Booking ha sido desde el 2012 mi sitio de reservas de alojamiento favoritos, por la gran variedad de alojamientos que ofrece y las opciones y filtros que puedes usar. Puedes encontrar desde villas, hoteles boutique, casas particulares, all inclusive, hasta hostels y bed and breakfast. Para mí lo tienen todo.

 

Aquí te dejo mis trucos para reservar alojamientos en Booking, de modo que logres encontrar exactamente lo que buscas al mejor precio y con toda la seguridad del mundo al reservar. Con estos trucos no pasarás nunca un mal rato.

 

 

1) Usa los filtros: cada vez que busco alojamiento luego de poner la ciudad, fechas y número de personas uso los filtros.

 

Primero ordeno los alojamientos por precio de menor o mayor, lo que me ayuda para saber a lo que puedo acceder, según mi presupuesto.

 

Luego filtro aquellos que tengan puntuación mínima de 8, luego que tengan cancelación gratuita y si son ciudades grandes filtro por la zona específica donde me quiero quedar.

 

Verás que hay varias opciones más, como filtrar por tipo de alojamiento o por aquellos donde no requieras tarjeta de crédito. Esto te ayudará a acotar la búsqueda a tus verdaderas necesidades.

 

 

2) Busca alojamientos con puntuación mínima de 8: con esto aseguras que estén realmente bien evaluados en todos los aspectos que Booking considera a la hora de preguntarle a los huéspedes por su estadía.

 

Lo que me gusta de Booking en cuanto a las evaluaciones (que también pasa en Airbnb, Couchsurfing y Hostelworld) es que son de quienes realmente se quedaron en el lugar. A diferencia de lo que pasa con Tripadvisor, donde cualquiera puede comentar y por tanto ha perdido mucha credibilidad.

 

 

3) Lee todas las evaluaciones: siempre te mostrará algunas, lee todas incluso las más malas para hacerte la idea de qué es lo más molesto que podrías encontrar.

 

Algunas veces puede pasar que la gente haga criticas un poco absurdas que no tienen mucho que ver con el alojamiento, como que no salió el sol, pero otras te pueden ser útiles para considerar a ver si son cosas que puedes transar.

 

Me pasó con una reserva en un hotel de cadena en Montevideo hace un tiempo que no era precisamente barato, que los huéspedes se quejaban de que las almohadas eran muy incómodas, pero pensé que era una exageración. Resultaron siendo realmente insufribles, súper altas y durísimas, terminé metiendo toda la ropa de mi maleta en la funda para hacer mi propia almohada jajaja.

 

 

4) Descarta alojamientos sin evaluaciones: lo sé, puede jugar en contra de aquellos alojamientos que son nuevos, pero debes ver si es un riesgo que estás dispuesto a correr.

 

Hace unos años reservé en un hotel nuevo en San Telmo, Buenos Aires, se veía hermoso, muy moderno, pero no tenía calificaciones. Caí porque me sedujeron las fotos de todo nuevo.

 

Resultó ser que el servicio era horrible, me encontré al llegar con la habitación aparentemente hecha, pero los basureros con la basura de los huéspedes anteriores y bolas de pelo en el suelo, 2 días no hicieron la habitación y encima, al frente había una casa abandonada donde hacían fiestas clandestinas, entonces las noches eran mitad ruido de la fiesta, mitad los policías intentando desalojar. Si hubiera habido comentarios probablemente esto lo hubiera sabido.

 

 

5) Revisa la zona en que está el alojamiento: como te decía, en ciudades grandes puedes buscar en la zona específica en que te quieres quedar. Si no conoces lee y busca información sobre los barrios para no llevarte sorpresas.

 

Hace unos años atrás cometí este error en Atenas, venía de un cansador viaje por Europa y encontré hoteles con muy buena puntuación, bonitos y a un precio muy barato.

 

Reservé fijándome, solamente, en que estuviera cerca de una estación de metro, para moverme con facilidad. Lo que no investigué es que esa zona y alrededores eran zona de prostitución callejera y drogas duras, por lo que finalmente terminé por no moverme del hotel después de cierta hora, para no correr riesgos y aunque el hotel era lindo, por las noches se oían gritos de la calle y resultó bastante aterrador.

 

 

6) Usa la opción de “cancelación gratuita, paga después”: Cuando vayas a seleccionar habitación te saldrán varias opciones. Por lo general las primeras de arriba dicen “no reembolsable” y suelen ser más baratas, pero implican que ante cualquier problema no podrás cancelar la reserva y se te cobrará la totalidad.

 

Mi opción favorita, aunque suele ser algunos dólares más cara, es la de “cancelación gratuita, paga después”. Esta modalidad implica dos cosas,  la primera es que tienes hasta cierta fecha (que se te informa) para cancelar la totalidad de tu reserva sin que te cobren nada, ideal por si tienes algún contratiempo o estás preparando algún viaje con demasiada antelación, que pueda sufrir variaciones.

 

La segunda, implica que pagarás al llegar al lugar, ni un minuto antes. Lo que te da tiempo de ahorrar antes de tu viaje, pues seguramente puede que estés pagando pasajes u otros y prefieras pagar el alojamiento en el lugar. Vale la pena pagar unos pocos usd extra por tener más flexibilidad a la hora de reservar.

 

 

7) Una semana antes escríbele a tu alojamiento: nunca he tenido problema alguno con las reservas y lo uso muy seguido, pero siempre les escribo una semanita antes para verificar que todo esté bien y avisar mi hora aproximada de llegada.

 

Es la instancia también, por ejemplo si llegas antes de la hora del check in, de preguntar si puedes dejar tu equipaje custodiado, etc. Para esto busca dentro de tu reserva la opción “ponte en contacto con tu alojamiento”.

 

 

8) Lee la letra chica: antes de reservar lee todo sobre los servicios y condiciones del alojamiento. A veces hay ciudades donde se cobran impuestos específicos por noche a los turistas y estos y otros impuestos, a veces, no están incluidos en el valor que ves en Booking, pero salen especificados en las condiciones. De este modo no te llevas sorpresas.

 

Infórmate de otras cosas que pueden ser importantes como si cuentan con recepción las 24 horas, los horarios de check in y check out, si incluye o no desayuno, si tiene parking en caso de que andes en auto, etc.

 

 

 

9) Crea listas por ciudad: Si estás planeando con bastante anticipación y aún no te decides por el alojamiento que quieres para tu viaje, puedes crear listas, ponerles el nombre de la ciudad y empezar a guardar en ellas los que veas que más te gusten. De este modo, al momento de decidir, te será más fácil comparar entre tus favoritos.

 

 

 

10) Aprovecha las ventajas de ser Genius: desde que haces 2 reservas en adelante pasas a ser Genius y esto implica que tienes beneficios adicionales, como ofertas especiales, posibilidad de hacer early check in o late check out en algunos alojamientos o tragos de cortesía.

 

 

11) Aprovecha los códigos de descuento y recomienda a amigos: todos quienes están en booking, tienen enlaces que pueden mandar a amigos para que reserven su próxima estancia con 10% de descuento. No importa si tu cuenta es nueva o antigua, si nunca haz usado un código podrás usarlo, pero sólo una vez por cuenta.

 

Por su parte si tus amigos usan tu código, tu ganas un reembolso de dinero de 15 USD, que una vez que ellos completen su estadía se va directo a tu tarjeta de crédito. El máximo de reembolso son 150 USD osea, 10 amigos que hayan usado tu código. Si andas en busca de uno aquí te dejo mi código de descuento.

 

 

12) Recuerda que prometen el mejor precio garantizado: esto implica que si encuentras un precio más bajo para el mismo alojamiento en otra página, te reembolsarán la diferencia, así que atento a esta posibilidad.

 

Espero que mis trucos para reservar en Booking te ayuden a encontrar más fácil el tipo de alojamiento ideal para tí, con los mejores precios y de tal manera de que tu reserva sea segura y tu próxima escapada fenomenal!! ¿te gusta Booking? cuéntame tu experiencia.

 

 

Pasaporte sin destino

Suscríbete y recibe lo último de Pasaporte sin destino!

Sé el primero en recibir mis datos viajeros!

Tu suscripción se ha realizado con éxito!

A %d blogueros les gusta esto: