Países más baratos para viajar, la cara oculta de la moneda

Países más baratos para viajar, la cara oculta de la moneda

Cuáles son los países más baratos para viajar es una de las preguntas que con más frecuencia recibo, porque claro, todos queremos viajar barato y hacer rendir al máximo nuestro presupuesto. Sin embargo quiero mostrarte lo que hay detrás de esto y cómo, desde tu vereda de viajero, puedes ser una aporte a estos lugares.

 

Siempre, en los listados de países más baratos para viajar, más o menos se van repitiendo los mismos. En Sudamérica Perú, Bolivia y Ecuador lideran la lista, se le suma Argentina cuya moneda se ha devaluado debido a la crisis económica.

 

Luego, por supuesto, el Sudeste Asiático, Tailandia, Camboya, Laos, Filipinas, Bali. Con paisajes de película, playas paradisíacas y precios en alojamiento y comidas que llegan a ser irrisorios para muchos.

 

En Europa los países más baratos suelen ser aquellos que, están o vienen saliendo, de grandes debacles económicas o que intentan levantarse post guerras.

 

¿Por qué podemos calificarlos como países más baratos para viajar?

 

Está bien querer viajar a países, donde sabes que obtendrás mucho más que lo que pagarías en otros, por los mismo servicios, pero no olvidemos los motivos por qué, estos países son mucho más baratos que otros para visitarlos.

 

no olvidemos que detrás de esos precios extremadamente bajos hay países con economías muy inestables o en franca crisis, cuyas poblaciones sufren de forma directa las consecuencias, o son países donde la cantidad de personas bajo la línea de la pobreza es altísima y buscan sustento de formas a veces muy crueles y dolorosas.

 

Mi invitación, a través de este artículo, es fomentar que, al visitar los países más baratos para viajar, te comprometas con ciertas pequeñas prácticas, que pueden ser un granito de arena, para mejorar la vida de sus comunidades.

 

Algunas prácticas que como viajero puedes implementar, para ayudar a las comunidades locales:

 

1) Evita las cadenas hoteleras: busca alojamiento en Bed and Breakfast o pequeños hoteles famliliares. De esta forma el dinero que gastes en este ítem, irá directamente a los bolsillos de los locales y no a grandes cadenas hoteleras que además suelen pagar sueldos de miseria a sus trabajadores.

 

2) Come en mercados o restaurantes familiares: no sólo podrás conocer lo más auténtico de la comida local y aprender un poco más de la cultura (porque vaya que podemos aprender de los lugares por sus mercados), también dejarás tu dinero en manos de quienes se parten el lomo día a día trabajando por sus familias.

Cada país tiene un nombre para estos restaurantes pequeños que sirven comida casera a muy buenos precios, en Ecuador son las picanterías, en Chile las picadas, en Costa Rica las Sodas. Busca el equivalente en el país que visites.

 

3) Evita los voluntariados o estudia la situación local: sé que va a sonar muy impopular este consejo, porque muchos viajeros que viajan por largos periodos, encuentran en los voluntariados una gran manera de ahorrar en alojamiento. Sin embargo en países donde los ingresos son limitados y las regulaciones al respecto inexistentes, muchos dueños de hoteles u hostales, usan este recurso para simplemente no contratar personal y hacer funcionar sus emprendimientos a costa de sólamente voluntariados.

 

La consecuencia de esto es evidente, quitar puestos de trabajos a locales que realmente lo necesitan para sustentar a sus familias, mientras los dueños de estos lugares se llenan los bolsillos a cambio de sólo dar comida y alojamiento a sus voluntarios.

 

No te digo que dejes de hacerlos, pero te aconsejo informarte sobre qué porcentaje del personal que trabaja en un lugar es voluntario. Si los voluntarios superan el 20 ó 30% abstente.

 

4) No botes la comida: parece obvio pero ¿fuiste a comer a un lugar y no imaginaste que el plato que te iban a traer era inmenso?, si no pudiste terminarlo, pide que te lo empaquen para llevar, te aseguro que te encontrarás con alguien en el camino, que estará feliz de poder simplemente comer.

 

Si has visto que en algunas partes de la ciudad la gente está buscando comida en la basura, creeme que no se van a ofender si les das lo que no pudiste comer. Si quieres invitar a alguien que lo necesita a comer, también está perfecto.

 

Estas acciones no van a cambiar el problema de fondo, pero puedes al menos, mejorar el día de alguien que no lo está pasando bien.

 

5) No regatees: sobre esto ya había escrito un artículo entero. Si estás en un lugar donde estás viendo cómo las personas trabajan la artesanía con sus propias manos y además ves que ya están vendiendo el producto de su esfuerzo bastante barato, no caigas en el mal gusto de además pedir rebaja.

 

Sé que hay culturas donde las personas esperan que regatees, pero no es de ellos de quienes estoy hablando aquí. Estoy hablando de quienes demoran semanas en terminar una prenda o un souvenir y además lo venden barato para sustentar a sus familias.

 

Tampoco hablo de los negocios de souvenirs que tienen un stock de supuestos productos locales que abajo dicen made in China.

 

Te dejo aquí el artículo previo viajeros y comercio justo: cuando regatear no es cool

 

 

6) No fomentes trabajo infantil: a todos nos ha pasado que se nos parte el corazón si se nos acercan niños a vendernos lo que sea. En internet circulan videos de personas que para “evitar” que estos niños sigan en las calles vendiendo lo que sea, les compran toda la mercancía, pero esto no evita que vuelvan a casa y les pasen más cosas para seguir vendiendo, con esto no los están necesariamente ayudando.

 

Mi postura al respecto es no fomentar el trabajo infantil, soy consciente de que esta situación se da en gran medida por las precarias condiciones en que las familias viven, pero creo que comprando les hacemos un flaco favor.

 

Yo suelo empacar y llevar siempre conmigo caramelos y pequeños juguetes y se los doy a cambio de nada. Son niños al fin y al cabo y me gusta que aunque sea por un pequeño momento y sin importar lo duras que sean sus vidas lo puedan recordar.

 

Si quieres saber más te comparto esta Guía rápida para ser viajeros responsables que toca otras temáticas tales como el uso de animales en la industria turística, entre otros.

 

Algunos consejos para ti como viajero:

 

Toma precauciones con la higiene: investiga como es el tema con el agua potable, prefiere el agua envasada, evita tomar bebidas con hielo a menos que sepas con qué agua se preparan. Sí, tomar agua envasada aumenta tu consumo de plástico, pero puedes disminuirlo usando botellas reutilizables compactables, de este modo sólo compras un garrafón de agua para rellenar tu botella y luego lo eliminas en algún punto de reciclaje si lo hubiera. Prefiere alimentos cocinados. Lleva contigo alcohol gel. Es preferible tomar precauciones, que terminar con hepatitis como ya lo viví, créanme.

 

Viaja con seguro: no te expongas a enfermarte y tener que peregrinar buscando algún lugar seguro donde encontrar atención médica. Siempre, siempre lo mejor es viajar con seguro y si bien puedes ahorrar viajando a países donde gastarás menos o puedes ahorrar en el valor de los pasajes, en tu salud no lo hagas. Me ha pasado DE TODO viajando y si no fuera porque viajaba con seguro, créeme que estaría endeudada hasta el día de hoy. Aquí te comparto un comparador de seguros de viajes que te permitirá comparar todas las compañías y encontrar el ideal para tí.

 

Si buscas formas de encontrar pasajes baratos aquí de dejo los consejos para encontrar pasajes baratos que realmente funcionan.

 

 

Espero haber abierto el debate, más allá de nuestro propio beneficio como viajeros, para que podamos ser un aporte en las comunidades que visitamos. Somos afortunados de poder conocer y recorrer el mundo, no importa la forma en que lo hagas, si eres mochilero, si viajas por pocos días, me da exactamente lo mismo, lo importante al final es lo que dejas en los lugares que recorres y en ese sentido creo que es mucho lo que podemos aportar.

Errores comunes al comprar pasajes – cómo resolverlos y evitarlos

Errores comunes al comprar pasajes – cómo resolverlos y evitarlos

Existen algunos errores comunes al comprar pasajes, que hasta quienes lo hacemos frecuentemente podemos cometer (de hecho me acaba de pasar y por eso les escribo este post). Aquí les cuento los más frecuentes, cómo evitarlos y si existe forma de corregirlos:

 

1) Equivocarte en las fechas: Hay 2 factores que propician este tipo de errores. El primero es que a veces el calendario que la aerolínea muestra, para marcar las fechas, es poco responsivo o no carga bien y sin querer terminas metiendo una fecha nada que ver.

 

Recuerdo una donde, cada vez que tratabas de poner la fecha, te cambiaba arriba el año, un parto comprar pasajes si no ponías atención.

 

El segundo factor es confundirse cuando un vuelo es de madrugada. Por ejemplo, acabo de comprar un vuelo a las 12:25 AM, yo necesitaba viajar un viernes y en vez de comprarlo para el viernes, sabiendo que viajaría de noche, erré y compré para el jueves.

 

He escuchado a viajeros que han perdido vuelos por esto mismo, porque compran por ejemplo a las 3 AM y en vez de llegar la madrugada de ese día, llegan al siguiente cuando ya perdieron su vuelo.

 

¿qué hacer si ya está cometido? Siempre tienes 24 horas desde el momento de la compra para cancelarla o informar errores como estos para corregirlos. Posiblemente si al buscar el nuevo horario el pasaje esté más caro, deberás pagar la diferencia.

 

Si ya pasaron las 24 horas, según la clase del pasaje comprado, lo más probable es que puedas hacer el cambio, pero te cobrarán, además de la diferencia que pueda haber con el nuevo pasaje, una penalidad.

 

En mi caso me di cuenta demasiado tarde y el cambio con la penalidad me sale 290 usd, así que prefiero volar un dia antes asumiendo mi error y gastar 30 usd en alojamiento pero no 290 por el cambio.

 

No te pierdas aquí los consejos para encontrar pasajes baratos que realmente funcionan

 

 

 

2) Equivocarte en el destino: parece una tontería porque obviamente tu tienes muy claro a dónde quieres ir ¿no? pero resulta que hay muchas ciudades con nombres iguales en todo el mundo, por lo que es importante que te fijes bien al momento de buscar.

 

Por ejemplo no hace mucho un joven escocés encontró un pasaje muy barato para viajar a, según él, Sydney, Australia, pero terminó bajándose del avión en Sydney, Canadá. Imagínense encima no darse cuenta hasta llegar a destino.

 

Para evitarlo lo que yo hago es buscar el nombre y sigla del aeropuerto, siempre los aeropuertos tienen una sigla de 3 letras, por ejemplo: SCL es el de Santiago de Chile, PTY es el de Tocumén en Panamá y aquí les muestro en fotos como es de fácil confundirse.

 

 

Es sorprendente la cantidad de ciudades con el mismo nombre que puedes encontrar

Es sorprendente la cantidad de ciudades con el mismo nombre que puedes encontrar

 

 

¿qué hacer si ya te equivocaste? lo mismo, si no han pasado aún 24 horas desde la compra, llama de inmediato para enmendar el error sin penalidad o cancelar el vuelo, lo que sea más conveniente para tí, porque si los destinos son muy diferentes puede que la diferencia de plata con el destino correcto sea muy alta y prefieras no pagarla.

 

Si ya pasaron las 24 horas la tienes más difícil, o pagas penalidad y la diferencia con el destino correcto o vuelas a conocer una ciudad que no estaba en tus planes, quien sabe, de pronto terminas sorprendiéndote.

 

 

3) Equivocarte en el nombre: si la página de la aerolínea está en un idioma que desconoces, te recomiendo usar un traductor para que no termines metiendo los datos al revés o donde no van. Si sólo se te dieron vuelta un par de letras por escribir rápido, nada más hazte el que no te diste cuenta.

 

¿qué hacer si ya compraste? Puedes llamar dentro de las 24 horas de la compra para corregirlo, si ya pasó este tiempo yo me haría la loca. A veces al llamar para preguntar te asustan con que deberás comprar un nuevo pasaje o pagar cambio de nombre.

 

Mejor llega al aeropuerto como que no te diste ni cuenta y en el mismo counter te lo pueden arreglar si tienen buena voluntad o capaz que no se dan ni cuenta y embarcas sin problema alguno. Esto no supone un problema para entrar al país de destino, no olvides que lo más importante es el número de pasaporte.

 

 

4) Poner el origen y destino al revés: a veces estamos demasiado mecanizados comprando los pasajes y podemos cometer errores como este, poner la ida y la vuelta al revés.

 

¿cómo solucionarlo? ponte en contacto de inmediato con la aerolínea para que corrijan el error. Si al poner los destinos como corresponde hay alguna diferencia en los precios es probable que debas pagarla. Si ya pasaron las benditas y salvadoras 24 horas, lo más probable es que además de la diferencia de tarifas, debas pagar alguna penalidad, a menos que te toque alguien muy buena onda al otro lado del teléfono.

 

 

5) No darte cuenta que tu pasaporte está vencido: La mayoría de las aerolíneas no te pide el pasaporte a la hora de hacer la compra, sino hasta que haces el check in que es entre 72 y 24 horas antes del vuelo, según la aerolínea.

 

Ahora bien, a la hora de comprar tu vuelo no sólo debes considerar que tu pasaporte no esté vencido, sino que para el momento del viaje le queden al menos 6 meses de validez, o no te dejarán abordar.

 

¿qué hacer si ya compraste? si ya lo compraste y luego te diste cuenta que no cumplirá con la vigencia mínima requerida, saca de inmediato un nuevo pasaporte y cuando te toque viajar lleva ambos, el vencido con el que hiciste la compra y el nuevo.

 

 

6) No dejar suficiente tiempo entre escalas: Si estás buscando en un metabuscador es posible que para llegar del origen al destino que quieres, combine distintas aerolíneas.

 

Chequea que el tiempo durante la escala sea suficiente, porque si combinarás distintas aerolíneas y llevas equipaje de bodega, esto implica que deberás recuperar tu equipaje en la escala y volver a chequear con la nueva aerolínea, lo que sin dudarlo te tomará más de una hora, por lo bajo.

 

Lee aquí qué son los metabuscadores de vuelo y cómo sacarles el máximo provecho

 

 

Si por el contrario estás comprando de origen a destino en una misma aerolínea y bajo un mismo código de reserva, por lo general la aerolínea te advierte al momento de comprar dejar un tiempo mínimo en la escala y tu equipaje (si tienes de bodega) irá directo de origen a destino, una preocupación menos.

 

Además por ser un mismo código de reserva, en caso de que el primer vuelo se retrase o haya cualquier imponderable, la misma aerolínea tendrá que embarcarte en el vuelo siguiente (a menos que tu tengas la responsabilidad, ejemplo: que se te ocurra salir durante la escala y no llegues a tiempo a embarcar).

 

¿qué hacer si ya compraste? si crees que tienes poco tiempo entre escalas y estás en riesgo de perder el vuelo siguiente, puedes tomar algunas precauciones para moverte más rápido: viaja sólo con equipaje de cabina para evitar tener que volver a chequear.

 

Al embarcarte en el primer vuelo, habla con la sobrecargo de tu situación, para que te permita desembarcar en forma prioritaria.

 

Estudia el plano del aeropuerto y esto te evitará andar corriendo en círculos y a cruzar los dedos para que no haya retrasos.

 

 

7) No fijarse si la escala sale del mismo aeropuerto: este es un error complejo porque puede que, además, los aeropuertos estén muy lejos entre sí. Un ejemplo frecuente es Londres, donde tienes 4 aeropuertos en los 4 extremos de la ciudad y los tiempos de desplazamiento entre ellos, son bastante largos.

 

Sucede también por ejemplo en Río de Janeiro que a veces llegas a Galeao (GIG) y el siguiente sale de Santos Dumont (SDU). Fíjate muy bien en este detalle al momento de comprar y si no queda más opción que cambiar de aeropuerto, deja el tiempo suficiente.

 

¿Qué hacer si ya lo compraste? cancelar la compra antes de las 24 horas y buscar otro vuelo que tenga suficiente tiempo para el traslado.

 

Si ambos vuelos están dentro del mismo código de reserva y pierdes el segundo porque no te dió el tiempo de llegar, puedes reclamar a la aerolínea, sin embargo ellos mismo suelen dejar un tiempo suficiente para el traslado, cuando se da este tipo de escala (lo que no implique que te vayan a costear lo que te salga el traslado).

 

 

8) No verificar si necesitas visa para la escala que debes hacer: Puede parecer tonto, pero si hay países que te piden tener visa aunque sólo estés de tránsito y ni pienses en salir del aeropuerto. El ejemplo más clásico es EEUU y hay muchísimos vuelos que hacen escala en alguna ciudad gringa antes de partir, por ejemplo a Europa.

 

No olvides verificar este punto pues de no cumplir con este requisito, simplemente no te dejarán abordar.

 

¿qué hacer si ya lo compraste? Cancelar la compra antes de 24 horas o aplicar a la visa que necesitas (si tienes tiempo) y cruzar los dedos para obtenerla sin problemas.

 

 

9) Cuidado con tu tarjeta de crédito: si comprarás en una aerolínea fuera de tu país, a veces el banco lo puede calificar la compra como un movimiento inusual y bloquearla, o peor, bloquear la tarjeta. Te aconsejo avisar a tu banco que harás la compra, antes de intentarlo, así te evitas este tipo de mal rato.

 

Algunas aerolíneas te advierten de avisar a tu banco antes de hacer la compra, otras no

Algunas aerolíneas te advierten de avisar a tu banco antes de hacer la compra, otras no

 

 

Hace unos años me pasó, que estando fuera del país, necesitaba comprar un pasaje, pero necesitaba autorización de mi banco para hacerlo y tenía que ingresar una clave especial al llamar para que se autorizara.

 

El hotel donde me estaba quedando tenía un teléfono que, para tu poder marcar cualquier número, debías antes apretar asterisco, por lo tanto el banco no lograba reconocer la clave y terminé peregrinando en busca de un centro de llamados para poder hacer la bendita autorización. Un parto.

 

¿cómo corregirlo? si se te bloquea la tarjeta llama inmediatamente a tu banco para reconocer la compra y tratar de revertir la situación. Si ya la bloquearon y tienes otra disponible, avisa que harás la compra con esa, para que no la bloqueen también y pide que te repongan la otra a la brevedad.

 

 

10) Pensar en perder la ida y tomar la vuelta: en algunas ocasiones, mientras cotizas pasajes, te darás cuenta que sacarlo ida y vuelta, te sale más barato que sacarlo por sólo un tramo.

 

Si piensas usar sólo un tramo de un pasaje que sacaste ida y vuelta, que sea la ida, pues cuando compras un pasaje ida y vuelta y no usas la ida, pero piensas usar la vuelta, esta se anula automáticamente, por no haber tomado la primera patita del viaje.

 

Encuentra aquí free walking tours en español en todo el mundo y mucho más

 

 

 

11) hacer refresh a la página mientras se realiza el pago: en ocasiones, sin quierer, actualizamos la página mientras se hace el pago o lo hacemos conscientemente, cuando la web de la aerolínea se pega mientras hacemos la compra, momentos de terror ¿no? al final terminamos con 2 cargos en la tarjeta de crédito y uno o dos pasajes al mismo destino según sea el caso.

 

¿cómo solucionarlo? espera que el código de reserva ya se haya generado y haz un print de pantalla de tu compra, si por algún error de la aerolínea no te llega la confirmación a tu mail, para que tengas evidencia de tu compra y te envíen tu voucher correspondiente. Por otra parte, ponte en contacto con tu banco para desconocer el pago que esté duplicado. Generalmente cuando ellos ven un pago duplicado, con una diferencia pequeña en tiempo, dan por entendido que se trata de un pago duplicado y lo anulan sin problema, pero debes solicitarlo.

 

Espero con estos ejemplos de errores comunes al comprar pasajes, puedas evitar caer en ellos y que si ya los cometiste, tengas el tiempo suficiente para no pagarla caro. Lo más importante es que sepas, que las 24 horas posteriores a la compra, son cruciales para resolver la mayoría de los  problemas ¿listo para tu próxima aventura?

Todo lo que debes saber para visitar el volcán Quilotoa en Ecuador

Todo lo que debes saber para visitar el volcán Quilotoa en Ecuador

Visitar el volcán Quilotoa, para mí, fue el punto más extraordinario de mi viaje por Ecuador que incluyó Quito, Baños de Agua Santa y Guayaquil. Aquí te compartiré mis recomendaciones para visitar el volcán Quilotoa y todo aquello que debes considerar, antes de iniciar tu viaje, para que tengas la mejor experiencia:

 

Consideraciones sobre Quilotoa:

 

El volcán se encuentra en la provincia de Cotopaxi, en la sierra ecuatoriana, a unas 3 a 4 horas desde Quito. Tiene una altura de más de 3800 msnm y su atractivo radica en la laguna que se formó en el cráter de este, que por efecto de los minerales volcánicos, tiene un tono verde esmeralda.

 

Cuando llegas al volcán, llegas directamente al mirador que está en la cima, no es que vayas a tener que subir los 3800 metros, lo que realmente haces, es bajar hasta la laguna, que es un trayecto de unos 280 metros de bajada, por una huella en pendiente bastante vertical.

 

Bajar te tomará entre 30 minutos y una hora de acuerdo a tu estado físico, subir, sin embargo puede tardarte el doble, la altura pega y aunque parezca un tramo corto se hace duro entre la altura y las piedritas del camino. Te darás cuenta de lo que te digo, cuando veas cómo vienen, los que vienen subiendo.

 

Desde 2017 no se cobra entrada sin embargo hay otros servicios que si son de pago, como el parking, el uso de baños, además de que encontrarás lugares donde comer, hospedajes, artesanías, etc.

 

¿Cómo llegar al volcán Quilotoa?

 

En auto particular: son entre 3 y 4 horas desde Quito. Si lo haces de este modo te recomiendo mucho parar antes en el Cañón de Toachi, es un sitio realmente impresionante y queda a la pasada. Hay parqueadero en el mirador del volcán y el parqueo tiene un valor de 4 usd.

 

Cañón de Toachi

Cañón de Toachi

 

El camino una vez que sales de la ciudad no tiene demasiada dificultad, pero los ecuatorianos son bastante arriesgados para conducir, por lo que te recomiendo conducir a la defensiva.

 

 

En tour: Encontrarás gran cantidad de tours que te llevan desde Quito en modo full day y en los cuáles además visitas otras áreas de interés en los alrededores. También hay tours full day que incluyen los volcanes Cotopaxi y Quilotoa  por unos 45 usd promedio y duran unas 12 horas en total.

 

 

Por tu cuenta: desde Quito deberás dirigirte a la terminal de buses de Quitumbe y tomar un micro hasta Latacunga (valor aproximado 3 usd y 1,5 horas de camino), desde Latacunga tienes 3 opciones:  

 

– Puedes tomar un transporte directo de Cooperativa Viveros por otros 2,5 usd, pero fíjate bien en las frecuencias, porque suelen ser irregulares.

 

– Puedes tomar otro micro por 5 usd, con destino a Quevedo o La Mana y bajarte en Zumbahua, desde donde tendrás que tomar una camioneta pick up que por otros 5 ud te dejará en el mirador.

 

– Puedes tomar un taxi que te lleve en forma directa, te cobrará unos 25 usd.

 

Recomendaciones para visitar el volcán Quilotoa:

 

1) Buen calzado: indispensable a mi juicio. La huella para bajar y subir tiene bastantes piedritas sueltas que suponen una dificultad extra a la hora de moverse y un buen calzado sin duda te ayudará a tener un mejor agarre. Además de la pendiente del camino y las piedritas, deberás esquivar a los burros bajando y subiendo, lo que no es menor.

 

A medida que el sol sale la laguna se ve de un turquesa brillante

A medida que el sol sale la laguna se ve de un turquesa brillante

 

2) No te exijas demás: cada persona es única, escucha a tu cuerpo, si sientes que necesitas parar hazlo, cuando subas hazlo a tu ritmo, por lo que te pido considerar tener tiempo suficiente para que no tengas apuro por subir.

 

Entre las medidas que puedes tomar para mitigar la altura están los caramelos de coca

Entre las medidas que puedes tomar para mitigar la altura están los caramelos de coca

 

Lee aquí mis consejos para sobrevivir al mal de altura, que te ayudarán a sobreponerte si empiezas  sentir los síntomas de este.

 

 

3) Baja con agua: abajo no venden nada, baja mejor con tu propia botella. Lo que sí encontrarás abajo es el arriendo de kayaks y baños, principalmente para quienes se quedan abajo.

 

4) Puedes quedarte si quieres: encontrarás hostales dentro del recinto con valores que van desde los 10 usd en habitaciones compartidas y de mayor valor si quieres más comodidad. Puedes hacer tus resevas previas y ver valores en Booking.

 

5) Puedes acampar también: puedes acampar abajo y despertar con la increíble vista de la laguna en el cráter. No vi arriendo de equipo para acampar por lo que te aconsejaría llevar tu propio equipo. Considera además que tenga buen aislamiento por si llueve y buen abrigo para la noche. Lleva también comida o snacks y agua.

 

6) No uses a los burros: por favor si sientes que no serás capaz de subir, simplemente disfruta las vistas desde arriba. Verás que hay cientos de burros para acarrear a los turistas de vuelta y bajan y suben incontable cantidad de veces durante el día. Si bien es una fuente de ingreso para los lugareños, que cobran 10 usd por el servicio, para los animales es una carga súper fuerte. Se un viajero consciente y responsable y evítalo.

 

Los animales suben y bajan innumerable cantidad de veces al día

Los animales suben y bajan innumerable cantidad de veces al día

 

7) Atento al clima: entre enero y mayo es temporada de lluvias, yo fui en abril y me tocó un poco nublado y se puso a llover mientras estaba en el kayak, aún así fue una experiencia inolvidable sin duda. La temperatura promedio oscila entre los 12° y los 20° celsius, sin embargo por la noche puede descender, para que lo consideres si decides acampar. Una capa para lluvia biodegradable no ocupa espacio en tu mochila y puede ser de gran utilidad.

 

8) Para comer: en los restaurantes del recinto encontrarás menús sencillos desde 5 usd, también encontrarás antojitos al paso en la zona donde se encuentra la feria artesanal, donde para mí el imperdible es el maduro con queso por 1 usd. En la zona del mirador hay vendedores que tienen agua, snacks y también venden dulces de coca, de gran ayuda contra el mal de altura.

 

Actividades que puedes realizar al visitar el volcán Quilotoa:

 

Si bien la sola vista desde el mirador te hará sentir que llegar hasta aquí valió la pena, hay otras cosas que puedes hacer:

 

– Kayak en el cráter: para mi una actividad imperdible, hacer kayak en la laguna del cráter de un volcán es sin duda una experiencia que vas a querer atesorar en tu lista de experiencias viajeras. El valor es de 3 usd por 30 minutos y te pasan chalecos salvavidas. No hay un lockers para dejar tus cosas mientras lo haces, por lo que te recomiendo ponerle un candadito a tu pertenencias.

 

Haciendo kayak en el cráter del volcán, otro sueño viajero cumplido

Haciendo kayak en el cráter del volcán, otro sueño viajero cumplido

 

– Trekking bordeando el cráter: existe un sendero por los picos del cráter, de 12 kilómetros, por el cual puedes darle la vuelta entera a la laguna y dicen que las vistas son impresionantes. Sí se recomienda tener un buen estado físico para hacerlo puesto que el camino no es del todo parejo. Este recorrido toma entre 5 y 6 horas hacerlo completo, pero dependerá mucho de tu estado físico.

 

– Miradores y columpios: además del mirador de arriba, te encontrarás con un par de miradores más mientras bajas y un par de columpios para disfrutar. Los columpios que uno encuentra en Ecuador sin duda tienen unas vistas de ensueño.

 

Vistas del volcán Quilotoa

Vistas de los miradores del volcán Quilotoa

 

 

Ecuador es un país muy completo, de eso no tengo duda, Quito me pareció hermoso y Baños de Agua Santa un verdadero sueño, además de ser una destino barato de conocer en cuanto a comida y hospedaje.

 

Lee aquí mis 6 motivos para visitar Baños de Agua Santa en tu visita a Ecuador.

 

 

Visitar el volcán Quilotoa, sin embargo me parece que es algo único y por tanto un imperdible si estás de paso por el país. ¿ya lo conoces? cuéntame qué te ha parecido

Pueblos mágicos mexicanos- Guanajuato, colores, bohemia y alboroto

Pueblos mágicos mexicanos- Guanajuato, colores, bohemia y alboroto

Guanajuato ciudad es pueblo mágico también y citando a mi amiga Osbe «es de los que no te puedes perder».

 

Llegamos a Guanajuato pasada la hora de almuerzo, lo primero que llamó mi atención es que la ciudad está en un enclave, rodeada de cerros con casas de colores y que entras a la ciudad por medio de túneles. Salvo este último detalle mi cabeza pensó automáticamente «Valparaíso»,  es ese chip que tenemos, que relaciona lo conocido con lo que empezamos a conocer.

 

Nos dispusimos a buscar nuestro hotel, había hecho yo una reserva en Booking, mi amiga me había dicho busca algo así como un «hotel boutique» y reservé este que se veía bonito a un precio razonable, pero la verdad nunca imaginé con lo que nos encontraríamos. Se trataba de Villa María Cristina.

 

Tan pronto llegamos, se acerca un ballet parking, veníamos transpiradas, con nuestro auto rentado hecho un desastre entre antojitos de bencineras, latas de bebida, bolsas de papitas y demases y creo debe haber pensado «quienes son estas hippies».

 

Se llevó nuestro carro y entramos a registrarnos y el hotel era ¡puro lujo! Quien nos recibió tras hacer el check in, nos hizo un tour, nos mostró el spa, el restaurant, la piscina y hasta una sala de cine con butacas «por si quieren ver Netfix», intentamos disimular el asombro. No porque no conociéramos hoteles similares, sino porque las descripciones y fotos de Booking sin duda quedaban cortísimas!

 

Llegamos a nuestra habitación y era un sueño, las camas eran una nube, el balcón daba a la piscina exterior temperada, el baño con productos de L’Occitane. No daban ganas de salir más de ahí, pero la misión era conocer Guanajuato así que abrimos una botella de vino chileno que había llevado, brindamos por la vida y las amistades viajeras y salimos, rumbo al centro.

 

Villa María Cristina nos dejó boquiabiertas

Villa María Cristina nos dejó boquiabiertas

 

Tan pronto llegamos empecé a entender que este pueblo mágico no era como los demás. Veníamos de Valle de Bravo y Peña de Bernal, ambos muy tranquilos. Guanajuato, que es más ciudad, era todo lo contrario: muchísimo movimiento, gente yendo en todas las direcciones, bulla, alboroto, colores, bohemia, de nuevo pensé «Valparaíso».

 

Quienes conocen Valparaíso no podrán negar el parecido y como yo lo amo, obvio amé Guanajuato también

Quienes conocen Valparaíso no podrán negar el parecido y como yo lo amo, obvio amé Guanajuato también

 

Mi amiga se quejaba de que estaba descuidado, que antes no era así que había basura por todos lados. Fuimos a conocer la universidad, uno de los íconos de la ciudad, el bellísimo teatro Juárez, su plaza llena de música con parejas bailando. Guanajuato es una mezcla de arquitectura colonial, casitas de colores, callejones estrechos adoquinados, comida callejera, un festín para los sentidos.

 

El Teatro Juárez, la Universidad de Guanajuato y los túneles con el Pípila coronando el cerro

El Teatro Juárez, la Universidad de Guanajuato y los túneles con el Pípila coronando el cerro

 

Nos perdimos por sus callecitas coloridas y encontramos un espacio, tipo centro cultural, donde pude ver como armaban el altar de muertos. Yo boquiabierta, absorbiendo cada detalle, cada sonido, el aroma del copán, absorta como gran parte de este viaje.

 

La preparación de los altares y estos tradicionales muñecos de papel maché

La preparación de los altares y estos tradicionales muñecos de papel maché

 

Comimos algo en uno de los restaurantes alrededor de la plaza con una cerveza y el plan luego era participar luego de las «callejoneadas» que son típicas de Guanajuato.

 

En ellas, un grupo de gente acompaña a una alegre estudiantina, que entre cantos y bailes, acrobáticos a ratos, te va contando la historia de los callejones de la ciudad. Hasta llegar al icónico callejón del beso.

 

La vida en la ciudad de Guanajuato no para de día ni de noche

La vida en la ciudad de Guanajuato no para, de día ni de noche. A la derecha el icónico callejón del beso

 

Y claro no solo es mirar, al final todos terminan participando de algún modo, actuando, bailando, cantando y hasta bebiendo. Los mexicanos son expertos en contagiar su alegría, lo puedo asegurar.

 

En víspera del día de muertos los chicos de la estudiantina se pusieron a tono y hasta se disfrazaron. La monja apareció a medio camino, de pronto, dando un buen susto a varios

En víspera del día de muertos los chicos de la estudiantina se pusieron a tono y hasta se disfrazaron. La monja apareció a medio camino, de pronto, dando un buen susto a varios

 

Me pareció una fiesta callejera imperdible si visitas Guanajuato. Las participaciones las venden en la plaza, tienen un valor aproximado de 100 pesos mexicanos y salen cada 15 minutos a partir de las 19 horas, con el costado del teatro Juárez como punto de partida.

 

Al terminar el recorrido, nos sentamos a terminar el vino que nos quedaba y los días de comida mexicana empezaron a pasarme la cuenta, nuestras ganas de fiesta se opacaron, ante las señales de alerta de mi cuerpo, de que estaba abusando de las comidas irritantes. Volvimos al hotel a descansar.

 

El plan al día siguiente, era partir ojalá antes del medio día y parar a almorzar en San Miguel de Allende, antes de seguir un largo camino a Puebla. Pero no queríamos irnos sin disfrutar un poquito del hotel, por lo que a las 8 de la mañana ya estábamos sumergidas en las aguas de su maravilloso spa, para luego disfrutar de un masaje Lomi Lomi, sugerido por las terapeutas, que es de los mejores que he probado en el mundo (sin exagerar).

 

Las aguas del spa estaban a una temperatura perfecta y la sala de masajes era un lujo, con cvamillas ajustables en altura, productos de L Occitane y terapeutas de primer nivel

Las aguas del spa estaban a una temperatura perfecta y la sala de masajes era un lujo, con camillas ajustables en altura, productos de L Occitane y terapeutas de primer nivel

 

Relajadas, nos armaron una mesa en los jardines para desayunar y aunque me hubiera quedado un mes, seguimos nuestro camino, quedaban aún lugares por conocer.

¿conoces las cápsulas para dormir en el aeropuerto de Ciudad de México? Aquí te cuento todo sobre ellas

 

Guanajuato es sin duda la prima alegre y fiestera de esta gran familia de pueblos mágicos mexicanos. Colorida, alborotada y llenísima de vida. Aunque sólo le di una probadita, recomiendo sin pensarlo pasar por la ciudad si tienen la oportunidad.

 

Mis mejores trucos para reservar alojamientos en Booking

Mis mejores trucos para reservar alojamientos en Booking

Booking ha sido desde el 2012 mi sitio de reservas de alojamiento favoritos, por la gran variedad de alojamientos que ofrece y las opciones y filtros que puedes usar. Puedes encontrar desde villas, hoteles boutique, casas particulares, all inclusive, hasta hostels y bed and breakfast. Para mí lo tienen todo.

 

Aquí te dejo mis trucos para reservar alojamientos en Booking, de modo que logres encontrar exactamente lo que buscas al mejor precio y con toda la seguridad del mundo al reservar. Con estos trucos no pasarás nunca un mal rato.

 

 

1) Usa los filtros: cada vez que busco alojamiento luego de poner la ciudad, fechas y número de personas uso los filtros.

 

Primero ordeno los alojamientos por precio de menor o mayor, lo que me ayuda para saber a lo que puedo acceder, según mi presupuesto.

 

Luego filtro aquellos que tengan puntuación mínima de 8, luego que tengan cancelación gratuita y si son ciudades grandes filtro por la zona específica donde me quiero quedar.

 

Verás que hay varias opciones más, como filtrar por tipo de alojamiento o por aquellos donde no requieras tarjeta de crédito. Esto te ayudará a acotar la búsqueda a tus verdaderas necesidades.

 

 

2) Busca alojamientos con puntuación mínima de 8: con esto aseguras que estén realmente bien evaluados en todos los aspectos que Booking considera a la hora de preguntarle a los huéspedes por su estadía.

 

Lo que me gusta de Booking en cuanto a las evaluaciones (que también pasa en Airbnb, Couchsurfing y Hostelworld) es que son de quienes realmente se quedaron en el lugar. A diferencia de lo que pasa con Tripadvisor, donde cualquiera puede comentar y por tanto ha perdido mucha credibilidad.

 

 

3) Lee todas las evaluaciones: siempre te mostrará algunas, lee todas incluso las más malas para hacerte la idea de qué es lo más molesto que podrías encontrar.

 

Algunas veces puede pasar que la gente haga criticas un poco absurdas que no tienen mucho que ver con el alojamiento, como que no salió el sol, pero otras te pueden ser útiles para considerar a ver si son cosas que puedes transar.

 

Me pasó con una reserva en un hotel de cadena en Montevideo hace un tiempo que no era precisamente barato, que los huéspedes se quejaban de que las almohadas eran muy incómodas, pero pensé que era una exageración. Resultaron siendo realmente insufribles, súper altas y durísimas, terminé metiendo toda la ropa de mi maleta en la funda para hacer mi propia almohada jajaja.

 

 

4) Descarta alojamientos sin evaluaciones: lo sé, puede jugar en contra de aquellos alojamientos que son nuevos, pero debes ver si es un riesgo que estás dispuesto a correr.

 

Hace unos años reservé en un hotel nuevo en San Telmo, Buenos Aires, se veía hermoso, muy moderno, pero no tenía calificaciones. Caí porque me sedujeron las fotos de todo nuevo.

 

Resultó ser que el servicio era horrible, me encontré al llegar con la habitación aparentemente hecha, pero los basureros con la basura de los huéspedes anteriores y bolas de pelo en el suelo, 2 días no hicieron la habitación y encima, al frente había una casa abandonada donde hacían fiestas clandestinas, entonces las noches eran mitad ruido de la fiesta, mitad los policías intentando desalojar. Si hubiera habido comentarios probablemente esto lo hubiera sabido.

 

 

5) Revisa la zona en que está el alojamiento: como te decía, en ciudades grandes puedes buscar en la zona específica en que te quieres quedar. Si no conoces lee y busca información sobre los barrios para no llevarte sorpresas.

 

Hace unos años atrás cometí este error en Atenas, venía de un cansador viaje por Europa y encontré hoteles con muy buena puntuación, bonitos y a un precio muy barato.

 

Reservé fijándome, solamente, en que estuviera cerca de una estación de metro, para moverme con facilidad. Lo que no investigué es que esa zona y alrededores eran zona de prostitución callejera y drogas duras, por lo que finalmente terminé por no moverme del hotel después de cierta hora, para no correr riesgos y aunque el hotel era lindo, por las noches se oían gritos de la calle y resultó bastante aterrador.

 

 

6) Usa la opción de “cancelación gratuita, paga después”: Cuando vayas a seleccionar habitación te saldrán varias opciones. Por lo general las primeras de arriba dicen “no reembolsable” y suelen ser más baratas, pero implican que ante cualquier problema no podrás cancelar la reserva y se te cobrará la totalidad.

 

Mi opción favorita, aunque suele ser algunos dólares más cara, es la de “cancelación gratuita, paga después”. Esta modalidad implica dos cosas,  la primera es que tienes hasta cierta fecha (que se te informa) para cancelar la totalidad de tu reserva sin que te cobren nada, ideal por si tienes algún contratiempo o estás preparando algún viaje con demasiada antelación, que pueda sufrir variaciones.

 

La segunda, implica que pagarás al llegar al lugar, ni un minuto antes. Lo que te da tiempo de ahorrar antes de tu viaje, pues seguramente puede que estés pagando pasajes u otros y prefieras pagar el alojamiento en el lugar. Vale la pena pagar unos pocos usd extra por tener más flexibilidad a la hora de reservar.

 

 

7) Una semana antes escríbele a tu alojamiento: nunca he tenido problema alguno con las reservas y lo uso muy seguido, pero siempre les escribo una semanita antes para verificar que todo esté bien y avisar mi hora aproximada de llegada.

 

Es la instancia también, por ejemplo si llegas antes de la hora del check in, de preguntar si puedes dejar tu equipaje custodiado, etc. Para esto busca dentro de tu reserva la opción “ponte en contacto con tu alojamiento”.

 

 

8) Lee la letra chica: antes de reservar lee todo sobre los servicios y condiciones del alojamiento. A veces hay ciudades donde se cobran impuestos específicos por noche a los turistas y estos y otros impuestos, a veces, no están incluidos en el valor que ves en Booking, pero salen especificados en las condiciones. De este modo no te llevas sorpresas.

 

Infórmate de otras cosas que pueden ser importantes como si cuentan con recepción las 24 horas, los horarios de check in y check out, si incluye o no desayuno, si tiene parking en caso de que andes en auto, etc.

 

 

 

9) Crea listas por ciudad: Si estás planeando con bastante anticipación y aún no te decides por el alojamiento que quieres para tu viaje, puedes crear listas, ponerles el nombre de la ciudad y empezar a guardar en ellas los que veas que más te gusten. De este modo, al momento de decidir, te será más fácil comparar entre tus favoritos.

 

 

 

10) Aprovecha las ventajas de ser Genius: desde que haces 2 reservas en adelante pasas a ser Genius y esto implica que tienes beneficios adicionales, como ofertas especiales, posibilidad de hacer early check in o late check out en algunos alojamientos o tragos de cortesía.

 

 

11) Aprovecha los códigos de descuento y recomienda a amigos: todos quienes están en booking, tienen enlaces que pueden mandar a amigos para que reserven su próxima estancia con 10% de descuento. No importa si tu cuenta es nueva o antigua, si nunca haz usado un código podrás usarlo, pero sólo una vez por cuenta.

 

Por su parte si tus amigos usan tu código, tu ganas un reembolso de dinero de 15 USD, que una vez que ellos completen su estadía se va directo a tu tarjeta de crédito. El máximo de reembolso son 150 USD osea, 10 amigos que hayan usado tu código. Si andas en busca de uno aquí te dejo mi código de descuento.

 

 

12) Recuerda que prometen el mejor precio garantizado: esto implica que si encuentras un precio más bajo para el mismo alojamiento en otra página, te reembolsarán la diferencia, así que atento a esta posibilidad.

 

Espero que mis trucos para reservar en Booking te ayuden a encontrar más fácil el tipo de alojamiento ideal para tí, con los mejores precios y de tal manera de que tu reserva sea segura y tu próxima escapada fenomenal!! ¿te gusta Booking? cuéntame tu experiencia.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: