deben considerar? existe una ticket de metro especial para usar el día 31 de diciembre desde las 19 horas, con horarios establecidos (para la ida, ejemplo de 19 a 20 horas, la vuelta luego de las 00 horas es libre) y que se vende sólamente ese día. No duden en obtener uno de ellos, porque de seguro les hará todo más fácil, estos tickets además los venden sólo en ciertas estaciones. En mi caso fue imposible obtenerlo porque llegué el mismo 31 en la tarde y ya no había opción alguna de comprarlo. Pueden consultar en el lugar donde vayan a quedarse, cuál es el punto más cercano donde lo pueden comprar.

 

Si se hospedaran lejos de Copacabana el ticket es esencial, yo me demoré más de 2 horas y media en llegar a mi hostal, finalmente nos dejaron ingresar al metro sin el ticket, pero de pura suerte y luego de otro par de experiencias nada agradables.

 

3) Seguridad: Este es un tema sensible sin duda y que quiero tocar con el máximo respeto por quienes viven en la ciudad. Estoy segura que se han hecho grandes esfuerzos por mantener a raya los eventos delictuales y que probablemente esto a mejorado mucho, pero no es un misterio para nadie que Río de Janeiro es una ciudad históricamente poco segura. Todos hemos leído alguna noticia de turistas que erroneamente entraron a alguna favela y no vivieron para contarlo.

 

¿cuál fue mi error y cómo evitarlo? creer que esto sólo pasaba en lugares alejados de las zonas de mayor interés turístico. Para la noche de año nuevo, tomé la precaución de no salir con cosas de valor, nada de usar joyas, un pequeño bolsito cruzado con copia de mi pasaporte, algo de dinero en efectivo, la llave y mi teléfono móvil. Sin embargo uno siempre quiere tener el recuerdo en fotos de lo que esta viendo y viviendo y obviamente quise registrar el show de fuegos artificiales.

 

En ese momento unas mujeres empezaron a gritarme que guardara el teléfono, que lo guardara de forma muy vehemente y por supuesto les hice caso. No pasaron 10 segundos y en el mismo sector se registró un episodio delictivo que se conoce como “arrastaoes” alrededor de unos 30 chicos (siesque no eran más) pasaron corriendo entre la gente quitando todo lo que pillaban a su paso, teléfonos, cámaras, bolsos, con bastante violencia.

 

Esto en medio del ruido de la pirotecnia causó un verdadero caos, pues la gente empezó a correr en sentido contrario para resguardarse, generándose una situación de bastante angustia. Una vez que esto pasó, la sensación de inseguridad fue permanente, puesto que los chicos se mezclaron entre la gente y como todos andaban vestidos tradicionalmente de blanco, eran difíciles de reconocer.

 

Al otro día en el hostal me topé con un chico italiano que se resistió a soltar sus cosas y literalmente le partieron la cara, terminó en el hospital y con puntos en la boca.

 

Recomendaciones para evitar ser atacados:

  • estén atentos y alerta
  • No caigan en la tentación de ponerse a tomar fotos a menos que estén con 4 ojos
  • Si consumen alcohol prefieran aquel que viene envasado
  • Si a pesar de todo intentan robarles no opongan resistencia
  • Consideren tener un mapa en papel, de este modo si se pierden no tendrán que sacar su móvil

 

Año nuevo en Río de Janeiro, minutos antes de que ocurriera lo que les describo

 

4) Tradiciones de año nuevo: Ya que vas a vivir esta fiesta en otro país, una buena forma de sentirse un poco más en casa y disfrutar las fiestas al máximo es adoptar, con respeto, las costumbres locales. Para tu año nuevo en Río de Janeiro lo primero es vestir de blanco, que dicen atrae la suerte y la prosperidad. Verán también que mucha gente se acerca a dejar ofrendas al mar, en su mayoría flores, estas ofrendas son para Yemanjá, la diosa de los mares en las creencias afro-brasileras. Por último está la tradición de, a las 12 de la noche, acercarse a la orilla del mar y saltar consecutivamente 7 olas, por cada una de las cuales se pide un deseo para el año que está comenzando.

 

5) Reserva tus entradas con anticipación: Obviamente si vas a la ciudad donde está una de las 7 maravillas del mundo moderno, no vas a querer perdértelo (a menos que no sea tu primera vez) y además hay otros puntos de la ciudad que son súper interesantes de visitar, varios trekkings (trilhas) con vistas imperdibles, el Pan de Azúcar etc.

 

Como la población flotante estos días sube muchísimo les recomiendo reservar sus entradas por internet con anticipación. Yo lo hice para el Cristo, pero no para el Pan de Azúcar y el resultado fue una fila de 3 horas, 2 a todo sol con 37 grados de calor y una bajo techo sin aire acondicionado, en un momento pensé que me iba a desmayar. No cometas este error y reserva en las páginas oficiales, para más información puedes revisar este artículo donde escribí cómo visitar los 3 imperdibles de Río de Janeiro en un día.

 

Me costó mucho escribir este post (casi un año), porque lamentablemente caemos en el lugar común de querer mostrar solamente la parte linda y amable de los viajes y cuesta mucho hablar mal de un lugar, donde sabes que se hacen grandes esfuerzos por controlar la delincuencia y asegurar la integridad de los viajeros.

 

Por otro lado siento un compromiso con quienes me leen de decir las cosas tal y como son, por eso quise ser honesta en contarles esta experiencia y repetir que tal vez yo tuve la mala suerte de vivirlo, sin embargo prefiero que tomen todas las precauciones del caso para que el comienzo de este nuevo año sea un sueño y no una pesadilla. ¿Han pasado un año nuevo en un país distinto a su país de origen? cuéntenme su experiencia 🙂

Cuba: todo lo que debes saber para preparar tu viaje

Cuba: todo lo que debes saber para preparar tu viaje

Cuba es un país de contrastes. Carismático sin duda, de atractivos únicos imposibles de encontrar en otro lugar. Por la particularidad de su situación política y la inaccesibilidad a ciertos servicios que solemos dar por sentados. En la siguiente guía, te cuento en Cuba todo lo que debes saber, para disfrutar la isla de punta a cabo, porque antes de irme hay cosas que no pude encontrar y aquí te las voy a compartir todas:

1) Documentos obligatorios: para entrar a la isla necesitas 3 cosas obligatorias: pasaporte, visa y seguro médico. El pasaporte debe tener una vigencia mínima de 6 meses antes de su vencimiento. La visa de turismo o tarjeta turística que tiene una vigencia de 30 días, pueden obtenerla a través de la aerolínea, de la agencia de viajes o del consulado de Cuba en su país y tiene un valor aproximado de 18 dólares. Para obtenerla además del pago, es necesario contar con los tickets aéreos, pasaporte y llenar un formulario que detalla sus intenciones en el país. El tercer documento exigido es el seguro médico y en este sentido deben verificar que cubra específicamente Cuba. En mi caso, por ejemplo, tengo un seguro de viajes que me cubre el año corrido, pero que en su letra chica dice que excluye Cuba, razón por la cuál tuve que tomar un seguro aparte por los días específicos de mi viaje. Si no llevan el seguro lo pueden comprar en el aeropuerto al llegar allá.

2) Moneda: en Cuba son dos las monedas. El peso cubano usado por los isleños y el peso cubano convertible, más conocido como CUC que es el que nos cambian a los viajeros. En el momento en que yo viajé 1 CUC era un poco menos que 1 euro. Las casas de cambio se llaman CADECA y ahí también podrán sacar plata de sus tarjetas de crédito de ser necesario. Lleven euros, ya que el dólar estadounidense es fuertemente castigado al cambio.

3) Internet: este es un tema que me costó entender antes de llegar y no encontré mucha info al respecto así que se las voy a explicar con peras y manzanas. Sabemos que el acceso a wifi en Cuba es limitado. Para acceder a wifi deberán comprar unas tarjetas que les permiten conectarse por un máximo de 1 hora y que tienen un valor que dependiendo del lugar varía desde 1,5 a 5 CUC (en La Habana me cobraban 5 y en los cayos 1,5). La tarjetas tienen un número de usuario y una contraseña y se pueden usar sólo en los sectores donde hay señal de wifi, como los lobbys de los hoteles y algunos restaurantes. Pueden usarla todas las veces que quieran hasta que se acabe esa hora. El hecho de que puedan conectarse no implica que la conexión vaya a ser rápida, si realmente necesitan hacerlo ármense de paciencia porque es habitual que internet se pegue o se caiga y demore un montón en cargar las páginas.

4) Seguridad: Mientras estuve en la isla me dediqué a conversar con varios cubanos y todos coincidían en lo mismo, Cuba es un país seguro donde la delincuencia, el maltrato a las mujeres y las violaciones no son tema. Esto principalmente porque tienen leyes que castigan fuertemente este tipo de crímenes y por lo tanto ocurren muy a lo lejos. Cuba es uno de los países donde la pena de muerte es legal y se ha hecho valer en estos casos.

Esto se traduce en que Cuba es un país muy seguro para mujeres viajando solas, los hombres suelen ser galanes pero no acosadores y entienden rápidamente un no como respuesta.  Respecto a otro tipo de delitos que afecten a los viajeros, aunque no presencié nada de esto, dicen que lo típico de que se te acerque una persona local a intentar hacerte entrar a alguna tienda donde termines pagando mucho más de lo que esperabas o al taxista que se da vueltas extras con tal de cobrarte de más (por eso pregunten al menos un precio aproximado antes de abordar un taxi o cocotaxi).

Cuba, un país seguro para mujeres viajando solas

5) Voltaje: el voltaje es comúnmente de 110v y el enchufe es el tipo A, que es el de 2 patas planas. Sin embargo en algunos hoteles pueden encontrar voltaje de 220v, señalizado en el tomacorrientes. Esto para que tengan precaución con sus artículos electrónicos y lleven el adaptador correspondiente.

6) Repelente: Los mosquitos me recontra comieron entera en Cuba. Soy carnada habitual de ellos y como suelo hacer, llevé repelente, sin embargo parece que se burlaban de él. Mi recomendación habitual es que compren el repelente en el país de destino, pero en este caso es mejor que lo lleven desde su país de origen. Esto porque con los bloqueos que sufre la isla el abastecimiento de productos (más de este tipo) es bastante precario. Si como yo sufren habitualmente con las picaduras o suelen hacer reacciones alérgicas a ellas, lleven algo que les alivie, para que puedan minimizar las molestias. Yo terminé durmiendo tapada de pies a cabeza con una sábana delgada, pero aún así se las arreglaron para picarme.

7) Clima: Cuba es caribe absolutamente, así que durante un día normal es común que haya sol y que a ratos aparezca una que otra nube que desate alguna lluvia tropical que no dura más de algunos minutos, una capa de lluvia o un paraguas pequeño son suficientes. El sol pega fuerte y el bloqueador es algo que no pueden olvidar.

Entre los meses de agosto y diciembre es temporada de huracanes, esto implica que puede formarse alguno que azote la isla (como acaba de suceder con Irma). Pueden tomar la precaución de no viajar en ese periodo de tiempo, aunque como la naturaleza es impredecible, también es posible que lo hagan y no pase nada.

Si estando allá les toca alguna alerta de huracán, sólo queda tener paciencia, seguir las indicaciones de las autoridades locales para ponerse a salvo y tomar todas las precauciones necesarias. Si luego de vivir un fenómeno así sus vuelos se retrasan, como suele suceder, aprovechen de ayudar a los lugareños, probablemente no era lo que tenían en mente, pero les garantizo que se devolverán con el corazón llenito. Dejemos huellas por donde pasamos, no seamos simples observadores. Aquí les comparto una guía completa de cómo ser útiles si les toca estar en el lugar de una catástrofe.

8) Movilización: para moverse entre los distintos puntos de la isla existen unos buses bastante cómodos de la línea Viazul, con la que incluso pueden hacer su reserva por internet. Los buses son cómodos, tienen aire acondicionado y les servirán por ejemplo para moverse entre La Habana y Varadero o los Cayos, según lo que quieran conocer. Puedes ver más al respecto en su página oficial aquí. Existen también vuelos de una aerolínea local llamada Aerogaviota, que trasladan mucha gente de un lugar a otro. Parece descabellado, pero no olvidemos que es la isla más grande del caribe y algunos trayectos pueden ser bastante largos.

Para moverse dentro de las ciudades pueden usar los buses locales que es una verdadera experiencia tomar y que sin duda serán la opción más económica (importante para ello tener pesos cubanos) o bien tomar taxi, que pueden ser oficiales o esos hermosos autos antiguos convertidos en taxi o la opción más pintoresca, tomar uno de los simpáticos cocotaxis. No olviden siempre conversar el precio antes con el conductor!

Moverse en Coco Taxi, toda una aventura

7) Comidas: una muy buena recomendación que recibí estando allá fue la siguiente: en la Habana consumir platos de carnes de res, pollo y cerdo y los pescados, langostas y mariscos probarlos en los cayos. Esto porque así se aseguran de comerlos frescos y tenían razón. No dejen de probar la “ropa vieja” plato insigne de la isla que consta de carne de res deshebrada en una salsa sabrosísima, acompañada de “moros y cristianos” que es el frijol negro con arroz blanco, un deleite absoluto para los amantes de la comida como yo. Un menú de 3 platos pueden conseguirlo por sólo 5 CUC

En Varadero o los Cayos la langosta grillada con mantequilla y ajo es una maravilla y la gran variedad de pescados que hay para probar valen mucho la pena.

Ropa Vieja con Moros y Cristianos – Langosta

Si gustan de tomar un buen cóctel, deberían seguir la premisa de Hemingway quien tomaba el Mojito en la “Bodeguita del Medio” y el Daikiri en el bar “Floridita”. Ambos bares en La Habana están permanentemente llenos. Sin embargo pueden encontrarlos en muchos lugares hasta más ricos y baratos. (cervezas desde 1.5 CUC y el resto de los cocteles desde 3 CUC)

8) Arte e impuestos: Soy una amante de todas las formas de arte y no quería perder la ocasión de traerme un cuadro de alguno de los talentosísimos artistas de la isla, cuyas obras pueden apreciar en el Mercado de San José, donde podrán además conversar con ellos y ver múltiples corrientes de pintura. Me enamoré de un cuadro de un pintor que era profesor de arte en la Universidad de la Habana y lo compré a un muy bien precio (no regateo cuando hay tanto trabajo de por medio, soy muy respetuosa con el esfuerzo cuando se ve lo que ha costado realizar una obra) sin embargo cometí el  error de no pedir boleta o recibo por la compra.

Este error me valió 6 CUC que debí pagar como impuesto en el aeropuerto. Al pasar por revisión me desenrollaron el cuadro, me pidieron el recibo y como no lo tenía me hicieron pasar a pagar el impuesto, luego de lo cual le pusieron al lienzo un timbre en la parte de atrás. Esto porque se considera que llevas parte del patrimonio cultural de la isla, así que ya saben, si compran cuadros no olviden su recibo.

Pinturas y artesanías, mercado de San José

9) Accesibilidad a productos: Como saben la accesibilidad a comprar ciertos productos en la isla es muy limitada. Viajé con una amiga adicta a la Coca Cola, que recién el séptimo día encontró una en un hotel, pagó un precio excesivo por ella y además encontró que no sabía igual. Háganse la idea que el acceso a los productos es limitado, si necesitan algún producto cosmético en particular o un medicamento, llévenlo desde su país de origen porque sin duda cuesta encontrar ciertas cosas.

10) Salud para viajeros: si por algún motivo se ven en la necesidad de ser atendidos por algún profesional médico lo que deben hacer es ponerse en contacto con su seguro de asistencia en viaje. Yo tuve que hacerlo y el primer problema fue darme cuenta que por ninguna parte salía el número telefónico, pues el único que salía era un número de cobro revertido internacional, pero desde Cuba no se puede usar este tipo de servicio. Asíque primer consejo en este aspecto es llevar un número del seguro que no sea de cobro revertido.

Al llamar les dirán a qué centro de salud deben dirigirse, esto pues los hospitales para turistas y cubanos suelen ser diferenciados. La salud en Cuba es gratuita para los residentes, pero una fuente de ingresos por parte de los turistas y por eso hay centros médicos especiales para los viajeros. El seguro los derivará a algún lugar y allí se les prestarán las atenciones necesarias. Debo decir que el paso por el centro de salud fue acorde a lo esperado y que se incluyeron los medicamentos necesarios para tratar lo que en este caso fue una intoxicación alimentaria. Si necesitan más información sobre cómo elegir el seguro de viajes ideal para ustedes,pueden leerlo en este artículo.

Espero que esta guía de Cuba: todo lo que debes saber, aclare sus inquietudes antes de viajar, yo sólo puedo decir que me enamoré de esta isla, sus colores, su ritmo, su gente y por sobre todo su modo de ver la vida. Viajar cambia de tantas formas la manera en que vemos las cosas y sin duda Cuba es uno de esos lugares que dejan huellas profundas, que cambian paradigmas. ¿conoces la isla? cuéntame tus impresiones

Ciudad de Panamá: mucho más que el canal

Ciudad de Panamá: mucho más que el canal

Cuando me hablaban de Ciudad de Panamá, siempre lo primero en venir a mi mente era el Canal de Panamá y claro, es una obra ingenieril de tremendo valor para las relaciones comerciales del mundo. Sin embargo mi imaginario al pensar en esta ciudad siempre se detenía ahí, no pensé que realmente tuviera mucho más que ofrecer y en múltiples oportunidades hice escala en este lugar sin siquiera pensar en salir. Bueno les cuento que me equivoqué y en este post les mostraré qué hacer en Ciudad de Panamá, más allá del canal:

 

1) Visita el bosque tropical paseando entre las copas de los árboles: Siempre busco experiencias nuevas y diferentes y habiendo ya planificado quedarme en la ciudad apareció como opción Gamboa Rainforest, que es un hotel/reserva natural con variadas atracciones que ofrecer para conocer de cerca la flora y fauna local. Mi elegido fue un paseo en teleférico entre las copas de los árboles donde, con un poco de suerte, podrán apreciar perezosos y tucanes en su entorno natural. La extensión del teleférico es de 600 metros. Al llegar a la cima encontrarán un mirador de 30 metros de altura, al que podrán subir para apreciar el afluente del río Chagres y el lago Gatún y según el horario en el que vayas, podrás ver ir y venir los barcos que cruzarán el canal.

Teleférico de Gamboa Rainforest en Ciudad de Panamá

Teleférico de Gamboa Rainforest en Ciudad de Panamá

 

Otras opciones incluyen paseos en lancha, kayak en el canal de Panamá y circuitos de trekking por la reserva con avistamiento de aves y fauna local e incluso un acercamiento a las tribus indígenas del itsmo de Panamá para conocer sus raíces y su cultura, se trata de los Emberá y Wuanaan. Para terminar pueden parar en uno de los restaurantes o bares por una cerveza, esta fue mi opción junto con un ceviche para disfrutar la pesca local. Encuentra toda la información sobre las experiencias que aquí se desarrollan en el siguiente link, puedes hacer tus reservas online incluso antes de viajar.

Vista desde el mirador al final del teleférico

Vista desde el mirador al final del teleférico

 

2) Camina por la cinta costera tomando un raspadito: Caminar por la orilla del mar siempre es buen panorama y esta no es la excepción, podrás apreciar la línea de edificios modernos y rascacielos de la ciudad, con arquitecturas sin duda muy particulares, como el edificio al que llaman “tornillo”. Imperdible es pasar por el viewpoint con las letras de Panamá, donde si quieres tomarte una foto tendrás que armarte de paciencia y para terminar tomar un típico raspadito, algo similar a un granizado, donde el vendedor raspa un trozo gigante de hielo y te lo sirve en un vasito, dándole sabor y color con algún jarabe a tu elección (parecido al granizado chileno pero con un forma más interesante de preparar).

Ciudad de Panamá

Las letras en Ciudad de Panamá

 

Cinta costera Ciudad de Panamá

Cinta costera Ciudad de Panamá

 

La cinta costera se extiende entre Punta Paitilla, área de edificios modernos y el Casco Antiguo y permite disfrutar de la brisa del mar, rodeado de áreas verdes donde se puede practicar deportes, incluyendo el uso de una ciclovía o simplemente relajarse junto al mar.

Otra vista de la Cinta Costera

Otra vista de la Cinta Costera

 

3) Piérdete por las callecitas del Casco Antiguo: declarado monumento histórico por la UNESCO, sin duda fue uno de mis lugares favoritos para recorrer, con 340 años de antigüedad, mezcla las fachadas antiguas en perfecto estado, con ambientaciones modernas en el interior y podrán encontrar variada oferta gastronómica, textil y artesanal. Algunos de los highlights son la Iglesia de San José con su altar enteramente de oro, el Arco Chato del antiguo convento de Santo Domingo, la plaza Bolivar y el Palacio Presidencial de las Garzas. Piérdanse por sus callecitas y déjense sorprender. Es imposible no recordar la arquitectura de la ciudad amurallada de Cartagena de Indias al visitar esta zona.

Un poco de la arquitectura del Casco Antiguo de Ciudad de Panamá

Un poco de la arquitectura del Casco Antiguo de Ciudad de Panamá

 

4) Ve un atardecer desde un rooftop: el Casco Antiguo está lleno de pequeños bares y restaurantes llenos de onda y la mayoría de ellos tienen terrazas en el último piso que te permitirán tener vistas increíbles de la cinta costera. El truco es llegar una media hora antes del atardecer, agarrar una buena mesa y disfrutar como el sol cae con un par de cócteles, a la vez que poco a poco se van encendiendo las luces de la cinta costera.

 

5) Disfruta la vida nocturna de Ciudad de Panamá:  Ya sea en el Casco Antiguo o en la zona de edificios nuevos en Punta Paitilla donde se encuentran numerosos y modernos hoteles, la vida nocturna no para. Si tienes ganas de fiesta y te encuentras en el Casco Antiguo, encontrarás numerosos bares con terrazas en la azotea, mi elegido y recomendado fue Tántalo, donde la noche empezó muy tranquila y terminó full bailable con muy buena música y precios más que aceptables.

 

Vida nocturna desde el Casco Antiguo

Vida nocturna desde el Casco Antiguo

 

Si lo que quieren es disfrutar la noche desde las alturas de Punta Paitilla, el roofbar Bits del Hard Rock Hotel Megápolis se encuentra en el piso 62 y tiene vistas impresionantes en 360° de toda la ciudad, sin duda una experiencia que vale la pena vivir. Buena música, buenas vistas y un excelente ambiente para disfrutar la vida nocturna en Ciudad de Panamá.

 

Vida nocturna desde Punta Paitilla

Vida nocturna desde Punta Paitilla

 

6) Disfruta la gastronomía local panameña: Un buen panorama en cualquier lugar en que estemos viajando es conocer la cultura a través de la comida y Ciudad de Panamá no es la excepción. Encontrarán gran cantidad de restaurantes, pueden empezar por pasar por el mercado de mariscos en la cinta costera para probar un fresquísimo ceviche o aventurarse a otros barrios como El Cangrejo donde se encuentra el mítico restaurant “El Trapiche” que con más de 30 años de antigüedad sirve platos típicos de la gastronomía panameña como el sancocho o la carimañola. Si quieres adentrarte en el folclor de Panamá, en “Las Tinajas” puedes disfrutar de una cena show donde además de disfrutar de comida tradicional, disfrutarás de los bailes típicos de este país como telón de fondo. Opciones hay sin duda para todos los gustos.

 

7) Sal de compras: Panamá siempre ha figurado como un muy buen lugar para hacer shopping, pues se dice que los precios pueden ser hasta 70% más bajos en algunos ítems que en el resto de américa latina.

 

Los lugares aconsejables para ir de compras son el mall Allbrook, que alberga una amplia gama de marcas, el Multiplaza Pacific Mall que reúne mayormente marcas exclusiva y el Metromall también muy variado, que además cuenta con transporte gratuito al aeropuerto, un plus si es que sólo estarán haciendo una escala larga en la ciudad. Para ver los horarios de transporte desde y hacia Metromall desde el aeropuerto, haz click aquí.

 

Si por el contrario tendrás más tiempo y quieres dirigirte a la zona libre de impuestos en Colón, debes considerar que se encuentra a unos 70 kilómetros de Ciudad de Panamá, que para entrar te pedirán tu pasaporte, que los precios allí son menores si compras al por mayor y que no es recomendable andar muy tarde por la zona.

La alocada arquitectura de los edificios en Ciudad de Panamá

La alocada arquitectura de los edificios en Ciudad de Panamá

¿y el canal, vale la pena? sin duda que lo vale, pero les daré todos los datos para sacar máximo provecho a su visita, en un próximo post, para que sepan a qué hora ir, para asegurarse de ver el increíble mecanismo de funcionamiento de las exclusas en pleno trabajo. Si están planeando su viaje a Panamá no se dejen de leer las razones por las que me enamoré de San Blas las razones por las que me enamoré de San Blas y todo lo que necesitas saber para llegar allá todo lo que necesitas saber para llegar allá, yo aún no me repongo de la hermosura de esas islas vírgenes. ¿ya conoces Panamá? cuéntame tus impresiones!

Valdivia, la magia de la ciudad en un fin de semana

Valdivia, la magia de la ciudad en un fin de semana

Valdivia siempre ha sido para mí como una de las ciudades más lindas de Chile, mi primera visita a esta ciudad fue hace 10 años y tenía muchísimas ganas de volver. Ubicada en la XIV región de los Ríos y con una geografía particular, flanqueada por estos cuerpos de agua, se presta para diversas excursiones, tanto en sus cauces como en sus alrededores. Además tiene una variada oferta gastronómica, interesante oferta cultural y amplia variedad de cervecerías artesanales, que sin duda la posicionan como la capital cervecera del país.

En este artículo, les cuento, en mi estilo, cómo organizar una escapada de fin de semana para disfrutar lo mejor de esta ciudad:

Viernes: salí del trabajo y me dirigí al aeropuerto de Santiago para tomar un vuelo a la ciudad de Valdivia. Desde Santiago salen vuelos con bastante frecuencia en las aerolíneas Sky airlines y LATAM. El vuelo tuvo una duración de una hora. Otra opción para llegar a la ciudad es tomar un bus nocturno. Llegué a mi alojamiento a orillas del río Calle Calle, me cambié y salí a conocer el centro, a pocas cuadras caminando junto a Diego, guía de Pueblito Expediciones, quien nos acompañaría durante todo el fin de semana.

 

Caminando por Valdivia, flanqueda por el río Calle Calle y con inmensos lobos marinos de hasta 400 kilos que daban la bienvenida desde la rivera del río.

 

Valdivia es una ciudad de distancias cortas que fácilmente se puede conocer caminando. Luego de conocer el centro, la plaza y los alrededores del mercado, cruzamos el puente Pedro de Valdivia ( conocido por haber resistido el terremoto más fuerte del planeta de 9.5 grados Richter) con dirección a Isla Teja, a conocer un restobar con fama de ser uno de los mejores de la ciudad.

Se trata de “El Growler” cervecería artesanal, con una muy amplia variedad de cervezas artesanales, además de las de producción propia, con dispensadores dispuestos en la barra, donde podrán leer características de cada una de ellas tales como el amargor y los grados alcohólicos. Los meseros que atienden el local, conocen muy bien las variedades y buscan recomendarte aquello que se ajuste más a tus gustos. En este lugar hay también una excelente carta de comida, donde destacan los baldes de papas rústicas con cortes de filete perfectamente cocidos, queso azul y tocino u otros baldes del mismo estilo pero con productos del mar. A pesar de estar lleno, nunca se noto en la atención ni en la calidad de los productos, todo muy eficiente y exquisito, sin duda volvería y lo recomiendo a ojos cerrados.

 

El Growler

El Growler

 

Sábado: este día lo aproveché para conocer tanto como pude, aquí les detallo las actividades que hice y que pueden realizar ya sea en una escapada de fin de semana como la mía, o bien si tienen suerte, durante más días:

  • Navegación por los ríos: Si visitas Valdivia, una actividad que no puedes perderte es la navegación por sus ríos, parte fundamental de la geografía de la región. Encontrarás embarcaciones que te den un paseo desde los $5000 pesos chilenos, dependiendo de su tipo y en el trayecto conocerás los afluentes de los ríos, variedad de aves nativas como el cisne de cuello negro que abunda en la zona y podrás pasar por el trístemente célebre puente CauCau, de permanentes brazos abiertos. Yo hice el recorrido con Embarcaciones Bahía.

 

Puente Cau Cau, desastre ingenieril que tristemente se ha convertido en atractivo turístico

 

Es común ver a los elegantes Cisnes de Cuello Negro, mientras paseas en las embarcaciones

 

  • visitar el pueblo de Punucapa: traducido como “tierra fértil” fue por años un asentamiento Huilliche, en la ribera del Río Cruces. Actualmente de pocos habitantes, pero con varios atractivos turísticos dignos de ser conocidos. En primer lugar es conocido por su dulce sidra de manzana, que ha sido reconocida con denominación de origen. En “El mesón de la sidra” de Agropecuaria Punucapa, tendrán la posibilidad de degustar esta preparación y comprarla a muy buen precio, además de ver de cerca las prensas con las cuales se prepara. Llamó mi atención que a pesar de ser muy dulce, no tiene azúcar añadida, todo es fruto de la fermentación de la fruta.

 

Este hermoso muelle te dará la bienvenida a Punucapa, a orillas del Río Cruces

 

A poco andar  encontrarán el “Mesón de la Sidra” donde podrán probarla y entender el por qué de su fama

 

Luego de hacer algunas compras y ya con hambre, el lugar elegido para almorzar fue el restaurant “La Herradura” para comer un tradicional almuerzo chileno, preparado por la señora Albina, dueña del lugar quien se esmera en atender a los clientes como si fueran parte de su familia. En un ambiente sumamente acogedor comimos una abundante y sabrosa cazuela (juro que hace 20 años no comía una tan rica), empanadas fritas de carne y las típicas sopaipillas sureñas, que a diferencia de las del norte del país, son cuadradas y no llevan zapallo. Podrán encontrar también variedad de cervezas artesanales en el lugar. Los precios son módicos y es el lugar perfecto para sentir la calidez de la gente del sur de Chile.

 

La inolvidable cazuela de “La Herradura” / por muy buenos precios podrán saciar su hambre y sentirse como en casa

 

Punucapa es un pueblo que parece detenido en el tiempo, en pocos minutos sentirán esa calma que las grandes ciudades y su movimiento nos arrebatan

 

Además de lo ya mencionado, en Punucapa encontrarán el santuario “Nuestra Señora de la Candelaria” donde cada 2 de febrero se celebra una fiesta y procesión en su honor.

 

  • Parque Oncol: Este es una parque privado, pero abierto al público por una entrada general de $3500 pesos. Para llegar a este parque que se encuentra a 28 km de Valdivia, pueden tomar locomoción colectiva desde allí y bajarse en el cruce a Curiñanco, donde se encuentra un taller de escultura de maderas nativas, punto desde el cuál tendrán que caminar un poco hasta la entrada. Otra opción es trasladarse en auto particular, o bien contratar un tour por unos $25.000 pesos chilenos, que dura todo el día e incluye visitas guiadas por el parque. Como dato al margen les comento que los taxis en Valdivia son sin duda de los más baratos de Chile, partiendo su tarifa en $40 pesos chilenos.

 

Recorriendo los senderos del Parque Oncol, verán más de 28 especies de helechos y árboles tan imponentes como este Canelo

 

 El lugar me sorprendió, hice un recorrido con don Pascual Alba, quien vive en zona y conoce perfecto la biodiversidad del lugar. Fue así que haciendo un pequeño circuito de trekking, nos contó por ejemplo que en la zona existen más de 28  especies de helechos y que en el parque habitan gatos Güiña y Colo Colo que toman el sol en la copa del Palo Santo. Conocí  árboles como el Quintral, de cuyo fruto se  alimenta el Monito del Monte cuando termina su hibernación y cuyo néctar alimenta además al colibrí.

En verano es posible avistar distintas especies de anfibios, hay sapitos que se bañan en los huecos de árboles como el Melí y entre las aves se destaca el imponente Carpintero.

 

La flor del Quintral, cuyo néctar alimenta al Colibrí y de cuyo fruto se alimenta el Monito del Monte / en la base del Melí en verano viven distintos tipos de anfibios.

       

Pascual Alba, nuestro guía a través del Parque Oncol

 

El parque cuenta con varios miradores y circuitos de trekking para meterse de lleno en la selva valdiviana, cuenta con sectores  de camping, un pequeño restaurant y hasta un canopy. Personalmente me encantó, siento que es una oportunidad buenísima para conectarse con la naturaleza. Para más información acerca del parque, puedes visitar su web en este link

 

  • Visita a Niebla: Con aún algo de tiempo disponible por la tarde, aunque muy tarde para entrar a conocer el fuerte, visité Niebla, vale mucho la pena ir porque las vistas tanto en el trayecto, como en el lugar son verdaderamente hermosas. En la esquina de la plaza que se encuentra frente al pueblo hay un café muy pintoresco para disfrutar una bebida caliente. Para llegar basta con tomar un colectivo desde Valdivia y el trayecto no dura más de 20 minutos.

 

  • La hermosa vista desde el mirador de Niebla

 

  • Visita a cervecería Kunstmann: pionera entre las cervecerías artesanales del país, se encuentra entre Niebla y Valdivia y por tanto es parada obligada en el camino. Además de las distintas variedades de cervezas propias, tienen una carta de comidas para todos los gustos, además de una tienda de souvenirs de la marca, para quienes quieran comprar recuerdos relacionados a la cultura cervecera.

 

De vuelta en Valdivia, verán que la ciudad está llena de vida nocturna, principalmente por tratarse de una ciudad universitaria. Yo opté por aprovecha que mi visita coincidió con la vigésima cuarta versión del Festival Internacional de Cine de Valdivia, para disfrutar de una película antes de dirigirme a descansar.

 

Domingo: La mayoría de los vuelos a Santiago salen por la tarde y los buses suelen ser más cómodos para viajar de noche, por esta razón aún tendrán varias horas disponibles para realizar actividades, algunas opciones son:

  • recorrer el mercado fluvial: frente al puente Pedro de Valdivia, este mercado cobra vida en las mañanas con los pescadores ofreciendo sus pescados y mariscos frescos para llevar. Los mercados son para mí una de los imperdibles de cada ciudad, porque reflejan muy bien la vida y actividad de una ciudad.

Recorrer el paseo de la rivera del Calle Calle y ver como se desarrolla la vida de la ciudad es una de las actividades que pueden realizar

 

  • Visitar el jardín botánico de la Universidad Austral: otro panorama recomendable es la visita al jardín botánico, para esto sólo será necesario que crucen hacia Isla Teja por el puente Pedro de Valdivia y se dirijan hacia la derecha, ahí encontrarán la entrada a la Universidad Austral y un poco más allá el jardín botánico.

 

  • Hacer un recorrido en kayak por los ríos: para los más aventureros, encontrarán actividades en kayak que duran desde 2 a 5 horas, podrán hacer avistamiento de aves, con equipos especializados, etc. Estas actividades van desde los $25.000 pesos chilenos y pueden ver toda la información en Pueblito expediciones.

 

Las actividades en los ríos abundan

 

  • Almorzar en el mercado Municipal: edificio emblemático junto al río Calle Calle, frente al puente Pedro de Valdivia, aquí además de artesanías típicas de la zona, encontrarán algunos restaurantes con preparaciones de productos del mar frescos, tales como el Pulmay o las empanadas fritas, la docena de empanadas tiene un valor de $4000 pesos chilenos.

 

Como verán tanto Valdivia como sus alrededores tienen muchísimo que ofrecer y su actividad turística está respaldada por el programa de desarrollo de proveedores (PDP) de Panamericana de Turismo y cofinaciado por CORFO. En este marco pequeños empresarios se han agrupado para potenciar las actividades que llevan a cabo en la zona, asegurando desarrollar servicios de alta calidad y con gran valor agregado. Si quieren conocer a estos pequeños empresarios, pueden visitar el siguiente link para apoyar el emprendimiento local y a la vez disfrutar servicios de calidad en su visita a la Región de los Ríos.

¿Qué les ha parecido este itinerario? Esta es mi segunda vez en esta hermosa ciudad y me sigue pareciendo hermosa, pero mucho más desarrollada que hace 10 años, nuevamente quedé con ganas de volver, esta vez por más días.

Este viaje se realizó en el marco de un Press Trip en el que participamos junto a Rosi Guimaraes del blog Nos no Chile en representación de AChileTB.

 

Montevideo: qué ver y hacer en sólo 1 día

Montevideo: qué ver y hacer en sólo 1 día

A veces se nos olvida lo cerca que está un país de otro en Sudamérica, probablemente por la burocracia de sus trámites fronterizos y esa inmensa columna vertebral que nos divide, la cordillera de los Andes, que parece separarnos aún más. Esta es la historia de una de esas locuras que sólo se hacen viajando.

Me fuí un fin de semana a Buenos Aires y surgió la oportunidad de cruzar el río de la Plata para conocer Montevideo por el día mmmm…. y por qué no?  ya sé, los apegados a la filosofía del slow traveling lo van a encontrar una absoluta locura, porque realmente ¿cuánto puedes conocer de un país en unas cuantas horas? pero para los que luchamos con la limitante de tener apenas un puñado de días libres, para absorber todo lo que nuestros sentidos nos permitan, pintaba como un panorama perfecto. Y si bien no puedo declararme una experta en Uruguay, si pude hacerme una idea general que me dejó ciertamente con ganas de más.

Pero al grano, ¿cómo lo hice y qué es posible ver en Montevideo en sólo 1 día?

Para llegar desde Buenos Aires, tomé en Puerto Madero un ferry conocido como Buquebus, este gigante de metal sale en varios horarios, salí 7:30 AM en dirección a Montevideo en un viaje que dura 1 hora y media de navegación. Por lo que temprano ya estaba con los pies en Uruguay. En este link pueden ver los valores y horarios del ferry.

Buquebus

¿y luego qué? Lo primero fue recorrer los alrededores del puerto, cantidad de tienditas de artesanías y de pinturas de artistas locales ni bien cruzar. A primera impresión el país pintaba amable, aunque a poco andar ya me habían descubierto como chilena y me habían gastado alguna broma respecto a un partido de fútbol de ambas selecciones, inolvidable para ellos y para nosotros. Sudamérica tiene el fútbol en las entrañas y es algo difícil de olvidar.

Luego de pasear por los alrededores del puerto la parada obligada fue comer en el mítico “Mercado del Puerto”, Uruguay siempre ha asomado como un país donde las carnes destacan y sin duda una buena forma de conocer un lugar, el que sea, es a través de su comida. El mercado del puerto tiene ese encanto que tienen todos los mercados del mundo, mezcla de colores, aromas, gente gritándose de un lado a otro, organizando qué se yo cuantas cosas, en qué se yo que órdenes imaginarios.

El elegido fue un baby beef con ensalada, acompañado de un vino local, cepa Tannat que estaba bastante bueno (soy una wine lover de corazón), pan caliente y chimichurri para acompañarlo todo y al preguntar por un postre local para probar, la recomendación fue el Chajá, que es una especie de semifrío bastante suave, muy recomendable.

Baby Beef / Chajá

 

Locales del mercado / Tannat y Chimichurri

Aún quedaban horas para recorrer esta ciudad y la elección fue hacerlo en un bus hop on, hop off, que recorría los principales puntos de interés para hacerse una idea general, con audioguía. El recorrido tiene 11 paradas y la parada 0 corresponde justamente al Mercado del Puerto. Los boletos los venden en una boletería ahí mismo en la esquina y el pase dura 24 horas desde que te subes. Les dejo el link para que conozcan el recorrido que hace y sus horarios.

A poco andar me fui maravillando con la arquitectura de la ciudad, hay edificios realmente muy lindos, como el Palacio Legislativo, el Teatro Solis y el Palacio Salvo, aunque este último se dice que Le Corbusier lo encontró tan horrible que lo miraba para ver cuál era el mejor ángulo para echarlo abajo jajaja, en gustos no hay nada escrito, juzguen Uds mismos

Palacio Salvo / Puerta de la Ciudadela / edificio

 

Palacio Legislativo

 

La ciudad luce ordenada, limpia y segura, con abundantes pulmones verdes donde relajarse, como el Parque Rodó, el Rosedal y el Parque del Prado, donde podrán ver el “monumento a la diligencia”, que homenajea los carruajes utilizados para el transporte de las personas previo a la llegada del ferrocarril.

Monumento a la Diligencia – Parque del Prado

 

Muchas áreas verdes para disfrutar

 

En la parada número 9 del recorrido bajé y caminé mapa en mano hacia la Rambla de Pocitos, para buscar las famosas letras gigantes de Montevideo y recorrer a pie todo este paseo costero, viendo cómo la gente disfruta de hacer actividades deportivas y tomar el sol en este lugar, también perfecto para relajarse.

Montevideo – Rambla de Pocitos

 

Pocitos

 

La costanera en un perfecto día de sol

 

Una alternativa más barata a la de este bus, puede ser tomar un free walking tour, si googlean “free walking tour Montevideo” encontrarán que hay más de una compañía que los realiza, pueden decidir según lo que más les convenga o si quieren más comodidad pueden tomar un tour por el día para conocer Montevideo, también disponible con múltiples agencias.

Ya entrada la tarde me dirigí en el mismo bus nuevamente al puerto para tomar el Buquebus de vuelta a Buenos Aires a las 19:30 hrs, llegando directo a Puerto Madero a eso de las 21 horas. Una hora excelente para recorrer Puerto Madero y comer algo en uno de sus múltiples restaurantes.

Sin duda la experiencia en Montevideo me abrió el apetito de conocer más de Uruguay, para quienes estén por viajar imperdible conocer Colonia que es ciudad patrimonio de la humanidad, Punta del este por su atractivo turístico como balneario de playa en Sudamérica y la fantástica arquitectura de Casa Pueblo. Lugares que siguen estando en mi bucket list. ¿Han cometido la locura de intentar empaparse de un lugar en sólo un día? cuéntenme su experiencia



Booking.com

Desierto Florido: cómo disfrutarlo en un fin de semana

Desierto Florido: cómo disfrutarlo en un fin de semana

Este año el Desierto Florido, en la región de Atacama, Chile, prometía ser uno de las mejores de la historia, debido a la gran cantidad de inusuales lluvias que azotaron la región en el mes de marzo y decidí que no podía dejar pasar la oportunidad de verlo con mis propios ojos.

Como saben tengo un trabajo que puede llegar a ser bastante demandante, pero en el blog me he propuesto mostrarles que esto no es un impedimento para viajar tanto como se pueda, así que aquí les dejo todo lo que deben saber para escaparse a conocer el Desierto Florido en sólo 1 fin de semana.

Viernes (día 1)

Finalizada la jornada de trabajo, partí rápidamente al aeropuerto de Santiago donde tenía vuelo a la ciudad de Copiapó a las 18:57 hrs. Actualmente hay tres aerolíneas volando a este destino y mi elección fue una low cost, sólo llevé equipaje de mano y ahorré tiempo sin tener que despachar equipaje antes, ni tener que esperarlo al llegar allá. Llegué a Copiapó a eso de las 20:15 hrs y partí al módulo de la empresa de rent a car con la que tenía reserva. Contrario a lo que se podría pensar, arrendar auto en esta zona es bastante barato (precios desde $15.000 pesos chilenos por día, que son como unos 25 dólares) y ganas la libertad de recorrer como mejor te parezca la zona.

Entregado el auto, un KIA Río, partí en dirección a Playa “Las Machas”, a un costado de Bahía Inglesa, donde tenía la reserva de mi primer alojamiento (a escasos 20 minutos del aeropuerto). De ahí comer, tomar una cerveza acompañada de uno de los cielos con más estrellas que he visto y descansar para reponer energías.

Recomendaciones día 1:

  • Si viajan el low cost no olviden seguir las reglas del equipaje de mano, recuerden que estas aerolíneas ganan por los errores que nosotros cometemos y uno de ellos es sobrepasar las medidas del equipaje de mano. Si quieren saber exactamente lo que pueden y no pueden llevar y las medidas exactas, revisen este post donde detallo todo eso

 

  • Si deciden rentar auto sin dudarlo háganlo con anticipación, esto principalmente por 2 razones, la primera es que hay buenos descuentos por adelantado y lo segundo es que ese día al llegar las filas personas que querían arrendar no concordaban con la cantidad de autos disponibles y muchos quedaron sencillamente sin auto. En ese sentido ahorré tiempo, dinero y un mal rato.

 

  • Los requisitos para rentar auto incluyen en general ser mayor de edad, tener licencia de conducir vigente y una tarjeta de crédito que puedan usar como garantía. Al recibir el auto no olviden revisarlo bien para que luego no les cobren nada demás.

 

  • Respecto al tipo de auto no se hagan problema, para mí al menos no fue necesario rentar una 4x4, anduve por muchos caminos no asfaltados y no hubo drama, obviamente siempre con precaución. Ideal si el auto no es tan bajo, pero de todos modos con precaución no hay problema. Es útil llevar un cargador de aparatos móviles para el auto.

 

Sábado (día 2):

El plan era salir temprano en búsqueda del desierto florido por lo que a eso de las 8 AM me cargué de energías con el desayuno para salir. Antes de partir camino, paré en Bahía Inglesa a investigar por qué se le sindica como una de las mejores playas de Chile y tuve la suerte de disfrutar de esta playa prácticamente vacía.

Sin duda a ratos el color del mar te hace pensar que estás en el Caribe (hasta que te atreves a meter un pie, por supuesto). Sin duda es un lugar al que pienso volver y creo que esta temporada es ideal para hacerlo, entre agosto y noviembre, antes de que empiece la temporada alta, pero con clima igualmente soleado.

Playa Bahía Inglesa

Alucinante color del agua en Bahía Inglesa

El fenómeno del Desierto Florido se está dando en varias zonas de la región, pero una imagen en particular me hacía ilusión: encontrar las carpetas de flores llamadas “Pata de Guanaco” unas pequeñas flores de un color fucsia intenso.

Tenía referencias de que podía verlas en todo su esplendor a unos 60 kms en dirección contraria a la costa, llegando al cruce a Nantoco pero tomando el camino inverso ruta C-397 que era un camino de tierra de donde era necesario recorrer unos 7 kilometros más o menos hacia adentro. Así que partí hacia allá y bueno, las imágenes hablan por sí solas. Aquí en el mapa les muestro el punto exacto de donde les hablo:

Cruce Nantoco y zona de avistamiento de carpetas de flores “pata de guanaco”

 

Junto con las flores podrán ver gran cantidad de lagartijas, vaquitas del desierto y lo que más llamó mi atención sin duda, ver que entre las flores hay gran cantidad de conchitas de caracoles de mar, ¡a 60 kilómetros de la costa! Lo que sin duda nos hace darnos cuenta lo mucho que ha cambiado la geografía del lugar con el paso de los años.

 

Flores y más flores

Entre las especies que florecen durante el fenómeno y que logré ver se cuentan:

Campanilla / Suspiros del campo / Flor del Jote (abajo pueden ver las caracolas de mar)

 

Coronas de fraile / Pata de Guanaco

 

Luego de disfrutar este lugar un buen rato, llenándome de esa energía poderosa de la naturaleza y aprovechando de tomar buenas fotografías partí rumbo a mi segundo alojamiento en la ciudad de Copiapó. Aquí descansar, comer y cargar pilas para el día siguiente.

Recomendaciones día 2:

  • Respeten los senderos, al acercarse a las zonas donde el desierto florido está alcanzando su peak, respeten los senderos y no pisen por ningún motivo las flores para no entorpecer su desarrollo ni el de sus semillas para una próxima floración. Dejen el auto donde están las huellas.

 

  • No olviden el bloqueador solar, en el norte de Chile el sol pega y fuerte, más cuando estás disfrutando de la naturaleza. Usen bloqueador solar.

 

  • Si, como yo, son propensos a ser carnada de insectos, usen algún repelente ojalá biodegradable. Verán que junto con las flores se desarrollan gran cantidad de insectos en este ecosistema estacional (sí, algo me picó, no tengo idea qué).

 

  • Si consumen algún alimento llévense su basura y por ningún motivo dejen tiradas en el lugar colillas de cigarro. Ayudemos a que este lugar se mantenga libre de los desastres que provoca el hombre.

 

Domingo (día 3)

Con la satisfacción de haber visto lo que pensaba era lo mejor del desierto florido, quise dedicar este último día a conocer otro de los puntos de interés de la región. La playa “La Virgen” otra de las sindicadas como de las mejores de Chile, por lo que luego de desayunar me dispuse a conducir hacia la zona.

Playa la Virgen

Playa la Virgen, vista desde arriba

 

Había oído que en los caminos costeros de la región de Atacama también se estaba desarrollando el fenómeno del Desierto Florido, pero no puse demasiada atención. Cuál fue mi sorpresa que en el camino hacia “Playa la Virgen” y desde ahí hacia Puerto Viejo me encontré con los paisajes que les muestro a continuación, nuevamente la naturaleza dejándome sin palabras.

 

Desierto florido entre Playa la Virgen y Puerto Viejo

 

Desde playa La Virgen, el cuidador de la entrada nos dijo que siguiéramos una huella de camino que llevaba hasta Puerto Viejo y en ese trayecto tomé las imágenes superiores. Este camino se toma saliendo del estacionamiento de la playa inmediatamente a la izquierda y hay que seguir precarias señalizaciones en las piedras, pero la huella está bien demarcada y el camino no es de gran dificultad.

Al llegar a Puerto Viejo, cometí el error de tomar el camino que en el mapa de abajo verán como C-302, no hay ninguna advertencia de que este camino mas adelante está cortado por el aluvión de marzo, por lo que me tuve que devolver. Tuve que tomar nuevamente C-358, luego devolverme por C-324 y tomar C-318 hacia Bahía Inglesa.

Verán gran cantidad de flores tanto camino a playa “La Virgen” hasta Puerto Viejo. C-302 está cortado, el cruce es por C-318

 

Ya con la satisfacción de haber llenado mis sentidos de estos estímulos visuales, decidí ir a probar la comida del mar por la que se conoce la zona, volví a Bahía Inglesa a relajarme en uno de los restaurantes de la orilla del mar. Particularmente en uno ofrecían ostiones vivos, que es el marisco insigne de la zona y pues había que probarlos.

 

Ostiones, vivos / para comer crudos con limón / o a la parmesana con queso y vino blanco

Luego de comer, tomé la ruta hacia el aeropuerto que estaba a unos 20 minutos, devolví el auto en los corrales del mismo aeropuerto y esperé mi vuelo de vuelta a Santiago a las 18:30 hrs. Con la felicidad de haberme desconectado de la rutina, de haber estado ante un fenómeno natural único y comprobando una vez más que Chile tiene muchísimo que ofrecer.

Recomendaciones día 3:

  • Devuelvan el auto con la gasolina a tope, lo devolví con apenas una rayita menos y me cobraron desproporcionadamente por esta falta.

 

  • Aprovechen de probar la comida local, los Ostiones son los mariscos por excelencia de la zona. Si no les gustan crudos, sin duda vale la pena comerlos parmesanos, con queso y vino blanco.

 

Espero que este artículo les ayude a organizarse y darse cuenta que aún con poco tiempo podemos disfrutar de las maravillas de Chile y de este fenómeno, que este año se está dejando ver de espectacular manera! ¿te animas a conocerlo?

A %d blogueros les gusta esto: