En mi última escapada a Europa, Barcelona iba a ser el principio y el final y mirando innumerables alojamientos me decidí por Ayre Hotel Rosellón, había ahorrado muchísimo en el pasaje desde Santiago a Barcelona y fue mi excusa perfecta para darme un gusto en buenos hoteles… para qué trabajar tanto si no te das un gusto de vez en cuando ¿no?

 

Este hotel pintaba bien sin ser excesivamente caro, lo que más llamó mi atención por supuesto, fue la vista increíble a la Sagrada Familia que se veía en las fotos. En otras oportunidades les he contado que la obra y vida de Gaudí me gusta muchísimo y la Sagrada Familia con sus miles de detalles es para mi su obra maestra.

 

He leído mucho acerca de ella, las diferencias de ambas fachadas, sus torres, el altar, la forma en que entra la luz por sus coloridos vitrales reflejándose en sus columnas interiores que parecen verdaderos árboles… todo en ella me hipnotiza y tenerla en frente al despertar, me parecía una de esas cosas que quieres hacer antes de morir.

 

Reservé una habitación doble estándar, a través de Booking por €94 la noche para dos personas y tan pronto hice la reserva me llegó un correo de bienvenida (me gusta que los hoteles hagan eso porque demuestran preocupación por el viajero desde antes de que parta el viaje), en el correo venían indicaciones para llegar al hotel o la posibilidad de coordinar un traslado y la alternativa de hacer un upgrade a una habitación con vista por €15 adicionales.

 

 

Lee aquí mis trucos para reservar alojamientos en Booking

 

 

Llegar al hotel fue bastante sencillo, desde El Prat tomé el Aerobús, que para mi gusto es el mejor transporte para salir del aeropuerto de Barcelona a la ciudad, cómodo, rápido, confiable, me bajé en Universitat y luego tomé el metro Diagonal hasta la estación Sagrada Familia. sólo dar vuelta la cuadra y estás en el hotel.

 

Llegué antes de la hora del check in y en la recepción me atendió una chica extremadamente amable (cuyo nombre no recuerdo, soy la peor, lo sé) y muy preocupada, me preguntó cómo había estado el vuelo, si venía cansada, me ofreció agua saborizada que tienen en el lobby de recepción y me entregó la habitación de inmediato.

 

El hotel tiene un diseño muy moderno, en el entrepiso está el comedor donde hacen los desayunos buffet, y en la parte central hay un espacio todo lleno de luces de arriba a abajo que le da al hotel un aire un tanto futurista.

 

 

Ayre Hotel Rosellón 1

Un poco del hotel por dentro y sus vistas desde la habitación

 

 

La habitación era amplia, moderna y muy acogedora, cama cómoda, frigobar con agua gratuita, escritorio para quienes necesitan trabajar y un buen televisor. Lo único que se me hizo extraño, fue que el closet está al lado de la cama y tapa toda la vista al ventanal que da a la Sagrada Familia. La vista desde el ventanal es impresionante, pero no puedes disfrutarla desde la cama, una extraña decisión de quienes diseñaron las habitaciones.

 

 

Ayre Hotel Rosellón 2

Así es como luce la habitación ¿ven que el closet bloquea la vista al ventanal?

 

 

Hay tomas para cargar tus electrónicos a ambos lados de la cama y el baño también es muy cómodo, amplio y con todas las amenities necesarias.

 

 

Ayre Hotel Rosellón 4

Amenities

 

 

Al rato subí al rooftop porque quería disfrutar la vista y celebrar mi llegada a la ciudad, arriba hay un bar y adivinen qué: había un chileno atendiendo, porque ya saben eso de que “siempre hay un chileno”, se alegró mucho de escuchar el acento, pues se fue hace bastante de Chile, así que ya saben si van me lo saludan, se llama Cristian.

 

 

Pedí una jarra de sangría de la casa y algunas cositas para comer y la verdad el precio está muy en el promedio de lo que cuesta tomar algo en cualquier bar de Barcelona. Disfruté mucho el momento. 

 

 

Ayre Hotel Rosellón

Si las vistas de día son hermosas, las de noche no se quedan atrás. Foto desde el rooftop

 

 

Del personal, nada que decir, absolutamente todos son super amables y dispuestos ayudar en lo que sea que necesites.

 

 

Sólo me quedé una noche porque al otro día partía a Portugal, pero sin duda me quedé con muy buena impresión. No probé el desayuno porque el precio me pareció elevado (no está incluido en el valor que pagué por la habitación) y en los alrededores hay cafés muy monos, donde desayunar para seguir disfrutando las vistas de esta obra maestra que es la Sagrada Familia, a precios mucho más razonables.

 

 

¿no quieres gastar tanto en alojamiento pero quieres disfrutar de la vista? Anda directamente al rooftop bar y el consumo te permitirá disfrutar de sus increíbles  vistas.

 

¿volvería a elegir el Ayre Hotel Rosellón? sin duda, el descanso fue fantástico, las instalaciones son muy cómodas, el servicio es excepcional y las vistas, ufff pueden juzgar uds mismos a través de las fotos que ilustran este post, te dejo el link para que conozcas más de sus servicios, a ver si es lo que andas buscando.

 

Tours gratis en español en cualquier parte del mundo

Desde free walking tours, hasta excursiones personalizadas e incluso traslados, encuentra aquí todo lo que necesitas para terminar de armar tu viaje, avalado por mi experiencia

Encuentra aquí el alojamiento ideal para tí 

Desde hostels con habitaciones compartidas, hasta habitaciones en  los hoteles más lujosos. Usa mi herramienta favorita y encuentra aquí la alternativa ideal para tu viaje soñado

Pasaporte sin destino

Suscríbete y recibe lo último de Pasaporte sin destino!

Sé el primero en recibir mis datos viajeros!

Tu suscripción se ha realizado con éxito!

A %d blogueros les gusta esto: