¿cómo visitar 3 imperdibles de Río de Janeiro en 1 día?

¿cómo visitar 3 imperdibles de Río de Janeiro en 1 día?

Hace un par de semanas atrás salió una oferta de pasajes de esas que no se pueden rechazar y que si pestañeas, simplemente pierdes. Aunque no estaba en mis planes este viaje de último momento, me fui a pasar el año nuevo a Río de Janeiro, al famoso Reivellon, pero los pasajes tenían una restricción de días importantes, por lo que fui muy poquitos días. Aquí les cuento cómo hice para visitar los imperdibles en tan sólo un día, por si se preguntan si esto es posible.

1) Cristo Redentor:

Como maravilla del mundo moderno, es el imperdible número uno a visitar, considerando que la fecha en la que fui es de temporada altísima, por la gran cantidad de gente que llega a pasar el año nuevo, compré el ingreso por internet en la página oficial , esta página les pedirá crear una cuenta, de ahí en más la compra es bastante fácil. Al realizar la compra deben elegir la hora de su visita y deben considerar llegar al menos con 15 minutos de anticipación. Con ganas de tomar buenas fotos y evitar los horarios peak de visita que son alrededor del mediodía, saqué el ingreso para la primera hora de la mañana, a las 8 AM, aunque esto me significara madrugar jajaja.

Al llegar al lugar presenté el impreso en la taquilla y me entregaron las entradas, con esto dimos paso a la subida al tren del corcovado, que sale a la hora que compraron el ingreso. Es un paseo lento que dura aproximadamente 20 minutos en llegar arriba pero que deja entrever las increíbles vistas que tendrán desde arriba. Ya arriba tienen opción de tomar el ascensor en el cual se aglomera un montón de gente, o subir unas cuantas escaleras, nada para morirse, por lo que hice lo segundo. Y bueno la verdad estar ahí te deja sin palabras, sobretodo porque desde abajo se ve tan pequeñito que no es posible dimensionar sus 30 metros de altura (38 contando su base). Además de apreciar este impresionante monumento, las vistas de la ciudad son impresionantes, las playas, el Pan de Azúcar, la laguna Rodrigo de Freitas. Tomé un buen tiempo para apreciar todo sin prisa y con calma y disfrutar la visita. En honor a la verdad debo decir que estaba llenísimo aún cuando era la primera hora de la mañana, ya lo verán en fotos. En la base del cristo hay una pequeña capilla de oración y bajando encontrarán cafetería y tiendas de souvenir.

Cristo Redentor - Expectativas versus realidad

Cristo Redentor – Expectativas versus realidad

algunas tomas alternativas a las típicas

Con un poco de imaginación se pueden hacer fotos originales a pesar de la cantidad de gente

Así verán el Pan de Azúcar desde el Cristo Redentor

Así verán el Pan de Azúcar desde el Cristo Redentor

Actualmente la estatua cuenta con wifi gratuito, lo que me pareció una novedad. También contarán con wifi abajo en la estación de trenes, lo que puede ser de bastante utilidad para ubicarse por medio de mapas si no los tienen disponibles sin conexión. Para bajar simplemente toman cualquiera de los trenes que bajan. La frecuencia de subida y bajada es cada media hora. Me tomé con calma la visita y estuve arriba más de una hora disfrutando las vistas.

2) Escadaria Selarón – Free walking tour por el centro de Río y Lapa

Otro imperdible visitando Río es la Escadaria Selarón, en lo personal es un lugar que me intrigaba mucho conocer por su valor artístico y social. Jorge Selarón era un artista chileno, radicado en Río de Janeiro desde 1983, quien convirtiera la escalera de un barrio de escasos recursos, como es Santa Teresa, en una obra de arte a través de sus miles de azulejos de colores vibrantes que comenzaron a atraer cada vez más turistas, acercando el arte a las calles, cerca de la gente y definiendo su escalera como una obra de arte viviente por su constante evolución. Se hizo tradición que viajeros de todo el mundo le llevaran azulejos de sus países de origen, los que fueron incluidos en la obra donde se cuentan cerámicas de más de 140 países distintos. Además verán repetirse la imagen de una mujer embarazada, fijación de Selarón luego de que su mujer muriera en esta condición, hecho que marcó su vida para siempre y que se refleja en su obra.

algunas de las vistas de esta increíble escalera

algunas de las vistas de esta increíble escalera

Pueden llegar a la escalera por su cuenta y no es muy difícil, se recomienda hacerlo temprano para evitar malos ratos pues el barrio se pone peligroso más tarde. Yo lo hice de una de mis formas favoritas en lo que respecta a conocer una ciudad: a través de un free walking tour.

Los free walking tour los conocí hace unos años en Europa y desde ahí los he tomado en numerosas ciudades, la dinámica es la siguiente, haces un tour caminando por los principales puntos de interés de la ciudad con un guía, el tour es gratuito pero en base a propinas, al funcionar de este modo los guías suelen ser extremadamente simpáticos y muy conocedores de la ciudad, pues de su entusiasmo dependerán las propinas que reciban.

Averiguando por la red encontré un free walking tour en español, lo que me pareció fantástico. Este tour sale todos los días excepto los domingos y parte a las 10:30 AM desde la plaza Carioca (para llegar pueden hacerlo a través del metro, que es una opción económica de transporte y bajan en la estación “largo de carioca”, salir por la salida C), así que terminada la visita al Cristo me dirigí a este lugar donde reunida había un montón de gente. Los guías usan una camiseta roja por lo que son fáciles de reconocer. Este gran grupo lo dividieron entre viajeros de habla hispana e inglés. Como éramos bastantes, el grupo de habla hispana lo dividieron en 2, pues habían 2 guías de habla hispana. Mi guía fue Joaquim, brasilero, quien estudió historia y por tanto tenía mucho conocimiento de los lugares que nos mostraba. El tour terminó cerca de las 2 de la tarde, el guía fue precavido de que nos moviéramos por la sombra ya que estábamos en medio de una ola de calor. También paramos para pasar al baño y abastecernos de agua. El recorrido contempló los siguientes puntos:

  • Plaza Carioca
  • Confitería Colombo
  • Traversa del Comercio
  • Plaza xv
  • Palacio Imperial
  • Palacio Tiradentes
  • Cinelandia
  • Teatro Municipal
  • Biblioteca Nacional
  • Casa de Gobierno
  • Museo Nacional de Bellas Artes
  • Arcos de Lapa
  • Escadaria Selarón
Joaquín, el guía del free walking tour y el Teatro Municipal de Río, una de las paradas

Joaquím, el guía del free walking tour y el Teatro Municipal de Río, una de las paradas

Les recomiendo la experiencia, los mismos chicos ofrecen otro free walking tour por la zona del puerto donde hay impresionantes grafitis, no alcancé a tomar este tour por cuestiones de tiempo pero en su página web pueden encontrar más información. Este tour terminó a eso de las 13:30 y desde ahí me moví al siguiente punto imperdible de Río…

3) Pan de Azúcar:

Aquí cometí el error de no haber comprado mi ingreso por internet y les contaré por qué… primero decirles nuevamente que es muy fácil llegar, deben dirigirse a praia Vermelha y para ello pueden tomar micro, los cuales cuentan con aire acondicionado y cuyo valor es de 3.80 reales, los micros tienen muy bien señalizado los lugares por donde pasan. A las 2 de la tarde ya estaba en el lugar de las taquillas y había una fila considerable en el exterior, pero bueno no podía irme sin conocerlo y como la fila estaba a la sombra pues esperé. Luego de un tiempo considerable la fila se iba haciendo más corta y mi alivio era mayor ya que me acercaba a la puerta donde debían estar las taquillas, el calor era considerable. Al entrar al recinto me llevé la sorpresa de que la fila seguía serpenteando, dentro de lo que es casi un galpón, sin aire acondicionado, sólo con un par de ventiladores, por lo tanto sólo llevaba la mitad del tiempo en la fila. Para hacerles el cuento corto logré subir al teleférico luego de 2 horas de fila y 2 litros de agua.

El vagón del teleférico  es apto para 65 personas y el sistema es automático, pasas tu entrada por un lector y el sistema deja pasar a 65 personas por vez para abordarlo. La frecuencia es bastante alta, cada 20 minutos o cuando se alcance la capacidad máxima. Debido a la gran afluencia de turistas ese día, subían cada 10 minutos o 15 como mucho. No pierdan su ticket de ingreso pues deberán pasarlo por el lector para subir y bajar.

La primera subida es desde Praia Vermelha hasta el Morro de Urca, aquí tendrán hermosas vistas, algunos restaurantes y tiendas donde comprar. La atención en los restaurantes es desesperantemente lenta, me senté en el del fondo que tiene una terraza con mesas con muy linda vista y los mismos turistas de las mesas aledañas se mostraban muy molestos, que los platos habían demorado mucho, que errores en las cuentas, finalmente y después de mucho esperar por atención decidí irme, los precios eran demasiado altos para tan mal servicio.

Si se fijan en su ticket de entrada sale un horario, el mío decía de 16 a 17 hrs, este horario es de subida, para bajar no hay restricción. Por lo tanto fui a subir el segundo teleférico desde el Morro de Urca al Pan de Azúcar y adivinen! Fila de nuevo jajajaja. De todos modos la misma gente que trabaja en el complejo decía que era inusual tal cantidad de turistas y amigos cercanos en otras fechas habían llegado a las boleterías y no habían tenido que hacer ninguna fila. Sin embargo sigo pensando que a menos que les guste estar 2 horas de pie casi sin moverse y a todo calor, es mejor comprar el ingreso en la web oficial del Pan de Azucar. Ahorrarán tiempo y cansancio jeje.

Una vez arriba la vista es simplemente increíble, verán toda la bahía de Guanabara, podrán identificar las playas y aunque sí esperé muchísimo, debo decir que valió 100% la pena porque pude ver como caía el sol  y es simplemente alucinante. En el Pan de Azúcar también hay un lugar para comprar algo de comida rápida que ofrece trozos de pizza y cervezas o refrescos por si, como yo ese día, no aguantan más el hambre (no tomé desayuno y entre hacer una cosa y otra fui posponiendo comer hasta que ya no daba más, menos mal andaba con unas salvadoras galletas en mi mochila).

Teleférico desde Praia Vermelha al Morro de Urca - vista desde el Pan de Azúcar del Cristo Redentor

Teleférico desde Praia Vermelha al Morro de Urca – vista desde el Pan de Azúcar del Cristo Redentor

Vista de la bahía de Guanabara desde el Pan de Azúcar

Vista desde el Pan de Azúcar, a la izquierda Copacabana, al medio Praia Vermelha y el morro de Urca cercando la Bahía de Guanabara

Así es como visité 3 sitios imperdibles de Río de Janeiro en un sólo día, estrujando el día al máximo. Indispensable llevar bien cargados ya sean sus cámaras o teléfonos móviles para que no queden sin poder documentar su visita, agua para mantenerse hidratados, protector solar y zapatos cómodos para caminar, pero además de esto es indispensable también disfrutar los lugares y tomarse el tiempo de absorberlos, empaparse de su energía y particularidad. Ya les contaré en otras entradas como fue la experiencia de pasar el año nuevo en Copacabana y sobre la visita a Angra dos Reis e Ilha Grande. Espero que este post les ayude a planificar sus visitas y bueno si ya tienen sus pasajes, no queda más que disfrutar! 

 

Cartagena de Indias, ciudad mágica

Cartagena de Indias, ciudad mágica

Siguiendo ruta por Colombia, Cartagena de Indias es otra de las ciudades más visitadas, tanto por su importancia histórica,  como por sus hermosas playas, si está en tus planes ir próximamente, aquí algunos datos de mi experiencia, que te pueden ayudar:

Aeropuerto: el aeropuerto en Cartagena de Indias está muy cerca del centro histórico, a unos 15 o 20 minutos en taxi o bus (que se llama Metrocar), los taxis tienen tarifa fija de 8500 pesos colombianos, sin embargo pregunten antes de subirse para confirmar la información. Los taxis se forman en línea y van saliendo en orden y están justo fuera del aeropuerto. El bus tiene un costo menor, de 1500 pesos colombianos por persona, pero si viajan muy cargados puede ser más incómodo. Sin embargo se ahorra bastante. Los colombianos son gente muy amable y cariñosa.

Alojamiento: ya sea si buscaron por Airbnb, Booking, Hostelworld, Couchsunfing o el buscador de su preferencia, hay 2 grandes áreas de alojamiento. La primera dentro de la ciudad amurallada, que me parece muy buena opción si tu idea es pasar sólo algunos días, así aprovechas al máximo la vida que hay en cada esquina. La segunda opción es Bocagrande, que es una zona hotelera a unos 10 minutos de la ciudad amurallada, aquí es todo más de edificios nuevos (y más caro). Existe otro barrio que se ha ido haciendo popular que es Getsemaní, pero desconozco de alojamientos allí, si es una buena zona para buscar lugares para comer.

Clima: En Cartagena de Indias, sentí calor como no he sentido en otros lugares del caribe, un calor pesado que pica y te hace sentir, a medida que caminas, que te vas derritiendo contra el suelo. Indispensable la gorra (aunque las odio jaja), el bloqueador solar y mantenerse hidratado. He ido en 2 épocas del año absolutamente distintas y la sensación ha sido la misma. Hacia el atardecer corre un poquito de viento que es un alivio. Mosquitos hay, con el viento no se notan pero sí había bastantes en los alojamientos, así que el repelente es otro “must”.

 

Caminando por Cartagena de Indias

Caminando por Cartagena de Indias – bajo un aplastante sol

¿Qué hacer en Cartagena de Indias?

Conocer por cuenta propia siempre es una buena opción y la ciudad amurallada no es tan grande, pueden recorrerla solos si no quieren tomar tour, sin embargo hay detalles dignos de ser apreciados a través de tour y estos no son caros.  

Free walking tour en la ciudad amurallada: Este sistema de los llamados “free walking tour” lo conocí en Europa y me pareció muy bueno, por eso quise probarlo acá. El tour no es del todo gratuito, obviamente, pues los guías que lo realizan trabajan contra propinas. Finalizando el recorrido Uds. dan una colaboración según como les haya parecido el tour. Cuál es la ventaja? Que los guías se esfuerzan muchísimo en que sea una excelente experiencia, para que Uds queden encantados y les retribuyan bien. Bueno en este caso el tour parte de la plaza Santa Teresa y recorre las 11 plazas de la ciudad amurallada, casco histórico de la ciudad. El guía que me tocó en 2 oportunidades, fue Jairo, un Colombiano que conoce al revés y al derecho los detalles de la ciudad y les aportará muchos datos interesantes y entretenidos sobre ella. Entenderán lo que son la “palenqueras”, visitarán por fuera la casa de Gabriel García Márquez, pasarán por el museo de la inquisición y podrán tomarse foto con la estatua de la gorda Gertrudis, una de las esculturas ícono del artista colombiano Fernando Botero, entre muchos otros lugares de interés (Torre del reloj, Iglesia de San Pedro Claver, Plaza Simón Bolivar con su estatua y sus palomas…). El tour lo hacen 2 veces al día, a las 10 AM y a las 4 PM y hay versión en español y en inglés con distinto guía, mi recomendación, lleven agua y un sombrero, el calor a ratos parece que a uno lo aplasta al piso. Más información en http://freetourcartagena.com.co/

 

Casa de Francis Drake con el guía Jairo - Esculturas de fierro oficios - Torre del Reloj

Casa de Francis Drake con el guía Jairo – Esculturas de fierro oficios – Torre del Reloj

Gorda Gertrudis - Cartagena de Indias

Gorda Gertrudis – Fernando Botero – Cartagena de Indias

City Tour: El city tour que se ofrece, se hace en un bus bien acondicionado (con aire) y te lleva a ver lugares de interés que están por fuera de la ciudad amurallada, entre ellos el Castillo de San Felipe de Barajas, el convento de la Popa, el monumento a los zapatos viejos y algunos datos sobre la ciudad amurallada pero por fuera. Con un guía que te va contando sobre todos estos lugares, que entra castillo, etc. De estos lugares me pareció interesante el Castillo de San Felipe de Barajas, si quieren ir por su cuenta la entrada para adultos cuesta $25.000 pesos colombianos e incluye un mapa del lugar, pero no guía. Los últimos domingos de cada mes la entrada es gratuita, salvo algunas excepciones. Más información encuentran en http://www.patrimoniodecartagena.com/es/horarios-y-tarifas/castillo-san-felipe-de-barajas

 

Cartagena de Indias desde el castillo de San Felipe de Barajas

Cartagena de Indias – Castillo de San Felipe de Barajas

Compras: Si lo que quieren es ir de compras, dentro de la ciudad amurallada de Cartagena de Indias encontrarán infinidad de marcas de lujo, bajo fachadas de edificios coloniales. Es muy entretenido para entrar y ver, sin embargo los precios son algo elevados. Si lo que desean es comprar artesanías a buen precio, lo que les recomiendo es dirigirse al sector de las Bóvedas, allí encontrarán mas de 10 locales de artesanías con precios muy competitivos, tómense el tiempo para mirar con calma pues los precios por un mismo producto pueden variar de forma considerable entre un local y otro. Caminando por las calles verán vendedores ambulantes de cuadros de colores alegres muy bonitos, bolsos de colores tejidos y el típico sombrero colombiano “vueltiao”.

de compras en Cartagena de Indias

de compras en Cartagena de Indias

Playas: a lo largo de la zona hotelera y la ciudad amurallada de Cartagena de Indias, encontrarás infinidad de pequeñas playas. Debo advertirles una cosa: es muy difícil estar tranquilos en ellas. Los vendedores son sumamente molestos y te sientes realmente abrumado. Si quieres tomar el sol tranquilo ni te preguntan y empiezan a hacerte trenzas o masajes sin siquiera preguntarte, a mi me pareció muy molesto. Si te vas a bañar incluso en el agua están los vendedores de tour con sus ofertas plastificadas para mostrarte las opciones incluso dentro del agua.La opción es moverse a Isla Barú o Islas del Rosario, ahí encontrarán playas hermosas, algunas casi vírgenes y podrás disfrutar con tranquilidad. Isla Barú está unida a Cartagena de Indias por tierra, a una hora y media o dos y hay algunos hoteles y cabañas donde quedarse (yo me quedé un par de noches y estuvo perfecto), para llegar a Islas del Rosario se hace por mar y están a hora y media, también pueden tomar tour por el día o alojarse allá en alguna de las islas.

Cartagena de Indias

Playas en Cartagena de Indias

 

playas en Isla Barú

playas Isla Barú

El atardecer: el atardecer desde arriba de la muralla es uno de los mejores atardeceres que he visto en la vida (sin exagerar). La gente suele juntarse en el “Café del Mar” donde hay un buen ambiente de música lounge o electrónica, puedes tomarte un trago o una cerveza y disfrutar el atardecer enmarcado en los cañones de la muralla, es realmente un espectáculo fascinante. Los precios no son económicos, por lo que bien pueden verlo desde afuera si no quieren gastar demás.

 

Atardecer Cartagena de Indias - Café del Mar

Atardecer en Cartagena de Indias – Café del Mar

¿Y para comer?

Casi en cada esquina encontrarás carritos que venden arepas con queso, no se pierdan de probar esto que para mi es exquisito y un imperdible sin duda. Las palenqueras también están distribuidas por las calles vendiendo fruta fresca que viene perfecto para los días de calor intenso. Caminando de vuelta del free walking Tour me encontré un restaurant pequeñito de comida caribeña a muy buen precio que me encantó, se trata de Nativo Bistró Caribe, lo recomiendo por la buena atención y lo sabroso de sus platos, además tienen menú cada día con varias opciones y wifi disponible. Para cenar en la noche, vale la pena caminar hacia el barrio de Getsemaní, aquí encontrarán varios restaurantes con ambientaciones bien peculiares, comí en uno que por fuera parecía una casa abandonada y por dentro estaba perfectamente ambientado con un patio muy bonito, vale la pena darse una vuelta. Sólo salgan por la puerta de la torre del reloj, sigan derecho un par de cuadras y llegarán a este barrio 😉

Comida Cartagena de Indias

Rica comida con sabor a caribe en Nativo Bistró y una cerveza de Bogotá Beer Company para soportar el calor 😉

¿Y la rumba?

Bueno, Cartagena de Indias es una ciudad con infinidad de oferta para pasarla bien. Muy ofrecido es el Tour de Rumba en Chiva, donde te pasan a buscar en una Chiva rumbera de colores, con un grupo tocando música colombiana en vivo, te sirven unos vasos de ron mientras paseas por la ciudad. Se hace una parada a los pies del castillo de San Felipe de Barajas para tomar fotos y luego se dirige hacia el sector de las Bóvedas de la ciudad amurallada. Allí se baja la gente de todas las chivas y se arma la fiesta con música en vivo. Luego pasas a comer unos fritos típicos colombianos y te llevan a una discoteca con un ticket válido por un consumo hasta las 2 de la mañana. Si quieres quedarte más tiempo, sólo debes pagar tu transporte de vuelta por tu cuenta. Otra muy buena opción es subir a alguna de las múltiples terrazas dentro de la ciudad amurallada. Frente a la torre del reloj, hay varios edificios cuyas terrazas tienen bares, DJs y fiesta y por lo menos donde entré no cobraban entrada y los precios eran razonables, en la carta de tragos y el ambiente muy agradable.

 

Rumba en Cartagena de Indias

Rumba en Cartagena de Indias

Cartagena de Indias es una ciudad mágica, que sin duda lo tiene todo, tiene historia, playas, ritmo y todo el sabor del caribe colombiano, los dejo invitados a vivir esta aventura y que me cuenten que les pareció, estoy segura que no se van a arrepentir 😉

Bogotá: ¿Qué hacer en sólo 2 días?

Bogotá: ¿Qué hacer en sólo 2 días?

  1. Subir a Monserrate: Este cerro está poco más de 3000 metros sobre el nivel del mar y desde su mirador obtendrás una vista increíble de Bogotá, verás que es gigantesca!.He tenido el placer de hacer esto en 2 oportunidades y la verdad el paisaje te deja sin aliento y la ciudad se hace inmensa a tus pies. En la cima encontrarás la Iglesia de la virgen de Monserrate, que fuera tiene una fuente donde pueden pedir deseos (el mío se cumplió casi de inmediato), verán tiendas de artesanías y podrás tomar un “canelazo”, trago típico, que es mezcla de aguardiente colombiano, aguapanela y palos de canela que se calientan en una cacerola y se sirve caliente. Puedes subir en teleférico o bien en funicular, el acceso caminando está actualmente restringido. Si necesitan más información o los valores, pueden encontrar la información aquí http://www.cerromonserrate.com/es/ 
    En la cima de Monserrate

    En la cima de Monserrate, Bogotá

    Canelazo en Monserrate

    Canelazo en Monserrate

    Vista de Bogotá desde Monserrate

    Vista de Bogotá desde Monserrate

  2. Conocer el museo de Botero y maravillarse con sus obras: Los cuadros de Botero son realmente únicos y si ustedes aman la pintura tanto como yo, esta es definitivamente una visita imperdible, sobretodo porque ¡la entrada es gratuita!. A la entrada del museo encontrarán la escultura “la mano”, donde podrán tomarse fotos y luego ya empezar a recorrer la galería de sus pinturas. Mis pinturas favoritas son “La muerte tocando guitarra” porque en su muy reconocido estilo de pintar figuras gordas, llama mi atención que haya logrado hacerlo con un esqueleto y la “Monalisa” porque retrata muy bien la enigmática sonrisa de la Monalisa, en su peculiar manera de retratar las figuras y rostros. Verán algunas esculturas también, como el “pájaro” y “la pareja”. Otra cosa que me encantó de este museo es que hay una galería que es parte de la colección personal de Fernando Botero e incluye cuadros de Matisse, Dalí, Picasso, Miró, Klimt y Monet ycuál fue mi sorpresa al encontrarme en un muro completo un enorme cuadro de Roberto Matta.  Los días martes el museo no abre, más información, como los horarios, pueden encontrar aquí http://www.banrepcultural.org/museo-botero
    "La muerte tocando guitarra"

    “La muerte tocando guitarra”,

    "Monalisa"

    “Monalisa”

  3. Visitar  la Plaza de Bolívar y alimentar sus palomas: centro neurálgico de Bogotá, la plaza de Bolívar, se enmarca entre importantes edificios gubernamentales e históricos, la Catedral Primada, el Capitolio Nacional y el edificio sede de la Alcaldía Mayor. En el centro de la plaza la gente alimenta a las palomas y es una verdadera locura como aparecen por montones. Si se animan hay vendedores con bolsitas de comida, o bien lleven migajas de pan. Como la plaza se encuentra en el centro mismo, muy cerca de aquí encontrarán otras atracciones, como el ya mencionado Museo de Botero.
    Plaza de Bolivar, Bogotá

    Plaza de Bolivar, Bogotá

  4. Deleitarse con la comida colombiana: en cada país los platos van cambiando de región en región, en Bogotá, como capital, podrán encontrar variedad de platos entre los que recomiendo: desayunar unas arepas de queso con mantequilla encima, con un jugo natural de la incontable variedad de frutas que encontrarán en Colombia, guanábana, mango, lulo entre otras. Comer una oblea en alguna plaza o probar algo de la infinita cantidad de bollería que poseen. Almorzar un Ajiaco, que es un caldo que lleva papas, pollo, maíz y que se sirve acompañado de aguacate, arroz y crema de leche para ponerle encima, realmente muy rico y de sabor suave. ¿Siguen con hambre? Entren a algún restaurante y pidan la “bandeja paisa” es un plato para compartir que entre otras cosas trae carne, maíz, frijoles, plátano frito, huevos, les prometo que no sabrán de hambre después de esto. 
    Ajiaco

    Ajiaco

  5. Salir de Rumba a Andrés Carne de Res: a pesar de que ahora hicieron uno en la ciudad, denominado Andrés DC, el mejor y el clásico, a mi juicio,  es el que está a las afueras de Bogotá, en Chía. La decoración del lugar es alucinante, muy ecléctica, verán absolutamente de todo colgando de sus paredes y techos, realmente inspirador y si son extranjeros, muy probablemente se les ponga una banda tipo presidencial de “visitantes ilustres”. Este local funciona como restaurante, para luego pasar a la rumba y la fiesta no para. Cada mesa tiene un nombre y un número, indicada por una lámpara colgante muy peculiar en forma de corazón. La entrada no es barata, tampoco el consumo dentro del local, pero es un imperdible si quieren saber de qué va la noche en Bogotá. Es común que entre amigos se organicen y paguen transporte de ida y vuelta que pase por todos, pues bien es sabido que existe ley de cero tolerancia a bebedores al volante. El trago típico para tomar aquí? El clásico aguardiente antioqueño, que es un aguardiente de anís bastante engañador, de primera como es dulce parece que no hiciera nada pero te puede provocar una de las peores borracheras imaginables (no me quiero ni acordar). A la salida se estila comer una empanada bogotana, que es una pequeña empanada frita de harina de maíz y carne en su interior o tomar una sopa que se sirve en unos tazones de metal. El valor de la entrada y la información sobre fiestas temáticas específicas lo encuentran aquí http://www.andrescarnederes.com/ 
    Entrada de "Andrés carne de res"

    Entrada de “Andrés carne de res”

  6. Quedar absortos ante la opulencia del Museo del Oro: este museo, declarado como el más importante del mundo en su tipo, alberga más de 30 mil piezas de oro. Entre ellas, partes de vestimentas usadas por distintas comunidades indígenas de Colombia y variedad de figuras. Al entrar a la “sala de la ofrenda” vivirán la experiencia de recordar la leyenda de “El Dorado”, aquella que motivaba a los conquistadores españoles a buscar esta supuesta ciudad, donde todo era de oro y cuyo líder se cubría por completo en oro. En esta sala a través de estímulos sonoros y una exposición muy delicada de las piezas, en conjunto con la forma en que van iluminando cada tramo, se sentirán parte de la ceremonia de ofrendas del pueblo indígena “Muiscas”, pueblo que fue asociado por los conquistadores a esta leyenda pues depositaban gran cantidad de ofrendas de oro, en las lagunas del altiplano colombiano. No les cuento más para que lo vivan ustedes mismos. la entrada tiene un valor de $3000 pesos colombianos y el museo no abre los días lunes, más información pueden encontrar en http://www.banrepcultural.org/museo-del-oro 
    Museo del Oro, Bogotá

    Museo del Oro, Bogotá

    Sala de la ofrenda, Museo del Oro, Bogotá

    Sala de la ofrenda, Museo del Oro, Bogotá

Bogotá es muchísimo más que esto, eso sin duda, sin embargo creo que con esto pueden empaparse un poco de la cultura y la alegría de su gente. Estos lugares los conocí gracias a grandes amigos, que a pesar de la distancia, se han mantenido siempre presentes y que tuvieron la gentileza de mostrarme lo mejor de su ciudad, de su cultura, de sus comidas y de su fiesta! Un abrazo con todo cariño a Claudia y Joaquín, a Dani y Andrea, a Anita y Felipe y a su acogedora familia.

A %d blogueros les gusta esto: