Conociendo los bares speakeasy de Buenos Aires

Conociendo los bares speakeasy de Buenos Aires

En enero junto a Nicole de Viajando Lento, viajamos a probar la nueva ruta de Jetsmart a Buenos Aires. Ambas habíamos visitado en varias oportunidades la capital trasandina y buscábamos actividades no tan comunes, los hitos turísticos clásicos ya los conocíamos.

 

Lee aquí cómo moverte desde el nuevo aeropuerto El Palomar a Buenos Aires

 

 

Al caer el primer día me dice “me recomendaron conocer un speakeasy de Buenos Aires” y para no quedar de ignorante tuve que inmediatamente googlear así que si no sabes de que se trata aquí te lo  cuento.

 

Los speakeasy, o bares secretos, nacieron en la primeras década del siglo XX en Nueva York, en medio de la ley seca bajo la cual se encontraban en la época de la prohibición. Se convirtieron en bares clandestinos a los que sólo podías llegar por dato y donde para poder ingresar debías conocer la contraseña. ¿por qué el nombre? speakeasy hace alusión a hablar bajito, que habría sido lo que se pedía en estos lugares para que no fueran descubiertos.

 

Estos bares solían esconderse tras la fachada de otro tipo de negocio y aún hoy lo siguen haciendo y como la venta de alcohol estaba prohibida, los bartenders tenían que usar toda su habilidad para esconder el sabor y el olor del alcohol. Por eso, durante esta década, nacieron los cocteles más famosos hasta el día de hoy y por los mismo los speakeasy hasta el día de hoy son garantía de buena coctelería de autor.

 

Dimos con una lista vagando por internet de los que parecían ser los mejores speakeasy de Buenos Aires y te contaré nuestra experiencia en algunos de ellos para que te animes a conocerlos:

 

Victoria Brown: buscamos la ubicacion y GPS en mano nos pusimos a caminar por la zona de Palermo Soho, nos aventuramos a ver si podríamos entrar o no porque, paradójicamente, por secretos y misteriosos que sean, lo cierto es que si no tienes reserva es difícil que puedas conseguir una mesa.

 

Llegamos y nos alertó un escudo con las iniciales, la entrada estaba abierta por lo que fácilmente llegamos donde la anfitriona. Muy amablemente nos hizo esperar unos segundos y nos pasó a una mesa sin ningún preambulo, ni clave, ni contraseña, nada.

 

Nos sentamos en una mesa alta, se acercó una chica a dejarnos las cartas y tras unos momentos volvió a tomar nuestro pedido, la coctelería se veía muy interesante en la carta pero resultó que las elecciones que habíamos hecho no estaban disponibles, volvimos a elegir y nuevamente uno de los dos no estaba disponible.

 

Preguntamos a la chica por los picoteos, teníamos hambre, unas empanadas se veían interesantes, le preguntamos por el tamaño para hacernos la idea de cuántas porciones pedir y nos dijo “normales”, quedamos igual porque como sabrán el tamaño de las empanadas varía un montón de país a país. Mientras en Chile pueden ser casi un almuerzo, en Bogotá son más bien un aperitivo, pero bueno.

 

La ambientación del lugar es hermosa, una luz tenue le da un ambiente de misterio y el gran reloj detrás de la barra sin duda le da un aspecto hermoso. Tiene cómodos sillones para quienes reservan y el local es bastante amplio. Los tragos que finalmente pedimos estaban muy muy buenos.

 

Victoria Brown, la barra

Victoria Brown, la barra

 

La carta y nuestras elecciones para probar

La carta y nuestras elecciones para probar

 

La segunda noche decidimos conocer uno de los que aparecía como de los más recomendados:

 

Franks Bar: nuevamente llegamos sin hacer reserva y sabíamos, investigando, que para poder entrar debíamos conocer la contraseña, de la que dan pistas a través de sus redes sociales.

 

Al llegar nos abrieron una pequeña mirilla y nos pidieron la contraseña, nos hicieron pasar y luego tuvimos que seguir una serie de pasos para entrar que involucraban un teléfono público, códigos y otras cosas que no les contaré para no matar la magia del lugar.

 

Como no teníamos reserva nos hicieron pasar a la barra y fue lejos la mejor opción. Desde ahí pudimos ver a los bartenders en acción preparando todo tipo de cocteles, algunos ahumados en misteriosos cofres, otros en llamas, realmente recomendable.

 

Pedimos un par de cocteles y piqueos asesoradas por ellos y todo estuvo riquísimo, incluso uno de los bartenders se animó a prepararnos un trago adivinando nuestros gustos con un par de preguntas. Si vas a este bar y te ofrecen la barra no lo dudes! Nos quedó claro, rápidamente, por qué este bar estaba entre los mejores speakeasy de Buenos Aires.

 

Los bartenders mostrando su destreza en Franks Bar

Los bartenders mostrando su destreza en Franks Bar

 

Nicky Harrison: La última noche quisimos conocer este es el bar, que encabezaba la lista de los mejores, nuevamente no teníamos reserva. Sabíamos que una de las formas de entrar era comer previamente en el restaurant asiático que hace las veces de fachada, por ello llegamos minutos antes de que abriera el restaurant a ver si de paso podíamos matar 2 pajaros de un tiro y comer ahí. La otra forma de ingreso incluye el pago de una membresía, que para nostras como extranjeras obviamente no tendría sentido pagar.

 

Nos acercamos al anfitrión, quien sin siquiera mirarnos, nos dijo que sin reserva no podíamos entrar, preguntamos si podíamos quedar en lista de espera y la respuesta fue un rotundo no. Este bar fue seleccionado dentro de los mejores 50 speakeasy del mundo según Lonely Planet pero no pude comprobarlo.

 

Teníamos que resolver qué hacer esa noche, aún era temprano. Teníamos buenas referencias de otros 2 bares: Uptown y Florería Atlántico, pero no quisimos arriesgarnos a llegar sin reserva y nos quedaban geográficamente lejos de donde estábamos. Así que a punta de corazonada, caminamos hacia la dirección de un bar que por casualidad había encontrado a través de mis redes sociales y que no figuraba en ninguna de las listas:

 

The Hole: pasamos varias veces por la dirección y no lo encontrábamos. No hay nada que lo identifique más que el número. Tocamos el timbre y un hombre misterioso al otro lado nos preguntó si teníamos reserva, dijimos que no y volvió a cerrar.

 

Segundos después abrió y nos dijo “quedarán en lista de espera”, nos hizo entrar a un cuarto oscuro, nos dijo esperen aquí y nos cerró la puerta. En ese momento pensé “en qué nos estamos metiendo”, en una casa cualquiera, encerradas en un cuarto oscuro, en otro país, pero segundos después entendimos de qué trataba todo y la verdad cumplió su objetivo: sorprender.

 

Terminada la introducción nos recibió la anfitriona dándonos la bienvenida a la “penitenciaría”. Este bar fue por lejos el mejor ambientado, cuidan cada detalle desde la carta, hasta los platos en que te sirven lo que pides y la decoración es realmente increíble.

 

Pasamos a la barra mientras nos daban una mesa y la verdad la coctelería es de primer nivel (tanto que debo reconocer, probamos varios de los cocteles de la carta), la destreza de los bartenders con las coctelera al aire se roba la película a ratos.

 

speakeasy de Buenos Aires

Los bartenders de The Hole, caracterizados y con muchísima onda

 

Este bar fue nuestro favorito, tiene muchísima onda, ya entrada la noche en el segundo piso a través de los barrotes un DJ pinchaba discos, generando un ambiente perfecto del que ni te enteras si pasas caminando por fuera.

 

Se ve que lo pasamos bien en The Hole

Se ve que lo pasamos bien en The Hole

 

Si buscas alojamiento en Buenos Aires lee aquí nuestra experiencia en Dazzler Polo en el barrio de Palermo

 

 

Consideraciones respecto a los speakeasy de Buenos Aires:

 

La sensación que nos dejó este recorrido por los speakeasy de Buenos Aires es que, tal vez, los que ya llevan más tiempo y de algún modo se han posicionado, han perdido un poco la atención por esos detalles, que buscan aquellos que quieren esa sensación de clandestinidad.

 

Los speakeasy me dan la sensación de “no lugares”, concepto introducido por el antropólogo francés Marc Augé, que califica así a lugares transitorios. Esta especie de clandestinidad, de estar tras otra fachada, me hace pensar en que, al final, quienes estamos dentro, compartimos un momento en un espacio que realmente no existe y eso le da una mística especial.

 

Reservar es una necesidad, busquen las redes sociales de los bares que quieran conocer y así sabrán si necesitan contraseña y cómo pueden hacer sus reservas, además de encontrar las coordenadas de las direcciones para llegar.

 

Si buscas actividades en Buenos Aires aquí una lista de free tours y otros imperdibles

 

 

la experiencia es absolutamente recomendable y fuera de los clásico o tradicional que puedes hacer en Buenos Aires, como ir a un show de tango o a una obra de teatro, actividades no menos interesantes, pero para quienes ya hemos ido varias veces a la ciudad, pueden ser poco originales.

 

¿conocen alguno de estos bares? no dejes de contarme tu experiencia!

Pueblos Mágicos mexicanos: una visita a San Sebastián Bernal

Pueblos Mágicos mexicanos: una visita a San Sebastián Bernal

El año pasado me tomé unos días para hacer un roadtrip por algunos pueblos mágicos mexicanos. Al inicio del blog entrevisté a una viajera mexicana, Osbelia, con quien hice click de forma instantánea, parecía, a ratos, que vivíamos vidas paralelas y a poco andar se convirtió en una de esas amistades irrompibles, sin embargo jamás nos habíamos visto en persona.

 

Este viaje fue pensado para hacerlo juntas, de México yo conocía parte de la costa oeste, Riviera Nayarit, Puerto Vallarta y de la costa este, la península de Yucatán, pero lo que quería ahora era tomarme el tiempo de conocer varios pueblos mágicos del centro, incluido un paso por Ciudad de México y con esto en mente ella armó un itinerario. Hoy les contaré lo que fue nuestra visita a San Sebastián Bernal, conocido también como Peña de Bernal.

Si de pueblos mágicos se trata y tienes unos días libres en Ciudad de México, lee aquí lo que puedes hacer en medio día en Teotihuacán.

 

No les miento si les digo que la visita a Bernal era, de nuestro itinerario, uno de los pueblos que más me emocionaba conocer. Lo había visto mucho en fotos y quería descubrir si era como lo mostraban, me parecía que tenía una vibra especial.

 

Este pueblo se caracteriza por su monolito, el tercero más grande del mundo (luego del Peñón de Gibraltar y el Pan de Azúcar) y su origen data de hace 10 millones de años. Su formación es producto de un volcán que se volvió inactivo, cuyo magma se solidificó y que con la erosión al paso de los años lo dejó a la vista formando el peñón.

 

Tengo que contarles además que “Peña de Bernal”, como se le conoce comúnmente, es un pleonasmo. El pueblo realmente se llama  San Sebastián Bernal, donde “bernal” es una palabra Vasca que data de la época colonial y que quiere decir “peñasco grande aislado” y peña significa “fragmento grande de roca”, por lo que usar ambas palabras es redundante.

 

Llegamos a San Sebastián Bernal de noche a eso de las 20 horas, veníamos de Querétaro donde la plaza estaba absolutamente llena de vida y estábamos en vísperas de día de muertos por lo que todo estaba adornado en torno a esta festividad.

 

Llegando a Bernal mi amiga me advierte “no te extrañes, aquí la gente cierra todo temprano” y claro, salvo una procesión religiosa que nos topamos a la entrada, las calles estaban vacías y a oscuras y los comercios cerrados. Llegamos al lugar que habíamos reservado “Villa Peñasco” la reserva era una habitación para 2.

 

Nos recibió una chica que nos entregó la habitación, la entrada era por la calle aledaña a la recepción y daba a la calle, abrías una puerta de fierro y te encontrabas una escalera de caracol que daba a un piso completo para nosotras, una habitación doble hermosa y amplia, cocina, un estar hermoso hasta con chimenea y un amplio baño.

 

Nuestro piso en Villa Peñasco

Nuestro piso en Villa Peñasco

 

Estábamos muy cansadas, ese día veníamos desde Valle de Bravo, habíamos parado en Querétaro a comer algo y conocer un poco y luego a Bernal por lo que una cama y una ducha era todo lo que necesitábamos.

 

Queríamos partir al día siguiente temprano a conocer el pueblo para partir más tarde a Guanajuato y le preguntamos a la chica de recepción a qué hora empezaba a moverse el pueblo, para salir a desayunar y nos dice “sí a eso de las 11”, pensé “debe estar bromeando”. Caímos en un sueño profundo y dejé mi despertador puesto para subir a la terraza a ver el amanecer en la peña.  

 

Al despertar me puse cualquier cosa y subí, desde dentro de nuestro piso había una escalera de caracol que subía a un rooftop, las vistas me dejaron sin aliento. Fue uno de esos momentos en que abres una puerta y lo que ves te emociona tanto que es difícil de creer, tanto que agradeces mentalmente tener la suerte de estar ahí.

Lee también mi experiencia pasando el Día de Muertos en San Andrés Mixquic

 

Una fuente de agua, muchas flores de colores y de fondo la peña con los colores del alba. Respiré el aire fresco de la mañana, tomé fotos hasta que me cansé, grabé videos y me senté a contemplar el paisaje. Mi amiga Osbe, agotada de tanto manejar seguía durmiendo.

 

La vista desde el rooftop dejaba sin palabras a cualquiera

La vista desde el rooftop dejaba sin palabras a cualquiera

 

Al bajar Osbe estaba ya despierta, nos dimos un reponedor baño, nos arreglamos y de pronto miro por la ventana y ese pueblo hermoso que había visto minutos atrás se había convertido en Silent Hill. Una espesa niebla lo cubrió todo y ni la peña se dejaba ver. El hambre era fuerte ya y a eso de las 9:30 salimos a buscar un lugar donde comer.

 

Estacionamos el auto en el centro del pueblo y empezamos a caminar, dijimos bueno en un rato seguro se va la neblina y podremos ver la peña. Caminamos por todo el centro y no andaba un alma. En la esquina de la plaza, un señor de sombrero de ala ancha barría las hojas con afán. Nos señaló que como a las 11 abrían el comercio, efectivamente. Este pueblo sin duda vivía a su propio ritmo, sin importar lo que pasara en los pueblos vecinos.

 

Sin importar el hambre empezamos a perdernos por las calles y tomar fotografías, yo estaba encantada con los colores de las construcciones, rojos terracota, amarillos mostaza y el contraste con las flores, buganvilias de todos colores, que en Chile suelen ser tan difíciles de ver así. Me parecía cada pequeño detalle alucinante.

 

Los colores y los detalles me tenían fascinada

Los colores y los detalles me tenían fascinada

 

Hacia las 11 abrió el local donde queríamos desayunar “El Negrito” un local conocido por sus gorditas de maíz azul, disfruté ese desayuno con tantas ganas! las gorditas estaban deliciosas, recién preparadas y acompañadas de un café de olla de los más ricos que probé (aún sueño con volver). Al salir del local ya se había producido el milagro, el sol asomó despejando la peña y las vistas eran increíbles.

 

Esas gorditas y ese café de olla no los olvidaré

Esas gorditas y ese café de olla no los olvidaré

 

Mi felicidad al ver que el sol salió dejando la peña otra vez a la vista

Mi felicidad al ver que el sol salió dejando la peña otra vez a la vista

 

Si bien no la subimos por tiempo, nos tomamos unos momento para ir a conocer un hotel realmente fantástico que se encuentra en Bernal. Me sorprendió que un pueblo tan pequeño tuviera un desarrollo hotelero tan completo, les hablo del Hotel Centenario Arroyitos.

 

Este hotel es una verdadera reproducción en miniatura del pueblo completo, con sus construcciones, sus colores y con habitaciones ambientadas en comercios y construcciones del pueblo! jamás me hubiera imaginado un lugar así.

 

La iglesia, tiendas, castillos, una plaza, todo dentro del hotel Centenario Arrollitos

La iglesia, tiendas, castillos, una plaza, todo dentro del hotel Centenario Arrollitos

 

El encargado, muy amablemente, nos mostró varias habitaciones, una por ejemplo estaba ambientada en una tienda, otra parecía un castillo y muy romántica contaba con hidromasaje y una terraza superior perfecta para ver el atardecer en la peña con un buen vino. Perfecto para ir con amigos o en pareja. Me encantó la verdad y los precios no eran para nada caros.

 

Por fuera una tienda y por dentro también! pero es una habitación

Por fuera una tienda y por dentro también! pero es una habitación

 

Mi visita a San Sebastián Bernal superó por mucho mis expectativas, a pesar de que no estuve mucho tiempo. La peña tiene un efecto magnético, una energía especial, los habitantes del pueblo viven a su ritmo, como si el tiempo aquí se hubiera detenido, perfecto para quienes necesitan bajar revoluciones del stress cotidiano. Las construcciones, los colores, las calles son encantadoras, sin duda es un lugar al que quiero volver. ¿ya lo conoces?

 

Prometo que volveré

Prometo que volveré

 

Agradecimientos especiales a Osbe por tomarse unos días para mostrarme parte de los lugares más lindos de su país, como saben soy una enamorada de México y el viaje sin duda no hubiera sido lo mismo sin ella.

10 razones para visitar Bélgica en tu próximo viaje a Europa

10 razones para visitar Bélgica en tu próximo viaje a Europa

Cuando armas tu primer viaje a Europa piensas en los países clásicos: Francia, Italia, España, Alemania… Bélgica suele pasar desapercibida a menos que quede justo en medio del camino hacia otro punto de interés. Pero ¿hay razones para visitar Bélgica? atento a lo siguiente:

 

1) Los mejores chocolates del mundo: y no solo eso, te toparás con una chocolatería casi en cada cuadra y encima podrás probarlos! El verdadero paraíso

 

Encontrarás no solo las marcas de lujo como Godiva, que además tiene cafés para que pruebes su orgásmico chocolate caliente o unos sensuales conos rellenos de fresas con chocolate. También pequeñas chocolaterías artesanales capaces de volarte la cabeza con la pureza de su cacao. Paraíso se queda corto.

 

Los chocolates de Pur Chocolat fueron lejos mis favoritos

Los chocolates de Pur Chocolat en Brujas fueron lejos mis favoritos

 

2) Su multiculturalidad: tanto que por su historia se hablan hasta 3 idiomas distintos en norte, centro y sur del país ¿te imaginas la locura que es?

 

Me encanta recorrer ciudades con gente de todos los colores, de todos los acentos, de todas las formas. Suelen ser ciudades llenas de vida, desconcertantes a ratos, pero como la vida misma. Amor eterno a la diversidad. Los belgas son alegres, hablan fuerte y son amables, esa fue mi impresión general.

 

3) Es una de las capitales cerveceras del mundo: porque si algo me gusta casi tanto como el chocolate es la cerveza y acá las variedades de artesanales son interminables! Fácil encuentras sobre 100 tipos de cerveza por bar e incluso puedes ir a conocer el popular bar de Delirium Tremens.

 

Me declaro culpable, amo la cerveza!

Me declaro culpable, amo la cerveza!

 

Cuidado! que algunas tienen bastante grado alcohólico y sin darte cuenta puedes terminar hablando andaluz.

 

4) Su conectividad en tren: es sumamente fácil moverse de ciudad en ciudad gracias a los trenes. Es un país pequeño por lo que las distancias entre ciudad y ciudad son cortas.

 

Además comprar pasajes en segunda clase es de bajo costo y la frecuencia de los trenes es muy buena, hay muchos al día. Sólo no te equivoques al subirte a los vagones! Los asientos no son asignados y si te subes al de primera teniendo pasaje de segunda podrían multarte.

 

Lee aquí consejos para moverte en tren por Europa.

 

 

5) Sus waffles: o gofres, ok ok en Bélgica hay antojitos para todos los gustos pero estos deberían estar en el top 3.

 

Los tradicionales deberían comerse solos y recién preparados, no recalentados para disfrutar su verdadera calidad. Pero los encontrarás también con crema, chocolate, nutella, fresas y cuanta cosa te imagines. Pruébalos solos, pero también prueba los parafernálicos para comparar. Seguro de Bélgica te vas con un par de kilos demás.

 

Waffles, pruebalos solos y con toppings para comparar

Waffles, pruebalos solos y con toppings para comparar

 

6) Su arquitectura medieval: Brujas, Gante y Amberes son ciudades donde simplemente te sientes viviendo en otra época. Déjate sorprender por su particular y bien conservada arquitectura.

 

Recuerdo que en Brujas el primer día dejé las cosas en el hostel y con el gps empecé a caminar a la plaza principal Grote Markt, a poco andar empecé a alucinar, canales con cisnes blancos cruzando, pozos como de los deseos, calles adoquinadas y como guinda de la torta la plaza con sus increíbles edificios y el campanario dando un espectáculo que paraba los pelos.

 

Sentí que había cruzado un portal que me había devuelto en el tiempo, si no hubiera tenido el móvil en la mano recordándome que estamos en 2019, la hubiera dudado en serio.

 

Pasear alrededor de los canales es sin duda una gran experiencia

Con paisajes así es fácil sentirse como en otra época ¿no?

 

Lee aquí 9 actividades gratis imperdibles en Brujas

 

 

7) Aunque desconozcas el idioma encuentras tours en español: mucha gente se asusta de viajar a países donde desconocen el idioma, pero aquí encontrarás free walking tours en español en todas las ciudades. Para mi fueron una tremenda experiencia para aprender más de las ciudades y esos datos extra que sólos ni notamos. Los tomé con Civitatis y los ultra recomiendo.

 

Encuentra aquí free walking tours en español para tu próximo viaje

 

 

8) Sus papas fritas: bélgica ostenta la invención de las papas fritas, así que aquí ni se te ocurra decir “french fries”, porque harás que todos se vuelvan locos, es una especie de orgullo nacional.

 

Y es que en realidad son las mejores que he probado y no logro explicarte lo riquísimas que son. Las comí en varios lugares y mi favorito fue un carrito en Bruselas que se veia bien destartalado. Al entrar el dueño cortaba papas en una máquina manual en perfectos bastones, nada de esas imitaciones prefritas.

 

Preguntó qué queríamos y con qué salsas, probé una mayonesa dulce increíble! Y la típica de ellos, la andaluza ufff que delicia. Y ese carrito que se veía humilde y destartalado tenía una máquina para que pagaras tu orden sin que el señor tuviera que tocar el dinero. Una maravilla!

 

Además de los antojitos que encontrarás en cada esquina hay varios platos típicos de su gastronomía tradicional que te sorprenderán. Qué tal una olla entera de mejillones en sus conchas o las clásicas endivias. Te imaginabas así su gastronomía? A mi me sorprendió enormemente.

 

9) Sus precios: Bélgica me pareció bastante más barata que otros países de Europa. desayunar un waffle con un chocolate caliente por 3 euros? La perfección, además de ser un auténtico desayuno tradicional. Alojamiento también encontrarás a buenos precios.

 

Brujas puede ser un poco más caro pero si te alejas un poquito del circuito más turístico encuentras buenos lugares para comer más barato. Además al ser una ciudad pequeña esto no implica ni siquiera tomar transporte, tan sólo caminar.

 

10) Tradiciones e historias absurdas pero divertidas: como las mil y un teorías para explicar el origen del Mannekin Pis en Bruselas, la estatua del niño meón. Desde la historia del niño que evitó una guerra civil apagando un camino de pólvora meando encima, hasta el niño convertido en piedra por una bruja al mearle la casa.

 

Y la historia no termina ahí, la estatua y fuente del niño meón tiene más de mil trajes distintos, algunos de diseñador y una agenda que dicta lo que usará durante el año. Tiene su propio museo y un día al año el agua que sale de la fuente es nada más y nada menos que: adivinan bien ¡cerveza!

 

El Mannekin pis en murales, en la realidad y hasta invitando a comer waffles

El Mannekin pis en murales, en la realidad y hasta invitando a comer waffles

 

Y en Brujas leyendas de amor que dan origen a un parque y una laguna y una historia de locura cuando apareció por primera vez un cisne negro que hizo que los locales adoptaron todo tipo de teorías apocalípticas.

 

Qué les digo, razones para visitar Bélgica sobran,  Bélgica me enamoró, me envolvió con su magia, me encantó con su comida, me desconcertó con sus absurdos, me complació con sus precios y sin lugar a dudas me hizo preguntarme ¿cómo no te visité antes hermosa Bélgica? Y me hizo prometerle volver…

Si estás armando tu viaje por el viejo continente, lee aquí cómo armar un viaje a Europa en 7 simples pasos, sin duda te ayudará a ordenar lo que quieres hacer.

 

Viajar a Europa con equipaje de mano en invierno ¡sí se puede!

Viajar a Europa con equipaje de mano en invierno ¡sí se puede!

¡Lo logré! Sobreviví a viajar a Europa con equipaje de mano en invierno, contra todos los pronósticos. Hubo gente que me dijo “imposible no te va a caber la ropa” o “te vas a morir de frío”, los fashionistas me dijeron “qué horror, te vas a poner todos los días lo mismo” pero nada de eso sucedió jajajaja.

Aquí les voy a contar todos mis trucos para llevar esta hazaña a cabo y exactamente qué fue lo que llevé y cómo lo empaqué. Lo primero que deben saber (porque otra de las preguntas frecuentes fue ¿por cuánto tiempo fuiste?) es que con ropa para 7 días pueden viajar ilimitada cantidad de tiempo, todo lo que realmente necesitan, lo tienen con ropa para 7 días.

Vamos con el detalle de lo que debes llevar para sobrevivir:

 

1) Ropa – lo que te va a salvar de morir de frío en el invierno europeo

 

– primera capa técnica: este es un ítem esencial por varias razones, primero porque el invertir en primeras capas con tecnología para retener el calor, les permitirá realmente retenerlo sin transpirar ni oler horrible (así que si bien la camiseta de polar del mall chino de 2 usd retiene el calor, es mejor que consideren algo de mayor tecnología) y segundo por que son prendas de material ligero y compactable, por lo que les van a ocupar súper poco espacio en la maleta (además por calidad serán eternas)

Llevé dos primeras capas, probé las de la marca Doite que en relación precio calidad me parecieron súper adecuadas y funcionaron a la perfección! Llevé la de termicidad 1, que es antibacterial y tiene partículas de plata entre el tejido. Las amé.

Absolutamente recomendadas las primeras capas de Doite y están en varios colores

Absolutamente recomendadas las primeras capas de Doite y están en varios colores

 

– Chaquetas / chamarras: llevé 2, la más abultada la llevé puesta. También opté por una chaqueta diseñada para temperaturas extremas, con buen aislamiento en caso de lluvia y con tecnología para retener el calor, ideal si es larga para cubrir lo más posible (la mía no lo era pero si era muy aislante). Además de esta llevé una parka liviana de diseño bonito para cuando el clima no estuviera tan extremo.

Siempre será clave para que logren empacarlo todo que las cosas que más bulto les hagan las lleven puestas.

 

– Capas intermedias: llevé 3 sudaderas estilo polar con cierre en distintos colores, porque finalmente al llegar a cualquier lugar cerrado está todo calefaccionado y terminas moviéndote dentro sólo con la capa del medio. Me llevé uno puesto y 2 empacados junto con la ropa.

 

– Pantalones: también lleve 2. Finalmente si necesitas lavar uno siempre tendrás el segundo para poder usarlo. Llevé unos jeans comunes (puestos) y otros más oscuros y combinables para looks más formales o no según la ocasión. Bajo ambos podía usar mi primera capa.

 

– Ropa interior: aunque siempre se sugiere que usemos ropa interior de algodón por ser más amigable con el cuerpo, tarda mucho en secarse y esto la hace poco práctica para usar mientras viajamos. Yo opto por ropa interior de microfibra con la parte de abajo en algodón, que ocupa muy poquito espacio y es de secado ultra rápido.

Para viajes superiores a una semana siempre llevo 10. Ocupo el cubo para empacar más pequeño y ahí pongo toda la ropa interior junta, incluidos calcetines. Guardo dentro del cubo tambien una bolsa ziplock en la que voy separando la ropa sucia.

Un dato, si viajan a algún país donde se encuentren la marca Uniqlo les cuento que la ropa interior que tienen es perfecta!! la tela es increíblemente suave y tecnológicamente procesada para secarse rápido y ser muy respirable. Encuentran desde 7.99 euros.

 

Ultra recomendada la ropa interior de Uniqlo, hay distintos tipos y la tecnología de la tela es perfecta, respirable, liviana y suave

Ultra recomendada la ropa interior de Uniqlo, hay distintos tipos y la tecnología de la tela es perfecta, respirable, liviana y suave

 

¿cómo lo hago para lavar la ropa interior cuando ya no tengo? fácil, suelo lavar la ropa interior en la ducha, llevo un pequeño trozo de jabón detergente para lavar, luego por la noche la cuelgo cerca de la calefacción si es que estoy en pieza privada o la seco con el secador de pelo mientras me seco el pelo, si estoy en pieza compartida. Problema resuelto.

 

– Zapatos: con 2 tienen suficiente y una vez más el truco es llevar los que más abulten puestos. Deben considerar que sean zapatos que les permitan retener el calor, que tengan buen agarre en caso de hielo, que sean muy cómodos para dejar los pies caminando y que sean absolutamente impermeables en caso de lluvia.

Mis elegidos fueron unos botines Skechers estilo Uggs que fueron la mejor elección que pude hacer. Cómodos como una nube por su plantilla interior diseñada para caminar sin dañar los pies. Con mucho mejor agarre del que uno pudiera pensar. Bien aislados y muy calentitos. Esos los llevé puestos y dentro de la maleta, con gorros de baño desechable protegiendo las suelas y dispuestos en las esquinas de la maleta, lleve otros botines más de vestir.

Busque calzado que sea versátil y combinable con cualquier ropa, los Skechers terminé usándolos hasta con vestido y se veían bastante bien.

 

– Pijama: unas calzas y alguna playera de mangas largas son suficientes, los lugares siempre están calefaccionados. Se que muchos no duermen con pijama, pero si se quedan en hostales en piezas compartidas es mejor que usen algo para dormir.

 

– Accesorios: punto clave también por dos motivos, primero porque esto es lo que les permitirá cambiar los looks y porque en invierno los accesorios los protegerán del frío. Llevé gorros, cintillos de lana de los que protegen las orejas, guantes y cuellos. Un paraguas pequeño (o capa de lluvia)  también debería estar dentro de los indispensables de un viaje de invierno.

 

Con prendas combinables y accesorios no fue necesario vestirme siempre igual, antes muerta que sencilla dicen por ahí jajaja

Con prendas combinables y accesorios no fue necesario vestirme siempre igual, antes muerta que sencilla dicen por ahí jajaja

 

Accesorios como gorros, pañuelos, cuellos también pueden cambiar tu look. Amor eterno a los botines de Skechers, de verdad anduve súper cómoda en todos los contextos y variables del tiempo

Accesorios como gorros, pañuelos, cuellos también pueden cambiar tu look. Amor eterno a los botines de Skechers, de verdad anduve súper cómoda en todos los contextos y variables del tiempo

 

2) Otros indispensables que debes llevar en tu equipaje de mano para sobrevivir en cualquier viaje:

 

Artículos de baño: primero y principal es recordar las reglas para volar con equipaje de cabina. Recuerden que no pueden llevar líquidos de más de 100 ml y son estrictos, con ello. No importa si llevas la mitad de tu perfume de 150 cc, si la botella es de más de 100 te la van a quitar. Recuerda también disponer lo que necesites en una bolsa ziploc o similar transparente.

Lee aquí lo que no puedes llevar en tu equipaje de mano

Para ahorrar espacio llevo lo justo, mis contenedores reutilizables de silicona de 38 cc con lo que me alcanza bien para 3 semanas, un desodorante pequeño formato viaje de 25 cc, un perfume en roll on pequeño y listo. En los contenedores pongo mi shampoo habitual y en vez de acondicionador relleno el otro con una crema de masaje para el pelo. En los viajes se me suele secar el pelo y de este modo lo evito.

Empaco un trozo de jabón detergente para la ropa y mis productos para la cara como exfoliante y limpiador desmaquillante los pongo en un estuche para lentes de contacto. En un contenedor de crema pequeño para viajes pongo mi hidratante facial y llevo un bálsamo labial (estos dos últimos los llevo a mano porque en los vuelos largos me cuido de la deshidratación)

Contenedores reutilizables de silicona para imprescindibles de baño y estuche de lentes de contacto para mis limpiadores de cara

Contenedores reutilizables de silicona para imprescindibles de baño y estuche de lentes de contacto para mis limpiadores de cara

 

Maquillaje: armé con el tiempo una versión travel size de mi maquillaje habitual, que incluye: la CC cream con FPS50 de Kiehls que me protege de los rayos UV a la vez que empareja mi tono e hidrata mi piel. Una paleta de sombras de Urban Decay, primer, una mini paleta de rubor / iluminador / contour de Urban Decay, 2 o 3 labiales que pueda alternar para cambiar looks día y noche, delineador de ojos y una máscara de pestañas travel size de Benefit (que tiene muy buenos productos en tamaño viaje).

 

Adaptadores y cargadores: para el teléfono y la gopro, o los electrónicos que lleven con Uds (elijan lo más liviano por razones obvias).

 

Botiquín: con los indispensables. Ustedes saben cuales son los males que los pueden aquejar de forma más frecuente, básense en eso para llevar algunos medicamentos para dolor de cabeza, de estómago, antiácido, banditas para heridas, etc. Si toman algún medicamento de uso permanente y está sujeto a control de psicotrópicos, lleven también la receta médica.

 

Secador de pelo: Los secadores de pelo de hoteles y hostels suelen tener una potencia tan baja que podría estar 5 horas secándome el pelo y salir con el pelo mojado en invierno para mí no es una opción. Este es un artículo del que pueden prescindir si no lo necesitan y ahorrarán aún más espacio. Yo llevo este que es compacto y bivoltaje, que me permite adaptarlo según donde voy, junto a una pequeña toalla turbante de microfibra. El secador me sirve además para secar la ropa interior donde no pueda usar la calefacción.

 

Mini botiquín con recetas de los medicamentos de receta retenida / mini secador bivoltaje y toalla de microfibra compactable

Mini botiquín con recetas de los medicamentos de receta retenida / mini secador bivoltaje y toalla de microfibra compactable

 

Una cartera pequeña cruzada: para salir de noche o a pasear, donde pueda tener a mano mi móvil, dinero etc. Si te hace sentir más seguro puedes usar un guarda valores de los que van debajo de la ropa para tus documentos y tarjetas.

 

Otras consideraciones al empacar que te ayudarán a optimizar el espacio en tu equipaje de cabina:

 

– Usen cubos para empacar: sé que lo he dicho un montón de veces, pero de verdad es un ítem que me cambió la vida y la forma de empacar. Para este viaje llevé 2, el más grande, donde metí toda la ropa enrollada con la técnica que les muestro más abajo y el más pequeño con toda la ropa interior.

 

En el cubo más grande va toda la ropa, lo que más abulta son los polars, al medio van las primeras capas, algunas blusas y el pijama y al derecho pantalones

En el cubo más grande va toda la ropa, lo que más abulta son los polars, al medio (en 2 niveles) van las primeras capas, algunas blusas y el pijama y al derecho pantalones

 

– Enrollen la ropa: vi como empaca la ropa la famosa Marie Kondó y la verdad es que hay una forma más práctica de hacerlo, esta técnica la aprendí de un militar y permite mantener la ropa estirada y a la vez hacer rollos compactos que no se desarmen. Deben doblar el ¼ inferior de la prenda, luego doblarla en 3 hacia dentro y finalmente enrollarla desde arriba hasta el borde que doblaron, el cual darán vuelta para sellar perfectamente su rollo. Puedes ver el video de cómo lo hago en los destacados de mi Instagram, en “tips de equipaje”.

 

Técnica para enrollar la ropa. 1 doblen hacia afuera un pequeño margen inferior. 2 doblen hacia adentro la prenda en tres. 3 enrollenla desde arriba bien apretada. 4 el margen que dejaron denlo vuelta para sellar el rollo.

Técnica para enrollar la ropa. 1 doblen hacia afuera un pequeño margen inferior. 2 doblen hacia adentro la prenda en tres. 3 enrollenla desde arriba bien apretada. 4 el margen que dejaron denlo vuelta para sellar el rollo.

 

– Lavado de ropa: si necesitan lavar prendas de mayor tamaño que la ropa interior, háganlo en las ciudades donde hagan base por más días y apenas lleguen a ellas. Pregunten en el mismo alojamiento si tienen lavado o lavandería o dónde pueden encontrar.

En Brujas, por ejemplo, la lavandería estaba cruzando la calle. En Florencia había lavadoras con fichas dentro del mismo hostel. Pregunten y así se aseguran de no tener que estar moviéndose con la ropa mojada. Si la meterán a la secadora asegúrense de leer la etiqueta de la prenda antes.

 

– Elección de la maleta: verifiquen que cumpla con las medidas de equipaje de cabina de la aerolínea con la cual compraron los pasajes. Las medidas pueden variar en un par de centímetros de una aerolínea a otra, mi consejo es que revisen varias aerolíneas de uso frecuente y se guíen por la medida más pequeña, así se aseguran de que la compra de la maleta les servirá para viajes posteriores en otras aerolíneas también.

Consideren también que la maleta sea liviana en su estructura para que el peso sea del contenido y no de la estructura de la maleta. Las de 4 ruedas suelen ser más cómodas a la hora de desplazarse.

Revisen también el peso total permitido. Por lo general, cuando viajas con equipaje de mano, está incluido también un artículo personal que puede ser una cartera pequeña, bolsa de laptop o riñonera, donde llevarás tus documentos, dinero, pasajes etc. Para mi vuelo a Amsterdam desde Santiago de Chile con Aeroméxico, el equipaje permitido era equipaje de mano y articulo personal, que, entre ambos, no debían superar los 10 kilos.

En ninguno de los puntos de ida o vuelta lo pesaron, pero si se fijan mucho en las medidas.

 

Detalle final del equipaje de cabina completo

Detalle final del equipaje de cabina completo

 

Lo que pongo en mi artículo personal:

 

en mi cartera /bolsa, que pongo bajo el asiento al volar, llevo los documentos (incluidos los que te piden como requisito para entrar a la Unión Europea) y otro par de cosas que me hacen más cómodos los vuelos largos, estos son:

Documentos: pasaporte, pasajes ida y vuelta, estado de cuenta de mi tarjeta de crédito donde se vea el cupo, reserva del primer alojamiento (o carta de invitación) y copia del seguro de asistencia en viaje válido para la UE. También dinero (no todo) y tarjetas, aunque como dije más arriba si te hace sentir más seguro puedes llevarlo bajo tu ropa.

Lápiz (para llenar documentos) y libreta

Necessaire: llevo 1 toalla desmaquillante, hidratante de cara, hidratante de labios, hidratante de manos, espejo pequeño, cc cream con SPF50 , delineador de ojos.

– Calcetines / pantuflas (para quitarme los zapatos)

– Audífonos (tengo unos retráctiles de Go Travel que amo)

– Antifaz (para dormir sin importar lo que pase alrededor) y almohada de viaje

– Teléfono móvil, cargador, adaptador y batería externa (no puedo quedarme sin batería, descargo playlists de Spotify y películas de netflix previamente por si no hay pantallas individuales, cada vez más frecuente)

– Alcohol gel y toallas desinfectantes (porque los baños de avión al paso de las horas son un asco y las mesitas no las limpian jamás de los jamases)

medicamentos de uso permanente

– Lentes de sol

– Cepillo de pelo compacto

– Algún snack y botella compactable reutilizable

Todo lo que va en mi artículo personal

Todo lo que va en mi artículo personal

 

Si estás aún planeando tu viaje por el viejo continente y no sabes bien por dónde empezar, lee aquí mis consejos para armar un viaje a Europa en 7 simples pasos

 

Ya tienen todos mis tips sobre qué empacar y cómo hacerlo para optimizar al máximo el espacio de su equipaje. Viajar a Europa con equipaje de mano en invierno es posible y te puede hacer ahorrar unos varios euros en equipaje de bodega, que podrás usar para darte algún otro gusto en el viejo continente, además que viajar liviano es comodísimo! yo ya me olvidé de las valijas enormes al viajar ¿lo has intentado? cuéntame en los comentarios

9 actividades gratis imperdibles en Brujas, medieval y mágica

9 actividades gratis imperdibles en Brujas, medieval y mágica

Si me siguen en redes sociales ya habrán visto que en este último paso por Europa me enamoré perdidamente de Brujas. Es por eso que aquí te comparto 10 actividades gratis imperdibles en Brujas, para que disfruten al máximo su visita a esta mágica ciudad de cuento.

 

1) Disfruta el espectáculo de las campanas: el campanario de Grote Markt,  la plaza principal de Brujas, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es una verdadera locura. Además de lo increíblemente hermosos que son los edificios que componen la plaza, recuerdo ir caminando por primera vez hacia ella desde mi hostal y quedar literalmente boquiabierta al oír sonar las campanas.

 

Y no, no es el típico sonar que simplemente marca las horas, empezaron a sonar canciones tan peculiares como “I will survive” de la gran Gloria Gaynor, “sweet dreams (are made of this)” de Eurythmics o “dancing queen” de ABBA… un espectáculo impresionante y absolutamente gratuito.

 

2) Visita el mercado de Grote Markt: Los días miércoles en la plaza principal, que en su traducción literal se llama plaza del mercado, se pone hoy por hoy el mercado y es un panorama interesante recorrerlo. Te dará una perspectiva de cómo viven los locales.

 

Encontrarás que allí se tranzan frutas, flores, quesos, leche y otros víveres que son parte de la vida cotidiana de los habitantes de Brujas.

 

El mercado en pleno

El mercado Grote Markt en pleno en Brujas

 

3) Conoce los molinos de Kruisvest: Amé tanto estos molinos que hasta les escribí un post sobre cómo llegar a ellos. No sólo están súper cerca del centro, además están emplazados en un parque donde los locales suelen salir a hacer deporte y los atardeceres son de película.

 

Los molinos de Brujas, cómo llegar a Kruisvest

Los molinos de Brujas, sin duda un imperdible

 

Puedes llevar tu picnic y disfrutar con la vista épica de los molinos de fondo y lo mejor de todo, sin multitudes de gente a tu alrededor. Si quieres visitar el más antiguo de ellos por dentro el valor es de sólo 2 euros.

 

4) Recorre el parque Minnewater: conocer el llamado “lago del amor” que recoge su nombre de una antigua leyenda. Pasear por el parque observando los numerosos cisnes blancos, no hace más que reafirmar lo increíblemente mágica que es esta ciudad.

 

El Minnewaterpark se encuentra a unos 20 minutos caminando desde la plaza principal y es un panorama ideal para disfrutar de la naturaleza a pocos pasos del centro.

 

Minnewater un parque imperdible de visitar a pocos pasos del centro

Minnewater un parque imperdible de visitar a pocos pasos del centro

 

¿y la leyenda? se trata de una leyenda de origen flamenca que dice que en momentos de la ocupación romana, una linda chica llamada Minna estaba enamorada de un chico llamado Stromberg, que pertenecía a otra tribu y por tanto era un amor prohibido. Minna fue entregada en matrimonio por su padre a otro hombre y ella en su desesperación huyó y se escondió en el bosque. Stromberg logra encontrarla demasiado tarde y ella muere en sus brazos, él decide enterrarla ahí en ese lugar e inunda su tumba al romper un dique, que dio origen al lago que hoy tiene su nombre.

 

5) Visita el beaterio: el beaterio Ten Wijngaarde, se encuentra muy cerca del Minnewaterpark y sin duda merece la pena visitarlo, además que su entrada es gratuita. Se trata de un lugar lleno de historia, que desde el siglo XII al XV fue habitado por las Beguinas, mujeres dedicadas al cuidado de enfermos y los más necesitados, sin ser una organización necesariamente religiosa.

 

El lugar tiene un amplio patio muy bonito donde se respira mucha tranquilidad y donde, dependiendo de la temporada en que vayas, podrás disfrutar jardines llenos de flores. Verás también las sencillas casas blancas donde residían y una capilla abierta al público para ser visitada.

 

6) Prueba chocolates en las tantas chocolaterías: Bélgica tiene los mejores chocolates del mundo y después de probarlos, hasta casi el coma diabético, me ha quedado más que claro.

 

En Brujas encontrarás chocolaterías por todas partes, en cada esquina y ¿lo mejor de todo? en la mayoría de ellas podrás probar sus exquisitos chocolates en forma gratuita, eso sí, no te garantizo que después no quieras comprarlos todos! Mi chocolatería favorita por su relación precio/calidad fue Pur Chocolat.

 

Los chocolates de Pur Chocolat fueron lejos mis favoritos

Los chocolates de Pur Chocolat fueron lejos mis favoritos

 

7) Toma un free walking tour: ya saben que amo esta modalidad de tours porque muchas veces cuando tomamos tours tradicionales resultan ser aburridos y caros. Los free walking tours suelen ser muy animados por la modalidad de trabajo de los guías contra propinas.

 

En Brujas tomé un free walking tour en español buenísimo de Civitatis y lo súper recomiendo, porque además de enterarme de un montón de cosas sobre la ciudad que de otro modo ni hubiera sabido, la guía nos dió un montón de datos para aprovechar al máximo nuestra visita a la ciudad, sobre lugares baratos donde comer y panoramas divertidos a bajo costo.

 

8) Pasea a orilla de los canales: si la arquitectura de Brujas enamora, pasear a orillas de sus canales rodeados de este aire medieval es un panorama increíblemente bonito. Mucha gente se sienta a orilla de los canales a comer algo o disfrutar una bebida caliente mientras ven pasar cisnes, patos y embarcaciones de paseo.

 

Si quieres tomar un paseo en barco por los canales hay varios embarcaderos donde puedes hacerlo, el valor del paseo es de 10 euros y dura unos 45 minutos. Si te animas te recomiendo tomarlo en los embarcaderos que están más alejados del centro, así no irán tan llenos como los del centro mismo. De todas formas el recorrido los llevará por los mismos lugares.

 

Pasear alrededor de los canales es sin duda una gran experiencia

Pasear alrededor de los canales es sin duda una gran experiencia

 

9) Piérdete por sus calles: Creeme que la ciudad lo merece. Brujas es una ciudad bastante segura para caminarla de día y de noche. Elige quedarte cerca del centro y piérdete por sus callecitas, te sorprenderás con su increíble arquitectura de casas con techos escalonados, sus colores, el olor dulce de los wafles en el ambiente, sus canales, fuentes de agua, pozos que parecen de los deseos, calles sin salida que albergan cafés hermosos.

 

Las casitas y su increíble estética

Las casitas y su increíble estética

 

Si estás armando tu viaje por el viejo continente, lee aquí cómo armar un viaje a Europa en 7 simple pasos.

 

 

Esta ciudad te va a sorprender, te lo prometo, para mi antes era como “debe ser otra ciudad bonita” pero se empinó rápidamente en mi lista de ciudades favoritas, más hermosas y encantadoras del mundo y qué mejor que tener un montón de actividades gratis imperdibles en Brujas para disfrutar de todas sus bondades. ¿ya la conoces? cuéntame qué te ha parecido.

Qué hacer en una escala en Amsterdam y cómo moverse desde Schipol

Qué hacer en una escala en Amsterdam y cómo moverse desde Schipol

Schipol es uno de los aeropuertos más grandes de Europa y por tanto, no es raro que sea un aeropuerto de transición, por lo que aquí te cuento qué hacer en una escala en Amsterdam, para disfrutar un poco esta ciudad, que se convirtió en una de mis favoritas en el mundo.

 

Primero que todo ¿cómo llego desde Schipol a la ciudad?

 

Dependiendo de si andas o no con maletas, te cuento que en Schipol hay guardaequipaje para que puedas salir con toda comodidad, sólo sigue los letreros hasta ellos. El valor por 24 horas dependerá del tamaño de tu equipaje e irá desde los 5 euros.

 

Luego de esto y dependiendo lo que quieras hacer tienes 2 opciones:

 

1) Tomar el metro en el subsuelo con dirección a Amsterdam Centraal: para lo que deberás comprar un round ticket en las máquinas que están antes de bajar. El menú para la compra está en holandés e inglés y puedes pagarlo con tarjeta de crédito, lo que es bastante cómodo. El ticket para ir y volver dentro de 24 horas vale alrededor de 18 euros en segunda clase.

 

Este trayecto es súper corto y muy cómodo, para abordar al tren que corresponde sólo guíate por las pantallas y busca que diga Amsterdam Centraal, súbete a un vagón que diga 2 (segunda clase) y en 15 minutos estarás allí.

 

El metro funciona toda la noche, pero entre 2 y 6 am su frecuencia disminuye a un tren por hora. Toma esto en cuenta a la hora de salir. El resto del día pasan cada 10 a 15 minutos.

 

Estas son las máquinas donde comprarás tu ticket, luego bajas y miras en las pantallas tu tren

Estas son las máquinas donde comprarás tu ticket, luego bajas y miras en las pantallas tu tren

 

Tomar el bus 397 Airport Express a Leidseplein: Sales del aeropuerto por la puerta de Plaza Schipol y a la derecha verás de inmediato donde se compra el ticket para este bus que te deja muy cerca del barrio de los museos.

 

El ticket ida y vuelta cuesta 11,25 euros y sirve específicamente para este medio de transporte en particular. La parada donde debes tomarlo está debidamente señalizada, tiene buena frecuencia y una vez que te subes verás una pantalla que te irá mostrando las paradas que vienen y en cuantos minutos estará en ellas. Perfecto para quienes se ponen ansiosos al tomar un medio de transporte nuevo.

 

Ticket en mano lista para dirijirme a la zona de los museos

Ticket en mano lista para dirijirme a la zona de los museos

 

Bueno pero ¿qué hacer en una escala en Amsterdam?

 

Las alternativas son variadas, dependerá de si es tu primera vez en la ciudad, de tus preferencias personales, pero aquí te dejo varias alternativas:

 

Toma un free walking tour: yo amo esta modalidad de tour porque, como he dicho en otras ocasiones, te permite aprender mucho de las ciudades y ver cosas que sin un guía pasarías de largo. Por otra parte como los guías trabajan por propinas suelen ser muy entretenidos!

 

Yo tomé el free walking tour de Civitatis y lo ultra recomiendo, duró tres horas y nuestro guía nos contó un montón de cosas sobre la ciudad que no teníamos idea e incluso entramos a probar quesos a una tienda de degustación. Pasé por plaza Dam, el barrio rojo, el barrio judío, Newmarkt, el mercado de las flores, entre otros puntos de interés.

 

Este free tour dura 3 horas y sale en 2 horarios a las 10 am y a las 14:30 horas y lo mejor de todo es que está en español. Es ideal que reserves previamente porque no es la idea hacer grupos demasiado grandes. Aquí te dejo el link por si te animas

 

El guía muy animado explicando curiosidades de los coffee shops y el paso por el mercado de las flores

El guía muy animado explicando curiosidades de los coffee shops y el paso por el mercado de las flores

 

Toma un paseo por los canales: en la misma estación central encontrarás oficinas de información turística donde podrás reservar algún paseo en barco por los canales. Suelen durar una hora y sin duda te permiten ver la ciudad desde otra perspectiva.

 

Embarcaciones hay muchas por lo que puedes tomar desde un simple paseo hasta una comida o barra abierta!

Embarcaciones hay muchas por lo que puedes tomar desde un simple paseo hasta una comida o barra abierta!

 

Camina la ciudad: desde la estación central es muy fácil recorrer la ciudad caminando, camina por la orilla de los canales, conoce el famoso barrio rojo, prueba las exquisitas papas fritas en uno de los tantos lugares que hay (recomendadísimo Chipsy Kings, mis favoritas) o las deliciosas Bitterballen, si lo tuyo es lo dulce no dejes de probar un Stroopwaffel. Descarga el mapa de la ciudad para usar sin conexión así te mueves por tu cuenta sin problemas.

 

Esta ciudad es hermosa por donde se mire, sólo caminar y encontrar postales como esta hacen que todo valga totalmente la pena

Esta ciudad es hermosa por donde se mire, sólo caminar y encontrar postales como esta hacen que todo valga totalmente la pena

 

No te olvides que las bicicletas son amas y señoras de las calles así que siempre atento a no cruzarte en las ciclovías y mira a ambos lados al cruzar las calles.

 

Visita los museos: Amsterdam tiene exactamente el tipo de museo que yo más disfruto, museos de arte, pintura y diseño. Tomando el bus y bajando en Leidseplein quedarás ad portas del barrio de los museos, ideal  si quieres visitar algunos de ellos. Entre ellos tienes el Van Gogh Museum, Rijkmuseum, MOCO museum y todos a pocos pasos unos de otros. Los domingos, en el parque donde están los museos, podrás encontrar foodtrucks donde podrás probar exquisitos platos típicos.

 

Mis elegidos fueron el museo de Van Gogh y el MOCO museum porque me gusta mucho Banksy

Mis elegidos fueron el museo de Van Gogh y el MOCO museum porque me gusta mucho Banksy

 

También podrás disfrutar experiencias como House of Bols donde conocerás la historia de estos licores y podrás probarlos y Heineken Experience, donde conocerás todo acerca de una de las cervezas más populares del mundo.

 

Te recomiendo comprar tus entradas con anticipación, siempre en las páginas oficiales,  de tal modo de que no te quedes fuera ni gastes tu tiempo haciendo filas interminables.

 

Si dentro de estas visitas te interesa visitar la casa de Anna Frank, debes saber que estas entradas se venden exclusivamente por internet y que el 80% de las entradas se pone a la venta a las 12 del día exactamente 2 meses antes. No digas que no te avisé 😉

 

Si estás planificando tu viaje por Europa no dejes de leer mi post donde te enseño cómo armar tu viaje por Europa en 7 simples pasos.

 

 

Aquí ya tienes un montón de ideas sobre qué hacer en una escala en Amsterdam. La ciudad esta llena de vida, es multicultural, con mucha identidad,  encontrarás rica comida e innumerables cosas para hacer. Si te toca parar aquí no dudes en salir y conocer un poco de esta ciudad tan particular y única.

 

Lee aquí consejos para viajar en tren por Europa y mis motivos para preferirlos

 

 

Pasaporte sin destino

Suscríbete y recibe lo último de Pasaporte sin destino!

Sé el primero en recibir mis datos viajeros!

Tu suscripción se ha realizado con éxito!

A %d blogueros les gusta esto: