Consejos para cuidar tu salud mientras viajas

Consejos para cuidar tu salud mientras viajas

Existen varias situaciones asociadas a salud que pueden arruinarte un viaje, pero también hay precauciones que puedes tomar  para cuidar tu salud mientras viajas. Además de mi experiencia como viajera, soy profesional de la salud, por lo que creo que estos consejos les pueden ayudar:

 

1) ojo a las vacunas: tan pronto tengas tu pasaje, investiga si los lugares que visitarás exigen alguna vacuna en particular de forma obligatoria. Vacunas como las de la fiebre amarilla deben ponerse entre 10 y 15 días antes del viaje. No olvides llevar tu carnet de vacunación, al momento de viajar.

 

2) lleva tus recetas médicas: ¿sufres alguna enfermedad crónica o tomas algún medicamento que en algún país pueda considerarse como droga? Pídele a tu médico que te extienda una receta ojalá en inglés y español con su firma y timbre. Esto en el caso de que por algún motivo necesites comprar tus medicamentos  o bien justificar su uso.

 

Un ejemplo de medicamento “prohibido” en algunos países es el Clonazepam, por el cuál incluso viajeros han sido arrestados en países del medio oriente. Si tomas algún medicamento de este tipo lleva siempre la receta para justificar su uso.

 

3) no olvides el repelente: puedes comprarlo en tu país de origen o mejor aún si es en el país de destino. Fíjate que cuente con un 30% de DEET para extra protección. Si quieres una opción más natural o libre de químicos puedes buscar un repelente a base de Citronela.

 

No olvides que debes usarlo tanto en las áreas expuestas como sobre la ropa, esta lección la aprendí a golpes cuando me picaron 30 veces por sobre el pantalón, mientras que en las áreas expuestas nada.

 

Si viajarás sólo con equipaje de mano y tu repelente es en spray y de más de 100 ml es muy probable que te lo quiten, evalúa comprar al llegar o buscar alguna opción en crema.

 

Yo cargo además un pequeño enchufe anti zancudos para poner en la habitación en la noche, porque no me gusta dormir con la piel llena de repelente y soy presa fácil de estos insectos.

 

Respecto al repelente en pulseras, debo decir que no me ha dado resultado, el que no he probado es uno que usa pila y emite una vibración que los aleja, si alguien lo ha probado me puede contar su experiencia.

 

4) Cuidado con lo que comes ¿bebidas con hielo? Pregunta: muchos viajeros son ultra rigurosos en no tomar agua de la llave/canilla y lavarse los dientes con agua embotellada pero ¿has pensado con qué agua hacen los hielos? Te aconsejo que preguntes y si no estás seguro, mejor preferir opciones refrigeradas pero sin hielo o tus esfuerzos con el agua serán en vano.

Respecto a las comidas, estoy segura de que una de las mejores formas de conocer un país es a través de sus comidas, sin embargo si estás en un lugar donde las condiciones de higiene son deficientes, es mejor evitar los alimentos crudos, para evitar la temida “diarrea del viajero”.

 

5) no subestimes el sol: una insolación puede de verdad arruinar tu viaje, eso sin contar el daño acumulativo que tienen los rayos UV sobre la piel. No escatimes en bloqueador.

 

Yo tengo predilección por los destinos de playa, mi piel es extremadamente blanca y sensible, así que me aplico bloqueador antes de salir (FPS50+) y re aplico en forma constante. Ya sé lo que es andar insolada y no me gusta para nada el look de Don Cangrejo.

 

6) lleva contigo un mini botiquín: no te ocupará mucho espacio y puede sacarte de apuros. Te contaré lo qué llevo en el mío, pero puedes preguntarle a tu médico o basarte en aquellas cosas que sueles necesitar:

 

  • Antialérgico
  • Paracetamol
  • Antiespasmódico (en gotas)
  • Antidiarreico
  • Laxante suave
  • Antinflamatorio
  • Antigripal (en té)
  • Antiácido (en sobre)
  • Pastillas para el mareo
  • Gotas para ojos
  • Parches curitas de distinto tamaño
  • Afrontamientos
  • Toallitas desinfectantes con oh
  • Gasa estéril (en sobre)
  • Crema para las picaduras
  • Pinzas

 

Con eso tienes para cubrir una amplia gama, desde estados gripales, molestias gastrointestinales, dolores de cabeza, reacciones alérgicas leves, dolores o calambres musculares y curación de pequeñas heridas como las que pueden provocarse en los pies de tanto caminar (te recuerdo Europa).

 

A veces puedes incluir algún antibiótico de emergencia si, por ejemplo, tienes predisposición a generar infecciones urinarias tu médico puede recetarte algún SOS para que uses si te sientes mal.

 

Con esto la idea no es fomentar la automedicación, cada quien conoce su cuerpo y sabe cuando algo anda mal, además en algunos países comprar medicamentos es casi misión imposible.

 

Mi botiquín viajero y el repelente con extra DEET

Mi botiquín viajero y el repelente con extra DEET

 

Si eres de aquellos que no toma medicamentos, puedes buscar opciones homeopáticas para el listado de arriba.

 

7) infecciones de transmisión sexual y anticoncepción: agrega condones a la lista anterior si crees que puedes necesitarlos, mejor prevenir que lamentar una infección de aquellas, seguro no es el tipo de recuerdo que quieres traerte de un viaje.

 

Respecto a la anticoncepción, la píldora en muchos países es sumamente difícil de comprar, por lo que si usas este método te recomiendo tener cantidad suficiente para tu viaje.

 

Adapta tu alarma a la hora local, puede que en tu casa la tomes a las 10 de la noche pero con la diferencia horaria donde vas te toque a las 6 o a las 12.

 

8) viaja con seguro: sé que lo he repetido en múltiples ocasiones y saben que no recomiendo alguno en particular. Muchos dirán “ay que exageración, a mi nunca me pasó nada”, pero la verdad es que no pasa hasta que te pasa. Yo viajo en promedio 5 veces al año y puedo decirles que en 40 viajes he tenido que usarlo 2 veces, es poco pero en dinero hubiera sido muchísimo.

 

Para entrar a algunos países lo van a necesitar de forma obligatoria y para otros no, sin embargo les recomiendo tener uno de todas maneras  y les voy a ejemplificar por qué, con mi experiencia:

 

A inicios de 2016 viaje por segunda vez a Jamaica, donde desarrollé trabajo con niños. Tuve una terrible reacción alérgica a las picaduras de mosquitos (lo sé, me aman) de ese día que no se me ocurrió ponerme repelente sobre el pantalón.

 

Llamé a mi seguro y me enviaron un médico al hotel, un par de inyecciones, pomadas y pastillas después ya había bajado considerablemente mi estado. El médico me volvió a visitar días después a ver cómo seguía.

 

Más tarde me enteré a través del seguro que esa atención costó casi 1200 dólares ¿se imaginan si hubiera tenido que pagar eso yo de mi bolsillo? ¡Sin duda me arruinaba los planes! Si no sabes cómo elegirlo puedes leer el artículo con los  consejos para elegir el seguro de viaje ideal para tí.

 

Mi mejor amiga probando el seguro médico en Cuba con ambulancia incluida, el viaje no estaba completo sin conocer los servicios médicos, no?

 

9) Viajas a algún lugar a mucha altura? toma precauciones: si tu próximo destino es en altura y vives a nivel del mar es ideal que programes tus actividades para que vayan progresivamente de menos altura a más. Dale tiempo a tu cuerpo para adaptarse a una atmósfera con menos oxígeno, no hagas grandes esfuerzos físicos el primer día y ayuda a regular tu estado tomando te de coca o masticando caramelos hechos con las hojas (o mastica las hojas directamente).

El consumo de estos no tiene abslutamente ningún efecto relacionado con los efectos de la cocaina, lo aclaro porque el otro día leí una viajera aterrada porque pensaba que el té tendría efectos alucinógenos y no quería hacer nada ilegal. La cocaina es el producto de un proceso químico con otros componentes para convertirse en la droga ilegal que es. La hoja de coca por si sola sólo tiene efectos medicinales.

En ciudades del altiplano es común conseguir unas píldoras llamas Sorojchi Pills que son para aliviar las molestias producidas por el mal de altura y son fabricadas con compuestos naturales. Si crees que tienes predisposición a sufrir mayores efectos por la altura, puedes preguntarle a tu médico de cabecera antes de viajar. En mi caso lo más efectivo han sido los caramelos.

 

Sorojchi Pills

Sorojchi Pills para el mal de altura

Aquí puedes leer sobre las enfermedades frecuentes entre viajeros a Cusco particularmente y los consejos del médico que literalmente me salvó la vida.

 

10) ¿Viajes de trayecto largo? muévete!: ya sea en avión o en bus, si los viajes son largos párense y muévanse, uno de los males que pueden aquejar a quienes viajan frecuentemente en avión, en viajes largos, es la trombosis venosa profunda y para prevenirla es esencial que te muevas.

Si no quieres o no puedes pararte hay ejercicios que puedes hacer para mejorar el flujo de sangre, mover el cuello, los tobillos, las muñecas, en algunos aviones hay un pequeño vídeo donde muestran ejercicios que puedes hacer en poco espacio. Yo uso algunas posturas de yoga que me alivian y descomprimen (soy alta y mis rodillas sufren con la falta de espacio) así que si me ven haciendo contorsiones en un vuelo no se rían jajaja. Aquí les comparto un video con ejercicios sencillos que pueden realizar y  para que, de paso, se rían un poco.

11) Cuidado con los baños públicos: esto especialmente para las viajeras, muchas veces nos topamos con baños en horribles estados de higiene y hay que hacer verdaderas contorsiones para no tocar nada mientras vas, cargando muchas veces además la mochila y con puertas de baño que ni cierran. Encontré el producto que cambió esta situación para siempre en mi vida viajera, se llama Feminette, es fabricado en Chile y permite hacer pipí de pie sin tocar nada dentro del baño, con el máximo de higiene y ultra portatil, ni siquiera necesitas bajarte los pantalones! Como es fabricado con partículas de nanosilver no desarrolla bacterias ni hongos, para mi se acabó la tortura de estar aguantando hasta encontrar un baño medianamente limpio que hasta terminó en una peligrosa infección una vez. Invito a las viajeras a conocer este producto en su página oficial, a mi me cambió la vida y saben que no recomiendo nadacque no sea REALMENTE bueno.

 

Espero que estos pequeños consejos te sirvan para cuidar tu salud mientras viajas, de modo que la única preocupación que tengas sea disfrutar tu experiencia al máximo!

Dr. William Gibaja y enfermedades frecuentes entre viajeros a Cusco

Dr. William Gibaja y enfermedades frecuentes entre viajeros a Cusco

    Hoy, en la entrevista viajera, hablaré con el médico que me salvó de la peor infección intestinal de mi vida en Cusco, Perú, en el viaje que creí sería soñado a Machu Picchu. Su nombre es William Gibaja y estuvo en Cusco trabajando en el área de medicina del viajero por casi 3 años entre mayo del 2013 y enero de 2016. Lo conocí al activar mi seguro médico de viajes, ante una infección con muchísima fiebre y deshidratación, que empezó a horas de que saliera mi tren hacia Aguas Calientes ya que fue él quien llegó a atenderme.

Lamentablemente a veces, los viajeros cometemos errores que nos pueden arruinar un viaje (el mío comer un maiz con queso de cabra en la calle), porque aunque hoy sea una anécdota, si lo pasé bastante mal y no disfrute casi nada la visita a Machu Picchu, eso sin contar que casi no me pude subir al avión de vuelta. Aquí les dejo una entrevista que puede ser útil para todos nosotros!

Hola Dr. según su experiencia, ¿puede contarme cuales son las patologías más frecuentes que afectan a los viajeros que viajan a Cusco?

Los males más frecuentemente vistos en turistas que llegan a Cusco son “Mal agudo de montaña” o comunmente llamado mal de altura; con algunos casos que representan sus complicaciones tales como el edema pulmonar por altura y el edema cerebral por altura. La segunda patología, incluso más frecuente que la primera es la Gastroenterocolitis aguda, siendo denominada comunmente “Diarrea del viajero”, que tiene múltiples causas y desde formas leves a otras más severas. Luego de ello hay un sin número de enfermedades que pueden padecer los viajeros, tanto en relación a infecciones tropicales, accidentes traumatológicos, descompensación de cuadros secundarios a la altura, como cuadros isquémicos coronarios, neurológicos, cardivasculares y demás.

¿Referente al mal de altura, hay alguna recomendación de preparación previa al viaje a Cusco para disminuir su efecto?

En cuanto al mal de altura, primero hay que saber que no existe un factor predictor específico sobre quién puede sufrirlo, es decir, puede sucederle a cualquiera, e incluso estudios demuestran que alguien con este problema en alguna ocasión anterior, tiene más posibilidades de repetirlo al exponerse nuevamente a la altura. Para prevenirlo en la mejor medida se recomienda:

  •  Mantener una buena hidratación
  • Alimentación liviana y no muy tardía por la noche
  • no ascender rápidamente, sino en escalas
  • darle tiempo a la aclimatación antes de programar más actividades, aún cuando esto pueda comprometer un paquete turístico, los cuales, lamentablemente, no son pensados para ayudar con esta situación.

Se puede usar de profilaxis (prevención) Acetazolamida 250 mg, 1/2 tableta cada 12 horas por 2 a 3 días tanto preventivo desde 24 horas antes del ascenso, salvo personas que sean alérgicas a este componente o a las “sulfas”. Se puede asociar a Paracetamol de 500 mg a 1 gr condicional a dolor de cabeza y también ayuda la oxigenoterapia, que puede aplicarse por periodos de 15 a 30 minutos por 2 a 3 veces al día, los primeros días de llegado y lógicamente, contactar ayuda médica si nota que hay síntomas que no se controlan adecuadamente o presentan algún dato de alarma.

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes y en qué casos es necesario buscar atención médica?

   Los síntomas mas frecuentes para el mal agudo de montaña son: Cefalea (dolor de cabeza), pesadez generalizada, debilidad y ocasionalmente desorientación, todo ello desarrollado durante los 3 primeros días de exponerse a la altura. Si los síntomas son muy severos, hay gran disnea, trastorno del estado de conciencia, tos con expectoración, náusea poco controlable o vómitos frecuentes se deberá buscar atención médica. En esta evaluación se determinará la saturación de oxígeno con pulsioxímetro y en la medida de que este valor esté alterado determinará el uso y la cantidad de oxígeno suplementario a recibir; así mismo si los vómitos son muy frecuentes o la náusea incontrolable puede llevar a deshidratación y no aceptación de tratamiento por vía oral pudiendo ser necesaria la hospitalización para tratamiento parenteral (endovenoso, por ejemplo).

   En el caso de la Gastroenterocolitis aguda (GECA) los síntoma más frecuentes son deposiciones líquidas, náuseas, vómitos, dolor abdominal tipo cólicos, alza térmica a predomino nocturno o vespertino, distensión abdominal, meteorismo y dispepsia. Los signos de alarma deben ser sobretodo la intolerancia oral principalmente para líquidos y los relacionados a deshidratación moderada a severa. La hidratación es lo más importante para el control de esta enfermedad, adicionalmente del tratamiento farmacológico; y pues si no se puede hidratar correctamente por vía oral debido a vómitos, por ejemplo, se podría indicar hospitalización transitoria con tratamiento parenteral.

Según su experiencia, ¿hay algún biotipo o factor que incida en ser más propenso al mal de altura? (hipertensos, deportistas, gente con obesidad, diabéticos, por ejemplo)

  Esta pregunta fue respondida antes, sin embargo quisiera añadir que algunas series describen que personas con obesidad tienen mayor capacidad pulmonar funcional que les daría cierto incremento de posibilidades en adquirir mal agudo de montaña; o en todo caso, tener una adaptación retardada. En cuanto a las personas con otras comorbilidades; no se ha demostrado que tengan mayor tendencia a desarrollar mal agudo de montaña; pero si se recomienda que tengan una evaluación médica previa al viaje ya que si en la altura se descompensa su enfermedad basal, esta podría ser más severa sólo por estar en altura. En algunos casos se recomienda a ciertos grupos de personas que directamente no asciendan a altura por estos riesgos; pero ello ya será criterio médico previo al viaje.

¿Qué otros padecimientos son comunes entre los viajeros y cómo podemos prevenirlos?

Otros problemas frecuentes pueden ser los traumatológicos, donde el tener cuidado para prevenir accidentes es fundamental, pero eso no varía de las mismas medidas de seguridad que uno pueda tener en cualquier parte, incluso sin viajar.

Para prevenir los problemas frecuentes recomiendo:

  • no consumir agua de la llave
  • usar agua embotellada para el lavado de dientes
  • no consumir alimentos en cualquier sitio
  • mantener una buena hidratación
  • darse el tiempo a una buena aclimatación

Si contemplan además visitar zonas tropicales es importante la vacunación contra la fiebre amarilla por lo menos 2 semanas antes de viajar y el uso de repelentes de mosquitos de ser necesario.

¿Qué elementos básicos debería considerar un botiquín para viajar a Cusco?

  • Sobres con sales de rehidratación oral
  • Acetazolamida 250 mg (6 tabletas)
  • Ciprofloxacino 500 mg (antibiótico de primera línea para GECA)(10 tabletas)
  • Paracetamol de 500 mg condicional a dolor de cabeza, salvo alergias

Esto es básico y de ser necesaria la administración se indicará por el médico que evalúe el caso quien puede indicar medidas adicionales.

¿Es difícil obtener atención médica en Cusco y alrededores? ¿es costoso?

En Cusco ciudad no es difícil conseguir atención médica ya que si hay centros de salud que trabajan en medicina del viajero; pero el costo puede variar ya que estas son instituciones privadas y no públicas. Mientras que en zonas más alejadas como Urubamba o Machu Picchu, también hay centros de salud, pero con menor capacidad resolutiva quienes podrían referir al paciente a la ciudad de Cusco de ser necesario. Algunos centros de salud trabajan con seguros de viaje, y en caso de no contar con uno, las formas de pago son directas ya sea efectivo o tarjeta. Uno nunca sabe cuando puede caer enfermo, o sufrir un accidente o tener alguna situación que comprometa su salud; así que lo más recomendable es contar con un seguro de viajes que pueda cubrir la atención médica, ya sea directamente o a modo de reembolso en casos menores o ambulatorios; salvo excepciones que pueden variar en cada seguro. Estos seguros, que en la actualidad hay gran variedad, pueden ser conseguidos en el lugar de origen del viajero, los requisitos variarán dependiendo de cada compañía.

Cusco bajo la lluvia

La hermosa Plaza de Armas y Catedral de Cusco

   Bueno finalmente y junto con agradecer al Dr. Gibaja por los datos que nos ha aportado desde su valiosísima experiencia, creo que es importante tomar en cuenta que el actuar de manera desprevenida y temeraria por parte de los viajeros es algo que debemos evitar, sin ir más lejos en junio de este año se confirmó la muerte de un turista por transgredir la seguridad para tomarse una foto, en una situación que pudo ser perfectamente evitable, esta misma situación se ha repetido en varios lugares donde la gente no mide consecuencias por conseguir una buena foto, seamos responsables al respecto.

    Por último añadir que en mi experiencia personal ante molestias muy leves respecto del mal de altura, me ha sido de mucha ayuda el té de coca y los caramelos que venden del mismo compuesto, por cierto que algo nos han dejado los antepasados como enseñanza, en la mayoría de los hostales y hoteles tendrán este té a disposición, así como también en algunos lugares visitados, tanto en té, en caramelos como la hoja misma de la coca para masticar. Si quieres más información lee estos consejos para evitar el mal de altura.

Perú es uno de los destinos más visitados por viajeros de todo el mundo debido a sus tremendos atractivos turísticos, si explorarás más el país no dejes de leer todo a cerca de la montaña Vinicunca, si pasarás por Lima te comparto mi itinerario en una de mis ciudades favoritas de Sudamérica. ¡A disfrutar de Perú!

A %d blogueros les gusta esto: