Esta era mi tercera vez en Ciudad de Panamá y decidí quedarme en Selina Casco viejo. 

 

En las 2 oportunidades anteriores me había quedado en la zona hotelera de los grandes rascacielos, frente a la cinta costera, que aunque bonita y muy moderna, me parece que no tiene el encanto y magnetismo de las callecitas y plazas del Casco Viejo.

 

Lee aquí Ciudad de Panamá, mucho más que el canal.

 

 

Reservé en Selina por Booking, me decidí por este hostel, porque es una cadena de hostels con mucha onda, que se ha ido desgranando por el mundo y porque tiene áreas comunes muy bonitas, que favorecen conocer a otros viajeros, fundamental cuando viajas sola.

 

mi gran problema era que el check in era a las 15 y mi vuelo llegaba cerca de las 7 AM. Había reservado una habitación privada, con baño compartido, para favorecer el descanso y el precio estaba súper bien.

 

El tránsito en Ciudad de Panamá en las mañanas es una locura así que llegué a eso de las 9AM, agotada de no haber dormido y accidentada, porque antes de subir a mi vuelo sufrí una caída (cuento aparte). El chico de la recepción se apiadó de mi cara de zombie y me entregó la habitación de inmediato. Me puso una pulsera de Selina y me entregó la llave.

 

Subí al 5 piso, de los 6 que tiene el hostel, a la habitación que me pareció comodísima, la cama era una nube, literal y el mobiliario, aunque sencillo, tenía todo lo esencial. Incluidos puertos de carga USB para cargar los electrónicos. Antes de caer rendida decidí bajar al primer piso a desayunar algo.

 

El restaurant en la primera planta es variado y tiene buenos precios, además de una rica cerveza de factura propia

El restaurant en la primera planta es variado y tiene buenos precios, además de una rica cerveza de factura propia

 

 

Un bowl de granola y un smoothie detox me dejaron como nueva y lista para ir a recuperar sueño. Además de una bolsa de hielo que el mesero me facilitó para aliviar las consecuencias de mi caída.

 

Cada rincón de Selina está lleno de detalles: graffitis, colores, estatuas, cabinas telefónicas, etc. El lugar fue recientemente inaugurado y además de contar con un restaurant y bar abajo, tiene también un restaurant mexicano en el rooftop, otro bar y una piscina con vistas hermosas donde disfruté el atardecer. Djs tocando a la hora del sunset y un muy buen ambiente.

 

 

El rooftop está increíble para tomar algo disfrutando las vistas de la ciudad

El rooftop está increíble para tomar algo disfrutando las vistas de la ciudad

 

 

En el tercer piso hay una sala de cine, un cowork y un área de descanso hermosa con biblioteca.

 

 

Parte de las áreas comunes del tercer piso

Parte de las áreas comunes del tercer piso

 

Si bien amé la decoración, creo que el gran plus de Selina Casco Viejo es su personal, tanto en la recepción, como en los restobares y la gente del aseo son sumamente atentos y te solucionan cualquier problema. Desde ayudarte si es posible y llegas antes, en los restobares te dan excelentes sugerencias y hasta me ayudaron con el hielo y la madrugada que partí a San Blas, la recepcionista de turno (Rose se llamaba) me prestó un candado para poder dejar algunas cosas en un locker y no llevarme todo, aún cuando a mi vuelta no me quedaría, pues tenía vuelo en la noche.

 

El gusto por los detalles¿lindo no?

El gusto por los detalles¿lindo no?

 

Al volver de San Blas pude permanecer en el hostel y hasta me dejaron darme una ducha! Al tiempo que guardaban mi equipaje en la habitación que tienen para ello. Estuve consumiendo en el restaurant (tienen una cerveza de elaboración propia buenísima) y trabajé un poco en el computador hasta que fue mi hora de partir (el wifi funciona perfecto en todo el establecimiento).

 

No te pierdas mi experiencia en el velero Plan B, recorriendo San Blas a mi ritmo

 

 

Sólo hay 2 cosas que creo  deben mejorar: el funcionamiento de los ascensores, que fallaron bastante, pudiendo ser complejo para personas con movilidad reducida y otra cosa que me chocó un poco, fue que en la zona de la recepción, la chica a cargo del personal, citaba para regañar a algunos trabajadores, siendo muy muy MUY dura en el trato, a vista y paciencia de los huéspedes. Personalmente me sentí incómoda, sentí que no era ni la forma, ni el lugar (y pensé, para mis adentros, ojalá nunca tenga una jefa así).

 

Otra vista del bar del rooftop

Otra vista del bar del rooftop

 

Aprovecho la oportunidad para agradecer a Dorian, panameña del blog Me fui Sola, quien se portó increíble conmigo y no dudó en aparecer a compartir un rato conmigo al saber que viajaba a su ciudad, nos estamos viendo por el mundo!

 

Si Selina Casco viejo es el tipo de alojamiento que buscabas para quedarte en Ciudad de Panamá, aquí puedes hacer tu reserva a través de booking.

 

Selina Casco Viejo es sin duda un hostel al que volvería, es cómodo, muy bonito, ondero y está perfectamente ubicado, además su personal se esfuerza en hacerte la vida más fácil y en hacer que tu experiencia y estadía con ellos sea inolvidable. Volveré sin duda y probaré pronto otros hostels de la misma cadena.

Pasaporte sin destino

Suscríbete y recibe lo último de Pasaporte sin destino!

Sé el primero en recibir mis datos viajeros!

Tu suscripción se ha realizado con éxito!

A %d blogueros les gusta esto: