Valdivia, la magia de la ciudad en un fin de semana

Valdivia, la magia de la ciudad en un fin de semana

Valdivia siempre ha sido para mí como una de las ciudades más lindas de Chile, mi primera visita a esta ciudad fue hace 10 años y tenía muchísimas ganas de volver. Ubicada en la XIV región de los Ríos y con una geografía particular, flanqueada por estos cuerpos de agua, se presta para diversas excursiones, tanto en sus cauces como en sus alrededores. Además tiene una variada oferta gastronómica, interesante oferta cultural y amplia variedad de cervecerías artesanales, que sin duda la posicionan como la capital cervecera del país.

En este artículo, les cuento, en mi estilo, cómo organizar una escapada de fin de semana para disfrutar lo mejor de esta ciudad:

Viernes: salí del trabajo y me dirigí al aeropuerto de Santiago para tomar un vuelo a la ciudad de Valdivia. Desde Santiago salen vuelos con bastante frecuencia en las aerolíneas Sky airlines y LATAM. El vuelo tuvo una duración de una hora. Otra opción para llegar a la ciudad es tomar un bus nocturno. Llegué a mi alojamiento a orillas del río Calle Calle, me cambié y salí a conocer el centro, a pocas cuadras caminando junto a Diego, guía de Pueblito Expediciones, quien nos acompañaría durante todo el fin de semana.

 

Caminando por Valdivia, flanqueda por el río Calle Calle y con inmensos lobos marinos de hasta 400 kilos que daban la bienvenida desde la rivera del río.

 

Valdivia es una ciudad de distancias cortas que fácilmente se puede conocer caminando. Luego de conocer el centro, la plaza y los alrededores del mercado, cruzamos el puente Pedro de Valdivia ( conocido por haber resistido el terremoto más fuerte del planeta de 9.5 grados Richter) con dirección a Isla Teja, a conocer un restobar con fama de ser uno de los mejores de la ciudad.

Se trata de “El Growler” cervecería artesanal, con una muy amplia variedad de cervezas artesanales, además de las de producción propia, con dispensadores dispuestos en la barra, donde podrán leer características de cada una de ellas tales como el amargor y los grados alcohólicos. Los meseros que atienden el local, conocen muy bien las variedades y buscan recomendarte aquello que se ajuste más a tus gustos. En este lugar hay también una excelente carta de comida, donde destacan los baldes de papas rústicas con cortes de filete perfectamente cocidos, queso azul y tocino u otros baldes del mismo estilo pero con productos del mar. A pesar de estar lleno, nunca se noto en la atención ni en la calidad de los productos, todo muy eficiente y exquisito, sin duda volvería y lo recomiendo a ojos cerrados.

 

El Growler

El Growler

 

Sábado: este día lo aproveché para conocer tanto como pude, aquí les detallo las actividades que hice y que pueden realizar ya sea en una escapada de fin de semana como la mía, o bien si tienen suerte, durante más días:

  • Navegación por los ríos: Si visitas Valdivia, una actividad que no puedes perderte es la navegación por sus ríos, parte fundamental de la geografía de la región. Encontrarás embarcaciones que te den un paseo desde los $5000 pesos chilenos, dependiendo de su tipo y en el trayecto conocerás los afluentes de los ríos, variedad de aves nativas como el cisne de cuello negro que abunda en la zona y podrás pasar por el trístemente célebre puente CauCau, de permanentes brazos abiertos. Yo hice el recorrido con Embarcaciones Bahía.

 

Puente Cau Cau, desastre ingenieril que tristemente se ha convertido en atractivo turístico

 

Es común ver a los elegantes Cisnes de Cuello Negro, mientras paseas en las embarcaciones

 

  • visitar el pueblo de Punucapa: traducido como “tierra fértil” fue por años un asentamiento Huilliche, en la ribera del Río Cruces. Actualmente de pocos habitantes, pero con varios atractivos turísticos dignos de ser conocidos. En primer lugar es conocido por su dulce sidra de manzana, que ha sido reconocida con denominación de origen. En “El mesón de la sidra” de Agropecuaria Punucapa, tendrán la posibilidad de degustar esta preparación y comprarla a muy buen precio, además de ver de cerca las prensas con las cuales se prepara. Llamó mi atención que a pesar de ser muy dulce, no tiene azúcar añadida, todo es fruto de la fermentación de la fruta.

 

Este hermoso muelle te dará la bienvenida a Punucapa, a orillas del Río Cruces

 

A poco andar  encontrarán el “Mesón de la Sidra” donde podrán probarla y entender el por qué de su fama

 

Luego de hacer algunas compras y ya con hambre, el lugar elegido para almorzar fue el restaurant “La Herradura” para comer un tradicional almuerzo chileno, preparado por la señora Albina, dueña del lugar quien se esmera en atender a los clientes como si fueran parte de su familia. En un ambiente sumamente acogedor comimos una abundante y sabrosa cazuela (juro que hace 20 años no comía una tan rica), empanadas fritas de carne y las típicas sopaipillas sureñas, que a diferencia de las del norte del país, son cuadradas y no llevan zapallo. Podrán encontrar también variedad de cervezas artesanales en el lugar. Los precios son módicos y es el lugar perfecto para sentir la calidez de la gente del sur de Chile.

 

La inolvidable cazuela de “La Herradura” / por muy buenos precios podrán saciar su hambre y sentirse como en casa

 

Punucapa es un pueblo que parece detenido en el tiempo, en pocos minutos sentirán esa calma que las grandes ciudades y su movimiento nos arrebatan

 

Además de lo ya mencionado, en Punucapa encontrarán el santuario “Nuestra Señora de la Candelaria” donde cada 2 de febrero se celebra una fiesta y procesión en su honor.

 

  • Parque Oncol: Este es una parque privado, pero abierto al público por una entrada general de $3500 pesos. Para llegar a este parque que se encuentra a 28 km de Valdivia, pueden tomar locomoción colectiva desde allí y bajarse en el cruce a Curiñanco, donde se encuentra un taller de escultura de maderas nativas, punto desde el cuál tendrán que caminar un poco hasta la entrada. Otra opción es trasladarse en auto particular, o bien contratar un tour por unos $25.000 pesos chilenos, que dura todo el día e incluye visitas guiadas por el parque. Como dato al margen les comento que los taxis en Valdivia son sin duda de los más baratos de Chile, partiendo su tarifa en $40 pesos chilenos.

 

Recorriendo los senderos del Parque Oncol, verán más de 28 especies de helechos y árboles tan imponentes como este Canelo

 

 El lugar me sorprendió, hice un recorrido con don Pascual Alba, quien vive en zona y conoce perfecto la biodiversidad del lugar. Fue así que haciendo un pequeño circuito de trekking, nos contó por ejemplo que en la zona existen más de 28  especies de helechos y que en el parque habitan gatos Güiña y Colo Colo que toman el sol en la copa del Palo Santo. Conocí  árboles como el Quintral, de cuyo fruto se  alimenta el Monito del Monte cuando termina su hibernación y cuyo néctar alimenta además al colibrí.

En verano es posible avistar distintas especies de anfibios, hay sapitos que se bañan en los huecos de árboles como el Melí y entre las aves se destaca el imponente Carpintero.

 

La flor del Quintral, cuyo néctar alimenta al Colibrí y de cuyo fruto se alimenta el Monito del Monte / en la base del Melí en verano viven distintos tipos de anfibios.

       

Pascual Alba, nuestro guía a través del Parque Oncol

 

El parque cuenta con varios miradores y circuitos de trekking para meterse de lleno en la selva valdiviana, cuenta con sectores  de camping, un pequeño restaurant y hasta un canopy. Personalmente me encantó, siento que es una oportunidad buenísima para conectarse con la naturaleza. Para más información acerca del parque, puedes visitar su web en este link

 

  • Visita a Niebla: Con aún algo de tiempo disponible por la tarde, aunque muy tarde para entrar a conocer el fuerte, visité Niebla, vale mucho la pena ir porque las vistas tanto en el trayecto, como en el lugar son verdaderamente hermosas. En la esquina de la plaza que se encuentra frente al pueblo hay un café muy pintoresco para disfrutar una bebida caliente. Para llegar basta con tomar un colectivo desde Valdivia y el trayecto no dura más de 20 minutos.

 

  • La hermosa vista desde el mirador de Niebla

 

  • Visita a cervecería Kunstmann: pionera entre las cervecerías artesanales del país, se encuentra entre Niebla y Valdivia y por tanto es parada obligada en el camino. Además de las distintas variedades de cervezas propias, tienen una carta de comidas para todos los gustos, además de una tienda de souvenirs de la marca, para quienes quieran comprar recuerdos relacionados a la cultura cervecera.

 

De vuelta en Valdivia, verán que la ciudad está llena de vida nocturna, principalmente por tratarse de una ciudad universitaria. Yo opté por aprovecha que mi visita coincidió con la vigésima cuarta versión del Festival Internacional de Cine de Valdivia, para disfrutar de una película antes de dirigirme a descansar.

 

Domingo: La mayoría de los vuelos a Santiago salen por la tarde y los buses suelen ser más cómodos para viajar de noche, por esta razón aún tendrán varias horas disponibles para realizar actividades, algunas opciones son:

  • recorrer el mercado fluvial: frente al puente Pedro de Valdivia, este mercado cobra vida en las mañanas con los pescadores ofreciendo sus pescados y mariscos frescos para llevar. Los mercados son para mí una de los imperdibles de cada ciudad, porque reflejan muy bien la vida y actividad de una ciudad.

Recorrer el paseo de la rivera del Calle Calle y ver como se desarrolla la vida de la ciudad es una de las actividades que pueden realizar

 

  • Visitar el jardín botánico de la Universidad Austral: otro panorama recomendable es la visita al jardín botánico, para esto sólo será necesario que crucen hacia Isla Teja por el puente Pedro de Valdivia y se dirijan hacia la derecha, ahí encontrarán la entrada a la Universidad Austral y un poco más allá el jardín botánico.

 

  • Hacer un recorrido en kayak por los ríos: para los más aventureros, encontrarán actividades en kayak que duran desde 2 a 5 horas, podrán hacer avistamiento de aves, con equipos especializados, etc. Estas actividades van desde los $25.000 pesos chilenos y pueden ver toda la información en Pueblito expediciones.

 

Las actividades en los ríos abundan

 

  • Almorzar en el mercado Municipal: edificio emblemático junto al río Calle Calle, frente al puente Pedro de Valdivia, aquí además de artesanías típicas de la zona, encontrarán algunos restaurantes con preparaciones de productos del mar frescos, tales como el Pulmay o las empanadas fritas, la docena de empanadas tiene un valor de $4000 pesos chilenos.

 

Como verán tanto Valdivia como sus alrededores tienen muchísimo que ofrecer y su actividad turística está respaldada por el programa de desarrollo de proveedores (PDP) de Panamericana de Turismo y cofinaciado por CORFO. En este marco pequeños empresarios se han agrupado para potenciar las actividades que llevan a cabo en la zona, asegurando desarrollar servicios de alta calidad y con gran valor agregado. Si quieren conocer a estos pequeños empresarios, pueden visitar el siguiente link para apoyar el emprendimiento local y a la vez disfrutar servicios de calidad en su visita a la Región de los Ríos.

¿Qué les ha parecido este itinerario? Esta es mi segunda vez en esta hermosa ciudad y me sigue pareciendo hermosa, pero mucho más desarrollada que hace 10 años, nuevamente quedé con ganas de volver, esta vez por más días.

Este viaje se realizó en el marco de un Press Trip en el que participamos junto a Rosi Guimaraes del blog Nos no Chile en representación de AChileTB.

 

Montevideo: qué ver y hacer en sólo 1 día

Montevideo: qué ver y hacer en sólo 1 día

A veces se nos olvida lo cerca que está un país de otro en Sudamérica, probablemente por la burocracia de sus trámites fronterizos y esa inmensa columna vertebral que nos divide, la cordillera de los Andes, que parece separarnos aún más. Esta es la historia de una de esas locuras que sólo se hacen viajando.

Me fuí un fin de semana a Buenos Aires y surgió la oportunidad de cruzar el río de la Plata para conocer Montevideo por el día mmmm…. y por qué no?  ya sé, los apegados a la filosofía del slow traveling lo van a encontrar una absoluta locura, porque realmente ¿cuánto puedes conocer de un país en unas cuantas horas? pero para los que luchamos con la limitante de tener apenas un puñado de días libres, para absorber todo lo que nuestros sentidos nos permitan, pintaba como un panorama perfecto. Y si bien no puedo declararme una experta en Uruguay, si pude hacerme una idea general que me dejó ciertamente con ganas de más.

Pero al grano, ¿cómo lo hice y qué es posible ver en Montevideo en sólo 1 día?

Para llegar desde Buenos Aires, tomé en Puerto Madero un ferry conocido como Buquebus, este gigante de metal sale en varios horarios, salí 7:30 AM en dirección a Montevideo en un viaje que dura 1 hora y media de navegación. Por lo que temprano ya estaba con los pies en Uruguay. En este link pueden ver los valores y horarios del ferry.

Buquebus

¿y luego qué? Lo primero fue recorrer los alrededores del puerto, cantidad de tienditas de artesanías y de pinturas de artistas locales ni bien cruzar. A primera impresión el país pintaba amable, aunque a poco andar ya me habían descubierto como chilena y me habían gastado alguna broma respecto a un partido de fútbol de ambas selecciones, inolvidable para ellos y para nosotros. Sudamérica tiene el fútbol en las entrañas y es algo difícil de olvidar.

Luego de pasear por los alrededores del puerto la parada obligada fue comer en el mítico “Mercado del Puerto”, Uruguay siempre ha asomado como un país donde las carnes destacan y sin duda una buena forma de conocer un lugar, el que sea, es a través de su comida. El mercado del puerto tiene ese encanto que tienen todos los mercados del mundo, mezcla de colores, aromas, gente gritándose de un lado a otro, organizando qué se yo cuantas cosas, en qué se yo que órdenes imaginarios.

El elegido fue un baby beef con ensalada, acompañado de un vino local, cepa Tannat que estaba bastante bueno (soy una wine lover de corazón), pan caliente y chimichurri para acompañarlo todo y al preguntar por un postre local para probar, la recomendación fue el Chajá, que es una especie de semifrío bastante suave, muy recomendable.

Baby Beef / Chajá

 

Locales del mercado / Tannat y Chimichurri

Aún quedaban horas para recorrer esta ciudad y la elección fue hacerlo en un bus hop on, hop off, que recorría los principales puntos de interés para hacerse una idea general, con audioguía. El recorrido tiene 11 paradas y la parada 0 corresponde justamente al Mercado del Puerto. Los boletos los venden en una boletería ahí mismo en la esquina y el pase dura 24 horas desde que te subes. Les dejo el link para que conozcan el recorrido que hace y sus horarios.

A poco andar me fui maravillando con la arquitectura de la ciudad, hay edificios realmente muy lindos, como el Palacio Legislativo, el Teatro Solis y el Palacio Salvo, aunque este último se dice que Le Corbusier lo encontró tan horrible que lo miraba para ver cuál era el mejor ángulo para echarlo abajo jajaja, en gustos no hay nada escrito, juzguen Uds mismos

Palacio Salvo / Puerta de la Ciudadela / edificio

 

Palacio Legislativo

 

La ciudad luce ordenada, limpia y segura, con abundantes pulmones verdes donde relajarse, como el Parque Rodó, el Rosedal y el Parque del Prado, donde podrán ver el “monumento a la diligencia”, que homenajea los carruajes utilizados para el transporte de las personas previo a la llegada del ferrocarril.

Monumento a la Diligencia – Parque del Prado

 

Muchas áreas verdes para disfrutar

 

En la parada número 9 del recorrido bajé y caminé mapa en mano hacia la Rambla de Pocitos, para buscar las famosas letras gigantes de Montevideo y recorrer a pie todo este paseo costero, viendo cómo la gente disfruta de hacer actividades deportivas y tomar el sol en este lugar, también perfecto para relajarse.

Montevideo – Rambla de Pocitos

 

Pocitos

 

La costanera en un perfecto día de sol

 

Una alternativa más barata a la de este bus, puede ser tomar un free walking tour, si googlean “free walking tour Montevideo” encontrarán que hay más de una compañía que los realiza, pueden decidir según lo que más les convenga o si quieren más comodidad pueden tomar un tour por el día para conocer Montevideo, también disponible con múltiples agencias.

Ya entrada la tarde me dirigí en el mismo bus nuevamente al puerto para tomar el Buquebus de vuelta a Buenos Aires a las 19:30 hrs, llegando directo a Puerto Madero a eso de las 21 horas. Una hora excelente para recorrer Puerto Madero y comer algo en uno de sus múltiples restaurantes.

Sin duda la experiencia en Montevideo me abrió el apetito de conocer más de Uruguay, para quienes estén por viajar imperdible conocer Colonia que es ciudad patrimonio de la humanidad, Punta del este por su atractivo turístico como balneario de playa en Sudamérica y la fantástica arquitectura de Casa Pueblo. Lugares que siguen estando en mi bucket list. ¿Han cometido la locura de intentar empaparse de un lugar en sólo un día? cuéntenme su experiencia



Booking.com

Desierto Florido: cómo disfrutarlo en un fin de semana

Desierto Florido: cómo disfrutarlo en un fin de semana

Este año el Desierto Florido, en la región de Atacama, Chile, prometía ser uno de las mejores de la historia, debido a la gran cantidad de inusuales lluvias que azotaron la región en el mes de marzo y decidí que no podía dejar pasar la oportunidad de verlo con mis propios ojos.

Como saben tengo un trabajo que puede llegar a ser bastante demandante, pero en el blog me he propuesto mostrarles que esto no es un impedimento para viajar tanto como se pueda, así que aquí les dejo todo lo que deben saber para escaparse a conocer el Desierto Florido en sólo 1 fin de semana.

Viernes (día 1)

Finalizada la jornada de trabajo, partí rápidamente al aeropuerto de Santiago donde tenía vuelo a la ciudad de Copiapó a las 18:57 hrs. Actualmente hay tres aerolíneas volando a este destino y mi elección fue una low cost, sólo llevé equipaje de mano y ahorré tiempo sin tener que despachar equipaje antes, ni tener que esperarlo al llegar allá. Llegué a Copiapó a eso de las 20:15 hrs y partí al módulo de la empresa de rent a car con la que tenía reserva. Contrario a lo que se podría pensar, arrendar auto en esta zona es bastante barato (precios desde $15.000 pesos chilenos por día, que son como unos 25 dólares) y ganas la libertad de recorrer como mejor te parezca la zona.

Entregado el auto, un KIA Río, partí en dirección a Playa “Las Machas”, a un costado de Bahía Inglesa, donde tenía la reserva de mi primer alojamiento (a escasos 20 minutos del aeropuerto). De ahí comer, tomar una cerveza acompañada de uno de los cielos con más estrellas que he visto y descansar para reponer energías.

Recomendaciones día 1:

  • Si viajan el low cost no olviden seguir las reglas del equipaje de mano, recuerden que estas aerolíneas ganan por los errores que nosotros cometemos y uno de ellos es sobrepasar las medidas del equipaje de mano. Si quieren saber exactamente lo que pueden y no pueden llevar y las medidas exactas, revisen este post donde detallo todo eso

 

  • Si deciden rentar auto sin dudarlo háganlo con anticipación, esto principalmente por 2 razones, la primera es que hay buenos descuentos por adelantado y lo segundo es que ese día al llegar las filas personas que querían arrendar no concordaban con la cantidad de autos disponibles y muchos quedaron sencillamente sin auto. En ese sentido ahorré tiempo, dinero y un mal rato.

 

  • Los requisitos para rentar auto incluyen en general ser mayor de edad, tener licencia de conducir vigente y una tarjeta de crédito que puedan usar como garantía. Al recibir el auto no olviden revisarlo bien para que luego no les cobren nada demás.

 

  • Respecto al tipo de auto no se hagan problema, para mí al menos no fue necesario rentar una 4x4, anduve por muchos caminos no asfaltados y no hubo drama, obviamente siempre con precaución. Ideal si el auto no es tan bajo, pero de todos modos con precaución no hay problema. Es útil llevar un cargador de aparatos móviles para el auto.

 

Sábado (día 2):

El plan era salir temprano en búsqueda del desierto florido por lo que a eso de las 8 AM me cargué de energías con el desayuno para salir. Antes de partir camino, paré en Bahía Inglesa a investigar por qué se le sindica como una de las mejores playas de Chile y tuve la suerte de disfrutar de esta playa prácticamente vacía.

Sin duda a ratos el color del mar te hace pensar que estás en el Caribe (hasta que te atreves a meter un pie, por supuesto). Sin duda es un lugar al que pienso volver y creo que esta temporada es ideal para hacerlo, entre agosto y noviembre, antes de que empiece la temporada alta, pero con clima igualmente soleado.

Playa Bahía Inglesa

Alucinante color del agua en Bahía Inglesa

El fenómeno del Desierto Florido se está dando en varias zonas de la región, pero una imagen en particular me hacía ilusión: encontrar las carpetas de flores llamadas “Pata de Guanaco” unas pequeñas flores de un color fucsia intenso.

Tenía referencias de que podía verlas en todo su esplendor a unos 60 kms en dirección contraria a la costa, llegando al cruce a Nantoco pero tomando el camino inverso ruta C-397 que era un camino de tierra de donde era necesario recorrer unos 7 kilometros más o menos hacia adentro. Así que partí hacia allá y bueno, las imágenes hablan por sí solas. Aquí en el mapa les muestro el punto exacto de donde les hablo:

Cruce Nantoco y zona de avistamiento de carpetas de flores “pata de guanaco”

 

Junto con las flores podrán ver gran cantidad de lagartijas, vaquitas del desierto y lo que más llamó mi atención sin duda, ver que entre las flores hay gran cantidad de conchitas de caracoles de mar, ¡a 60 kilómetros de la costa! Lo que sin duda nos hace darnos cuenta lo mucho que ha cambiado la geografía del lugar con el paso de los años.

 

Flores y más flores

Entre las especies que florecen durante el fenómeno y que logré ver se cuentan:

Campanilla / Suspiros del campo / Flor del Jote (abajo pueden ver las caracolas de mar)

 

Coronas de fraile / Pata de Guanaco

 

Luego de disfrutar este lugar un buen rato, llenándome de esa energía poderosa de la naturaleza y aprovechando de tomar buenas fotografías partí rumbo a mi segundo alojamiento en la ciudad de Copiapó. Aquí descansar, comer y cargar pilas para el día siguiente.

Recomendaciones día 2:

  • Respeten los senderos, al acercarse a las zonas donde el desierto florido está alcanzando su peak, respeten los senderos y no pisen por ningún motivo las flores para no entorpecer su desarrollo ni el de sus semillas para una próxima floración. Dejen el auto donde están las huellas.

 

  • No olviden el bloqueador solar, en el norte de Chile el sol pega y fuerte, más cuando estás disfrutando de la naturaleza. Usen bloqueador solar.

 

  • Si, como yo, son propensos a ser carnada de insectos, usen algún repelente ojalá biodegradable. Verán que junto con las flores se desarrollan gran cantidad de insectos en este ecosistema estacional (sí, algo me picó, no tengo idea qué).

 

  • Si consumen algún alimento llévense su basura y por ningún motivo dejen tiradas en el lugar colillas de cigarro. Ayudemos a que este lugar se mantenga libre de los desastres que provoca el hombre.

 

Domingo (día 3)

Con la satisfacción de haber visto lo que pensaba era lo mejor del desierto florido, quise dedicar este último día a conocer otro de los puntos de interés de la región. La playa “La Virgen” otra de las sindicadas como de las mejores de Chile, por lo que luego de desayunar me dispuse a conducir hacia la zona.

Playa la Virgen

Playa la Virgen, vista desde arriba

 

Había oído que en los caminos costeros de la región de Atacama también se estaba desarrollando el fenómeno del Desierto Florido, pero no puse demasiada atención. Cuál fue mi sorpresa que en el camino hacia “Playa la Virgen” y desde ahí hacia Puerto Viejo me encontré con los paisajes que les muestro a continuación, nuevamente la naturaleza dejándome sin palabras.

 

Desierto florido entre Playa la Virgen y Puerto Viejo

 

Desde playa La Virgen, el cuidador de la entrada nos dijo que siguiéramos una huella de camino que llevaba hasta Puerto Viejo y en ese trayecto tomé las imágenes superiores. Este camino se toma saliendo del estacionamiento de la playa inmediatamente a la izquierda y hay que seguir precarias señalizaciones en las piedras, pero la huella está bien demarcada y el camino no es de gran dificultad.

Al llegar a Puerto Viejo, cometí el error de tomar el camino que en el mapa de abajo verán como C-302, no hay ninguna advertencia de que este camino mas adelante está cortado por el aluvión de marzo, por lo que me tuve que devolver. Tuve que tomar nuevamente C-358, luego devolverme por C-324 y tomar C-318 hacia Bahía Inglesa.

Verán gran cantidad de flores tanto camino a playa “La Virgen” hasta Puerto Viejo. C-302 está cortado, el cruce es por C-318

 

Ya con la satisfacción de haber llenado mis sentidos de estos estímulos visuales, decidí ir a probar la comida del mar por la que se conoce la zona, volví a Bahía Inglesa a relajarme en uno de los restaurantes de la orilla del mar. Particularmente en uno ofrecían ostiones vivos, que es el marisco insigne de la zona y pues había que probarlos.

 

Ostiones, vivos / para comer crudos con limón / o a la parmesana con queso y vino blanco

Luego de comer, tomé la ruta hacia el aeropuerto que estaba a unos 20 minutos, devolví el auto en los corrales del mismo aeropuerto y esperé mi vuelo de vuelta a Santiago a las 18:30 hrs. Con la felicidad de haberme desconectado de la rutina, de haber estado ante un fenómeno natural único y comprobando una vez más que Chile tiene muchísimo que ofrecer.

Recomendaciones día 3:

  • Devuelvan el auto con la gasolina a tope, lo devolví con apenas una rayita menos y me cobraron desproporcionadamente por esta falta.

 

  • Aprovechen de probar la comida local, los Ostiones son los mariscos por excelencia de la zona. Si no les gustan crudos, sin duda vale la pena comerlos parmesanos, con queso y vino blanco.

 

Espero que este artículo les ayude a organizarse y darse cuenta que aún con poco tiempo podemos disfrutar de las maravillas de Chile y de este fenómeno, que este año se está dejando ver de espectacular manera! ¿te animas a conocerlo?

¿Cómo visitar Torres del Paine y los glaciares en un fin de semana?

¿Cómo visitar Torres del Paine y los glaciares en un fin de semana?

A veces las ganas de viajar son muy fuertes, pero por distintos motivos no podemos dejar todo e irnos, como quisiéramos. Les enseñaré como lo hago, para que la falta de tiempo no sea un impedimento. Aquí les dejo el itinerario que armé, para conocer a grandes rasgos las Torres del Paine y los glaciares, pidiendo sólo 1 día libre!!

Itinerario de mi fin de semana en la Patagonia:

Viernes: volé a Punta Arenas, saliendo 20:55 y llegando a las 00:20. Esto me dió tiempo de salir a hora normal del trabajo y tranquilamente moverme al aeropuerto. Pasé la noche (o lo que quedaba de ella) en Punta Arenas.

Sábado: Había agendado un tour Full day a Torres del Paine, saliendo desde Punta Arenas. Este tour no contempla comidas y son varias las agencias que lo ofrecen. Tiene un valor aproximado de $35.000 pesos chilenos y hay que sumarle la entrada al parque nacional ($6000 para nacionales y $21.000 para extranjeros). No olviden llevar snacks para el camino, yo me llevé unos salvadores sandwich y bastante agua.

Dentro del tour se visitan varias vistas impresionantes del parque nacional, como el salto grande, vista de los cuernos del Paine (no la base de las torres), lago Pehoe y caminata al Lago Grey desde donde se aprecian impresionantes vistas del glaciar del mismo nombre. Aquí te dan el famoso whisky con hielos milenarios (la verdad no me gusta el whisky así que me fue indiferente). Las vistas del parque en la caminata de camino al lago Grey te van dejando cada vez más sin palabras, aquí les comparto algunas fotos que tomé:

Torres del Paine

 

Salto Grande – Torres del Paine

Parque nacional Torres del Paine

 

Glaciar Grey y Lago Grey

 

Glaciar Grey y el Whisky con hielos milenarios

Glaciar Grey y el Whisky con hielos milenarios

 

El tour es apto para todo público pues si bien se requiere caminar, no tiene rutas complicadas. A la vuelta del tour se pasa por la cueva del Milodón, que es otro lugar interesante de visitar.

Dentro de la Cueva del Milodón

 

Existe una segunda opción de tour que contempla únicamente el trekking al mirador base de las Torres (foto de postales bastante habitual, con el lago abajo y las torres de fondo), este lo tengo pendiente y sin duda quiero volver para hacerlo. Son aproximadamente 3 horas de caminata hacia arriba y luego 3 para bajar. Esta opción tiene el mismo valor $35.000 e incluye guía, bastones de trekking y transporte desde y hacia su alojamiento. La empresa que lo hace es Trending Tour Patagonia, yo no lo tomé, pero pueden pedir la información y ver lo comentarios de su fan page para hacerse una idea.

Pedí a la persona que nos hizo el tour que al terminar me dejara en Puerto Natales en vez de Punta Arenas, para al otro día salir temprano a los glaciares. A eso de las 19 horas ya estaba en el hostal. El valor por noche fue de $15.000 por la noche con desayuno incluido, en habitación compartida mixta, en unos domos muy acogedores. Puerto Natales es pequeño y hermoso. Está lleno de restaurantes pequeñitos con buena calefacción en chimeneas a leña, tuve tiempo suficiente para cenar. Si salen por ahí no dejen de tomar una rica cerveza artesanal o un calafate sour, fruto exclusivo de la zona, similar al arándano, pero distinto en sabor.

Domingo:  a eso de las 7 am me dirigí a la agencia que ofrece el tour a los glaciares Balmaceda y Serrano. Este tour no es barato, pero vale muchísimo la pena y la única forma de llegar a estos glaciares es en barco, por lo que las opciones de reducir costos son más limitadas. El valor es de $80.000 por persona.

El tour incluía la navegación, café, un snack a bordo del barco y almuerzo en la hacienda Perales, un lugar mágico con impresionantes vistas donde comí un cordero magallánico muy sabroso. Para llegar al glaciar Balmaceda, luego de bajar del barco hay que caminar por un sendero boscoso realmente hermoso y muy verde. La vista al llegar te deja absolutamente sin palabras. El barco se acerca también al glaciar Serrano en el cuál se puede apreciar el daño del cambio climático por su retroceso y vista de la quebrada y cascada de los Cóndores. Donde es posible apreciar estas gigantescas aves, símbolo de nuestro escudo patrio.

Glaciares Balmaceda y Serrano

Glaciares Balmaceda y Serrano

 

Cascada de Cóndores y texturas del bosque caminando al glaciar Balmaceda

Cascada de Cóndores y texturas del bosque caminando al glaciar Balmaceda

 

Hacienda Perales, de fondo el barco que nos llevó a los glaciares y las vistas desde la hacienda

 

Este tour terminó a eso de las 6 pm y partí a tomar un bus previamente reservado desde Puerto Natales hasta Punta Arenas para pasar allí la noche. (Buses Fernández).

Lunes: para aprovechar el finde al máximo visité durante la mañana las pingüineras y algunos otros hitos de la ciudad de Punta Arenas: el monumento al ovejero, el cementerio municipal que dicen es uno de los más lindos del mundo y la plaza, donde está el indio patagón cuyo pie hay que besar para volver a la ciudad (ya veremos, ya veremos, les cuento si se hace realidad 😛 jajaja). Por la tarde me dirigí al aeropuerto para tomar mi vuelo de vuelta que llegó a Santiago a eso de las 23 horas.

Cementerio municipal de Punta Arenas

Sin duda las vistas del parque nacional Torres del Paine son tan increíbles que vale muchísimo la pena hacer el trekking (y lo haré), pese a esto, este itinerario demuestra que la falta de tiempo no es un impedimento para visitar hitos espectaculares del parque y disfrutar de su interminable belleza. Espero se animen a conocer y porsupuesto que me cuenten sus experiencias!! ¿ya visitaron las Torres del Paine? ¿Cuál fue su lugar favorito? los leo!

 



Booking.com

Te lo cuento: tour full day a Angra Dos Reis e Ilha Grande

Te lo cuento: tour full day a Angra Dos Reis e Ilha Grande

Inaugurando sección!! en esta les contaré de primera fuente mi experiencia tomando algunos tours o probando distintos servicios relacionados con nuestra pasión de viajar. La verdad pura y dura, sin disfraz!

el 2017 partió para mí en un viaje express a tierras cariocas y debido al escaso tiempo, fuera de recorrer los infaltables de Río de Janeiro, decidí realizar  el tour de Angra Dos Reis e Ilha grande, por el poco tiempo para hacerlo por libre ( y porque en Buzios y Arraial do cabo ya había pasado una semana en un viaje anterior).

Como los viajes se viven tres veces y una de esas es cuando se planean, días antes de partir reuní toda la información que encontré y hubo una agencia que despertó mi confianza, porque si hay algo que valoro, es que la atención y respuesta a dudas desde el inicio sea rápida. Se trata de Río para Chilenos. Tomé contacto a través del whatsapp publicado en su web y me explicaron en qué consistían las opciones que ellos ofrecían.

Las opciones eran 2, la diferencia es que una incluía almuerzo buffet libre (bajando del barco) y la otra incluía almuerzo sobre el barco, que permitía ganar tiempo para disfrutar las playas. Me decidí por la segunda opción. Se realizarían tres paradas para disfrutar del mar y me sonaba perfecto, además se me hacía atractivo salir de Río de Janeiro, que por el año nuevo estaba a tope de gente.

Me pasaron a buscar al hostel a eso de las 7:30 AM y luego se pasó a buscar a otras personas a otros hostales/hoteles. Empezamos el trayecto en bus hacia Angra dos Reis que tomó alrededor de 3 horas, con una parada intermedia para que cada quien, si gustaba, comprara un café o algo de desayunar en una gran estación de servicio. En total eran 3 buses de alrededor de 45 personas c/u trasladándose al tour.

Muelle Angra Dos Reis

Muelle Angra Dos Reis al volver, a minutos de la tormenta

En el bus, el guía Jerónimo explicó cómo sería el tour, en español, inglés y portugués y luego pasó puesto por puesto preguntando que elegiríamos para almorzar, entre 3 opciones disponibles (con esto se ganaría tiempo a estar decidiendo después). Ya en Angra dos Reis el abordaje al barco fue un poco lento, pues sólo pueden atracar 2 barcos a la vez y habían muchos intentando hacer lo mismo.El sol estaba pesadísimo en esto de la espera, pero al menos habían bastantes vendedores de agua y de lo que se les ocurriera.

Al abordar, el barco se llenó rápidamente quedando a tope de capacidad (150 personas), nos pasaron una comanda donde quienes atendían irían anotando las cosas extras que pidiéramos (que para empezar y por el calor fue una cubeta de cervezas), los precios bastante razonables, pedimos también un plato de calamares apanados con salsas para untar que estaba muy bueno.

El paseo en el barco partió y por tratarse de una goleta bastante grande, el movimiento no era mucho. A poco de comenzar aparecieron 3 chicos tocando samba y bossanova, animando la fiesta con sus ritmos y generando un muy buen ambiente.

La primera parada no tardó en llegar, punta de la piedad. Una pequeña isla maravillosa con una iglesia pequeñita que parecía sacada de un cuento. Una pequeña playa de aguas verdes y muy poco oleaje, llena de peces. Estuvimos ahí alrededor de 45 minutos y abordamos. Fuera de la goleta, había bastantes lanchas más pequeñas.

Primera parada – punta de la piedad.

La segunda parada era para aquellos con más destreza nadando, pues requería saltar del barco en una especie de pileta de agua azul. Habían gran cantidad de flotadores de colores de esos que parecen fideos, para disfrutar el mar. Decidí quedarme arriba y empezaron a servir el almuerzo a quienes no saltaron. Con lo que gané tiempo para estar lista para disfrutar la tercera parada. Para quienes saltaron habían suficientes flotadores tipo noodles.

Segunda parada, la poza azul

Luego de almorzar, paramos en el tercer lugar, una playa donde sólo estábamos nosotros en una pequeña isla llamada de Cataguases. Aquí pudimos disfrutar del mar por otros 40 o 45 minutos… la verdad me hubiera quedado feliz ahí para siempre, pero las condiciones climáticas cambiaron y la tormenta se veía venir, lo que nos obligó a devolvernos.

El viaje en el barco de vuelta se hizo bastante corto y sin duda quedé con ganas de más. Angra dos Reis tiene ese relajo de pueblos pesqueros pequeños, ese encanto que pierden las grandes ciudades como Río de Janeiro y en este acercamiento sin duda quedé con ganas de quedarme allí por unos días.

El tour es recomendable para todos aquellos que, como yo, no tengan tiempo para quedarse allí por unos días. Además es la forma perfecta de disfrutar playas mucho más paradisiacas que las existentes en Río, que tienen bastante oleaje y se llenan en forma exagerada. Además la sensación de seguridad es mayor.

El servicio fue muy bueno, nuestro guía estuvo pendiente en todo momento y hasta se animó a bailar con el grupo que tocaba. Las compras que hicimos arriba de la goleta podían pagarse con tarjeta, lo que simplifica todo. Además la preocupación desde el momento que reservas es muy buena, te asesoran sin ningún costo ni interés sobre cómo moverte por la ciudad, como salir del aeropuerto, lo que me fue de mucha utilidad pues llegue a Río el 31 de diciembre, día de muchísimo movimiento por las celebraciones de año nuevo. Experiencia probada y aprobada por Pasaporte sin destino 🙂

ya fuiste a Angra dos Reis? cuéntame tu experiencia!



Booking.com

Salar de Uyuni: 9 consejos útiles para tu visita

Salar de Uyuni: 9 consejos útiles para tu visita

Hace poco tiempo atrás, cumplí el sueño viajero de conocer el Salar de Uyuni, el  más grande del mundo. Fue una experiencia de viaje de esas que te cambia la forma de ver la vida, por un montón de motivos. Mi viaje partió en San Pedro de Atacama, en Chile y de ahí tomé un tour de 3 noches que volvía a este mismo punto de partida.

En este artículo les quiero compartir, algunos consejos que harán su viaje a este lugar, geográficamente inhóspito, un poco más fácil y cómodo.

1) Viaja en invierno Boliviano: seguro las fotos esas hermosas que has visto son del salar convertido en un verdadero espejo del cielo y para poder verlo de esa manera es indispensable que haya llovido. La temporada de lluvias intensas es entre diciembre y marzo de cada año, que es cuando se presenta el llamado invierno Boliviano. Es importante decir que si bien las lluvias permiten ver el efecto de espejo, a veces pueden dificultar la llegada al lugar. Si no consiguen viajar en esta época de igual forma el salar se ve impresionante cuando está seco. En este momento exacto 1 de febrero de 2017 el salar está como se ve en la siguiente foto:

Salar de Uyuni en su mejor momento

Salar de Uyuni el primero de febrero de 2017

2) Toma un tour: esto no lo aconsejo habitualmente debido a la gran cantidad de beneficios de viajar por libre, pero en este caso me pareció una muy buena alternativa por dos motivos: el primero es que el valor del tour es muy bajo (entre 110 mil y 140 mil pesos chilenos por 2 o 3 noches saliendo desde San Pedro de Atacama, dependiendo de si desean volver al punto de partida o quedarse en la ciudad de Uyuni), considerando que incluye transporte, alojamiento y todas las comidas, además del guía que los acompañará durante todos los días, el precio es bastante bajo. El segundo motivo, es que además de la visita al Salar de Uyuni, son múltiples los puntos de interés que pueden visitar dentro de la “Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Avaroa” y haciendo el recorrido por cuenta propia, se pierden estos otros lugares que valen muchísimo la pena de camino al salar. Entre ellos se cuentan por ejemplo: las visitas a las lagunas, blanca, verde y roja, donde podrán disfrutar de la flora y fauna del lugar en su hábitat, logrando ver zorros, flamencos, chinchillas, entre otros. La visita al desierto de Dalí, que recuerda su distintiva pintura de relojes derretidos, el árbol de piedra y múltiples formaciones rocosas que son realmente impresionantes, los geysers “sol de mañana” y las termas de polques, donde además tendrán la posibilidad de tomar un baño. El tour puede partir desde San Pedro de Atacama en Chile o bien desde la ciudad de Uyuni en Bolivia, en ambos casos visitarán los mismos lugares. Las agencias para ello son múltiples y están por todos lados en ambos lugares, los precios son los mismos. Uno de los refugios en los que dormirán corresponde a un hostal hecho completamente de sal, lo que se convierte en toda una experiencia, sin lugar a dudas. (*) nota al margen: este consejo lo doy sin recomendar ninguna agencia en particular)

lagunas altiplánicas: blanca, verde y roja - Salar de Uyuni

lagunas altiplánicas: blanca, verde y roja – Salar de Uyuni

fauna de camino al salar

fauna de camino al salar

Árbol de Piedra

Árbol de Piedra

3) Lleva monedas sueltas: cuando cambies dinero a bolivianos, pide que te den también monedas. Cuando tomas el tour te piden llevar un aproximado de 300 bolivianos, para cubrir el gasto de la entrada a la reserva natural de fauna andina Eduardo Avaroa, que cuesta un poco más de 200 bolivianos y el restante te quedará para otros gastos que quieras hacer, como comprar artesanías. Lo de las monedas tiene una explicación lógica, durante el trayecto se hacen paradas en algunos lugares básicos para comer y usar los baños. Estos lugares cobran por el uso del baño y si pagan con billetes les pasará como a mí, que en el lugar donde están las termas de Polques, me tiraron el billete por la cabeza. Mejor tener moneditas sueltas y evitarse malos ratos.

4) Toma medidas sanitarias extra: antes de viajar, me metieron miedo con las condiciones sanitarias en que están los refugios donde se pasa la noche de camino al Salar de Uyuni y en Bolivia en términos generales. En el primero de los refugios no habrá acceso a duchas y la limpieza de los baños, también en el trayecto es por decir lo menos deficiente (aunque para ser honesta, pensé que sería peor). En la frontera Chile- Bolivia, se nos acercó un hombre a regalarnos las hojas de coca que le habían sobrado para el mal de altura y nos dijo “nunca más vuelvo a este lugar, los baños son lo más horrible que he visto en la vida” y claro era para esperar la peor, pero tampoco era para tanto. Qué precauciones recomiendo tomar por comodidad y para no enfermarse:

  • Lleven alcohol gel y úsenlo antes de comer o manipular alimentos y de entrar y salir de los baños en cualquier lugar, puesto que en algunos baños no habrá agua.
  • Lleven toallitas desinfectantes, existen unas que vienen en unos paquetes tamaño portable y fueron de tremenda utilidad, ya sea para desinfectar baños, para limpiar mesones para comer y todo aquello que les parezca que conlleva algún riesgo sanitario.
  • Utilicen agua mineral para lavarse los dientes. Debido a la altura y las condiciones un tanto aisladas de los refugios es mejor consumir agua embotellada y utilizar la misma para lavarse los dientes. Creanme que no querrán enfermarse del estómago en un lugar donde no tienen acceso al baño.

5) sean precavidos con la altura: hay momentos en los cuales durante el trayecto llegarán a alturas cercanas a los 5000 metros sobre el nivel del mar y la primera noche, si parten desde San Pedro de Atacama, se quedarán en un refugio básico que bordea esa altitud. Mi recomendación es que de ser posible lleven algo que les alivie las molestias de la altura, por ejemplo hojas de coca, caramelos de coca, o té de lo mismo. Otra opción, si vienen desde Bolivia o Perú, es comprar las “Soroche Pills” un medicamento que alivia las molestias. Las molestias más frecuentes incluyen: taquicardia, alza de presión, sensación de cansancio al caminar, oídos tapados y dolor de cabeza. La primera noche en el primer refugio, con el cansancio del día comimos bastante antes de acostarnos a dormir y durante la noche la altura nos jugó en contra a mí y al grupo de viajeros que andaban conmigo y por tener el estómago muy pesado varios tuvimos pesadillas y bastantes dificultades para dormir. Les recomiendo comer, pero no en forma exagerada para evitar estas molestias.

Refugio básico y hostal de sal

Refugio básico de la primera noche y hostal de sal en la segunda

6) Empaquen algunos extras que serán de utilidad: al contratar el tour se les dirá que es necesario que lleven protector solar, un bidón de 5 litros de agua por persona (importante porque la altura hace que el cuerpo se deshidrate con más facilidad), zapatos cómodos, lentes de sol y ropa de abrigo. Yo agregaría algunos extras, fue útil tener un candado para cerrar la habitación compartida cuando no estábamos en ella, pues no tenían seguro. Una linterna pequeña nos facilitó las cosas por las noches, puesto que los refugios cuentan con pocas horas de electricidad y si quieren levantarse por la noche al baño así no andarán chocando con todas las cosas. Papel higiénico y artículos de aseo tal como toallas refrescantes, pues no tendrán acceso a ducha y de seguro se van a querer refrescar, después de recorrer, trepar rocas, meterse a las aguas termales, etc. Una botella de agua de medio litro para ir rellenando, porque ciertamente mientras recorren no van a andar con el bidón de 5 litros al hombro, así lo van rellenando y es más cómodo. Saco o bolsa de dormir se hace útil en las temporadas frías, yo estuve en enero y no lo necesité.

7) Timbra tu pasaporte en el parque: Si han ido a Machuppichu sabrán que a la salida del sitio arqueológico, hay una ventanilla donde puedes timbrar tu pasaporte con el sello de la ciudadela. Aquí puedes pedir que te timbren con el sello de la reserva nacional, que tiene unos muy lindos flamencos o en la Isla Incahuasi, ya en el Salar de Uyuni, hay un timbre con la forma de la isla. Para conseguir el primer timbre deben solicitarlo cuando les pasan su comprobante de ingreso (el cual no deben perder por ningún motivo, porque implica una multa importante de ser así). Si, como yo, eres un coleccionista de sellos, este es un lindo recuerdo -gratis- que pueden tener del viaje, para tener en tu pasaporte.

Sellos para el pasaporte :)

Sellos para el pasaporte 🙂

8) sean precavidos en cargar sus cámaras y móviles: al Salar de Uyuni llegarán en la madrugada del tercer día a ver el amanecer y en los refugios que encontrarán en el camino la energía eléctrica es limitada a un cierto horario. Además de esto, las habitaciones no cuentan con tomas de corriente, por lo tanto si necesitan cargar, será esencial que tan pronto lleguen a los refugios, corran a enchufar sus electrónicos a las mesas comunitarias para estos efectos. En los dos primeros refugios había una mesa en el espacio común, con algunos alargadores con múltiples entradas de corriente, sin embargo se hacían pocos para la cantidad de viajeros que se estaban hospedando en el lugar. Otra alternativa inteligente es llevar un adaptador que les permita cargar los móviles en la 4x4, que es donde pasarán aún más tiempo. Existen adaptadores que se conectan donde va el encendedor del jeep y son de bajo costo. Cuando carguen en las mesas comunes, no pierdan de vista sus aparatos, hay mucha gente en los refugios.

Grupo de viaje en la 4x4

Grupo de viaje en la 4x4

9) respeten el comercio justo: se que leerán en muchos blogs y páginas de viajes, que hay culturas y países donde es de mala educación no regatear, pero aquí no lo hagan. Me dolió mucho ver a unos norteamericanos en una especie de feria artesanal, antes de ir al cementerio de trenes en Uyuni, tratando de comprar tejidos en un tercio del valor que les pedían. Cuando estén allí tomen un momento y miren a su alrededor. Verán que la mayoría de las artesanas son mujeres en cuyos rostros pueden ver la dura vida que vienen llevando, verán que probablemente son el sustento de sus familias y que alrededor hay un montón de niños corriendo que forman parte de sus familias. Verán además a estas mujeres trabajar los telares. Se darán cuenta que las artesanías no son como en otros destinos “made in china” sino que son fruto del esfuerzo y del talento de estas mujeres. Esto sin contar que los precios son realmente baratos, pueden comprar chalecos de lana de alpaca por precios cercanos a los 10 dólares, osea nada. Les recomiendo llevar un poco más de dinero en bolivianos si quieren comprar un par de recuerdos, verán muchas cosas tejidas a telar, adornos de sal del salar y mucho trabajo en lana de alpaca. No dejen de llevar algún recuerdo y de paso colaborar con estas esforzadas artesanas.

Bonus! no corras riesgos ilógicos por una foto: esto es un poco de sentido común (por cierto el menos común de los sentidos) y es válido para infinidad de destinos turísticos, lo sé, pero aún siguen habiendo personas temerarias e irresponsables capaces de todo por una foto. Los Geysers “Sol de Mañana”, tienen fumarolas bastante grandes y no hay nada que limite el paso para no caer en ellos, además del ser criterioso. Tengan cuidado porque les aseguro que estando ahí, en el medio de la nada, si algo les ocurre no habrá cómo socorrerlos.

Geysers Sol de Mañana, no se les ocurra caer allí!

Geysers Sol de Mañana, no se les ocurra caer allí!

Por último ya en el Salar de Uyuni, usen su imaginación, son infinidad las ideas de fotos que pueden llevar a cabo utilizando las perspectivas gracias a la infinidad del salar, disfruten a fondo y si tienen la suerte de encontrar el salar convertido en un espejo saca fotos con tu cámara y con tus ojos, seguro será un momento que nunca olvidarás. Si quieres ver más fotos y leer más sobre la experiencia en el salar, puedes leer este artículo que redacté para Matador Network.

Fotos en el Salar de Uyuni

Fotos en el Salar de Uyuni

Pasaporte sin destino

Suscríbete y recibe lo último de Pasaporte sin destino!

Sé el primero en recibir los datos e historias de viaje!

Tu suscripción se ha realizado con éxito!

A %d blogueros les gusta esto: