Hice una escapada a la Región de Atacama y me quedé en el Hotel Ibis Copiapó, mi objetivo era visitar las playas de la región y decidí quedarme en Copiapó porque cuenta con alternativas de alojamiento más económicas y de mayor calidad, que las que encuentras cerca de las playas, que además son escasas.

 

Aquí te cuento mi experiencia en Hotel Ibis Copiapó para que decidas si es la opción indicada para tí.

 

Mi primera experiencia con un hotel Ibis fue en París, los hoteles de la cadena se caracterizan por tener ubicaciones excepcionales y por contar con habitaciones pequeñas pero muy funcionales, perfectas para quienes pasarán el día recorriendo las ciudades y necesitan una buena cama donde descansar, una rica ducha para reponerse y un desayuno que permita cargar pilas para salir nuevamente a la aventura.

 

Llegué al hotel a eso de las 18 horas, lo primero que agradecí es que su ubicación es sumamente céntrica a sólo una cuadra de la Plaza de Armas de Copiapó. Dejé el auto que arrendé por el fin de semana en el estacionamiento subterráneo y subí al primer piso a hacer check in.

 

Me gustó mucho ya de entrada la decoración, el hall es moderno, con muebles de colores brillantes y tiene espacios perfectos para quienes, como yo, trabajamos desde el computador mientras viajamos.

 

Parte de las áreas comunes en el hall de Hotel Ibis Copiapó

Parte de las áreas comunes en el hall de Hotel Ibis Copiapó

 

 

El chico de la recepción me atendió con bastante rapidez, me indicó los horarios de desayuno, me hizo entrega de las tarjetas/llave de la habitación y me explicó cómo debía hacerlo con el estacionamiento.

 

Al entrar a él, la máquina te entrega una tarjeta similar a las de cobro de estacionamiento de los centros comerciales, para salir debes pasar por recepción para que la timbren y luego validarla en la caja de pago del piso -1, donde el saldo a pagar será $0, porque eres huésped del hotel.

 

Con las indicaciones dadas, subí a mi habitación en el séptimo piso, al entrar me encontré con lo que esperaba: una habitación pequeña pero muy funcional con 2 camas de 1 plaza, escritorio, un pequeño closet con caja de seguridad para poner mis cosas y televisión

 

Las camas a pesar de ser pequeñas son comodísimas y no exagero en decirlo, el colchón tiene un topper que hace que tu descanso sea una delicia, lo comprobé más tarde al caer rendida después de un día de playa bastante agotador.

 

dos vistas de mi habitación en Hotel Ibis Copiapó

dos vistas de mi habitación en Hotel Ibis Copiapó

 

La habitación cuenta con detalles que hacen la estadía más funcional y cómoda: como aire acondicionado, cortinas de tipo black out para favorecer el descanso, un pequeño velador entre las camas con toma corriente para cargar el móvil y algo que agradezco mucho y no encuentro en todos los hoteles: un espejo de cuerpo entero con luz para arreglarte antes de salir.

 

El baño por su parte no era tan pequeño, cuenta con secador de pelo en el muro y te ponen las 2 toallas de baño y una posapies para salir de la ducha, confieso que eché de menos la toalla de manos, pero como andaba haciendo mil cosas no se me ocurrió pedir. 

 

Respecto a los amenities el baño contaba con shampoo y acondicionador y jabón en barra en contenedores individuales, que seguramente en un futuro pasarán a contenedores de muro, como se ha hecho en otros Ibis y hoteles en general alrededor del mundo, para reducir el uso de plásticos de un sólo uso.

 

La ducha, otro de los elementos que mencioné como fundamentales para este tipo de estadías era una maravilla, con una salida tipo lluvia bastante amplia, excelente presión de agua y muy buena temperatura, no daban ganas de salir de ahí y sin duda era perfecta para un baño después de un día pesado.

 

Si viajas a la Región de Atacama durante el fenómeno del Desierto Florido lee aquí como disfrutarlo en un fin de semana

 

 

Al llegar, luego de darme un reponedor baño bajé al restaurante del hotel por algo de comer. El restaurant Table en las mañanas sirve un desayuno estilo buffet, pero el resto del día funciona con una variada carta que tiene desde sándwiches, pastas, ensaladas y platos fuertes de carnes.

 

Los precios del restaurant van en concordancia con los precios del hotel en general, son bastante baratos, encuentras platos desde $6000 pesos aproximadamente.

 

Al costado del hotel se encuentra un bar que funciona las 24 horas y que cuenta con variedades de cervezas y licores para todos los gustos.

 

A la izquierda la entrada al restaurante, a la derecha el bar

A la izquierda la entrada al restaurante, a la derecha el bar

 

El desayuno comprendía 4 variedades de frutas trozadas, de las cuales una opción era compota y también variedad de frutas enteras para consumir. 2 tipos de jugos más un agua detox que estaba muy rica y fresca.

 

Café, té, leche, yogurt, 2 variedades de cereal, distintas variedades de pan, una maquina que prepara pancakes, huevos revueltos, quesos, jamón de pavo y tradicional, mantequilla, mermeladas y alguna opción dulce como galletas o queques.

 

El buffet de desayuno en el restaurant Table

El buffet de desayuno en el restaurant Table

 

Hay también una plancha para que te prepares sándwiches estilo sellados y la típica tostadora para tostar el pan. A ratos hay cosas que se acaban, sin embargo están atentos para reponer. 

 

Las alternativas del desayuno son más que suficientes para cargar pilas y salir nuevamente a recorrer la ciudad.

 

La segunda noche llegué un poco resfriada y solicité en el bar un tazón con agua hirviendo para tomar un té antigripal, a lo que accedieron de forma muy amable, dejándome llevarlo a la habitación. Se agradece mucho la hospitalidad y la buena voluntad para solucionar problemas que a veces tenemos los viajeros.

 

Me quedé dos noches y la estadía me pareció sumamente cómoda, el estacionamiento me hizo la vida más fácil porque como arrendé auto necesitaba un lugar seguro donde dejarlo, por lo tanto fue una preocupación menos, la cama era tan cómoda que tuve un descanso excepcional y la ducha era perfecta para reponerse.

 

Otras 2 cosas que me parece importante mencionarles es que el hotel es pet friendly por lo que es ideal para quienes viajan con sus mascotas, las que se pueden hospedar por sólo 10 mil pesos adicionales. Además cuentan con servicio de arriendo de bicicletas, para quienes quieran salir a pedalear la ciudad ¿qué tal?

 

Dos detalles interesantes: el arriendo de bicicletas y la característica pet friendly de Hotel Ibis Copiapó

Dos detalles interesantes: el arriendo de bicicletas y la característica pet friendly de Hotel Ibis Copiapó

 

El Hotel Ibis Copiapó cumple con todo lo necesario para quienes quieren viajan a recorrer y lo mejor de todo es que la comodidad y funcionalidad en este caso, tienen un muy buen precio! encuentras habitaciones dobles por poco más de 30 mil pesos chilenos, con la comodidad de un hotel, a sólo un poco más de lo que pagarías en un hostal con muchas menos comodidades. Para más información visita la web del Hotel Ibis Copiapó.

 

 

Tours gratis en español en cualquier parte del mundo

Desde free walking tours, hasta excursiones personalizadas e incluso traslados, encuentra aquí todo lo que necesitas para terminar de armar tu viaje, avalado por mi experiencia

Encuentra aquí el alojamiento ideal para tí 

Desde hostels con habitaciones compartidas, hasta habitaciones en  los hoteles más lujosos. Usa mi herramienta favorita y encuentra aquí la alternativa ideal para tu viaje soñado

A %d blogueros les gusta esto: